15 directores que se inspiraron en su infancia para sus películas

EFE Vídeos

Sensual y soñadora, la piel de leopardo es la gran apuesta de Peacock

Los Ángeles (EEUU), 19 de noviembre (EFE). – Dolor de estómago, ensoñaciones variadas y una atmósfera de tensión sexual constante envuelven a “Leopard Skin”, la nueva serie dramática de la plataforma de streaming Peacock (NBCUniversal). una de las mejores apuestas de la temporada. Esta producción, dirigida por el director venezolano Sebastián Gutiérrez, cuenta la historia de una banda de delincuentes que, huyendo de un robo fallido en una joyería de diamantes, se ven obligados a esconderse en una finca en una remota playa mexicana. Lejos de convertirse en el refugio que esperaban, los delincuentes encontrarán un lujoso lugar en el que vivirán dos inquietantes mujeres solitarias y un documentalista perdido que viaja con su enigmática novia. Lo que viene a continuación es una asombrosa aventura que puede parecer anticuada o anticuada porque utiliza la estructura típica de atracos, fugas y tomas de rehenes, pero se convierte en una obra dramática que se desvía de esa narrativa clásica y se enfoca en la relación de sus personajes. Los secretos, ambiciones, tentaciones y traiciones entre ellos funcionan como el hilo conductor de los 8 capítulos en los que el espectador se adentra en una realidad onírica con saltos temporales pudiendo incluso perder de vista el detonante de la historia -el atraco- y sucumbir a la oscuridad. agujeros en la psique humana. Las actrices de la serie son Carla Guguino (Alba Fontana, en la obra), Ana de la Reguera (Inocencia), Gaite Jansen (Batty), Jeffrey Dean Morgan (LaSalle), Amelia Ave (Maru), Gentry White (Malone) y Nora Arnezeder (Sierra), Margot Bingham (Clover) y Philip Winchester (Max). “Las buenas historias se construyen con personajes de personalidad profunda y ella sin duda las tiene”, dijo Guguino a Efe en una entrevista previa al estreno. La serie a menudo revela conversaciones internas entre los personajes, lo que permite a los espectadores acceder a una dualidad compuesta por las apariencias de los protagonistas y su comprensión de sí mismos. Un atractivo recurso narrativo, muy presente en personajes como el documentalista, que escucha una voz en off que dice “Me llamo Max Hammond y coqueteo con el peligro” cada vez que se mete en líos. “Son historias dentro de historias en un formato muy cinematográfico con componentes novedosos, así que creo que no dejarán indiferente a nadie”, explicó la actriz estadounidense, que también ha trabajado en otras series como “Manhunt” o “The Haunting of Hill House”. “. es conocido. Además, a pesar de ser una serie dramática, Gutiérrez optó por atenuar la intensidad de la trama con chistes oscuros o chistes que dejan al espectador con la duda de con quién empatizar. Al mismo tiempo, se está interesando cada vez más en la historia. El otro gran pilar visual de la obra es el uso de la desnudez, las escenas de sexo y el componente de atracción sexual como medio para expresar en ocasiones las blasfemias o malas intenciones que ocultan las relaciones entre sus protagonistas. “Es algo muy provocador y difícil de definir, son personajes que intentan encontrarse a sí mismos sin reprimir sus deseos; es el hombre mismo quien explora las sombras y la oscuridad. Es nuestra propia naturaleza”, dijo la intérprete del personaje de Alba en la serie. En definitiva, Sebastián Gutiérrez utiliza una enorme variedad de recursos para retratar a sus personajes de manera descarnada, utilizando el robo y la fuga inicial como excusa para crear una historia tan inquietante como humana. “Es mejor no ver ‘Piel de leopardo’ y pensar ‘ah, eso es bueno y eso es malo’, porque así no funciona el programa y quizás la vida tampoco”, concluyó Guguino sobre la producción, que arranca ya disponible en transmisión. Pavo real. c) Agencia EFE

Leer :   Maribel Verdú y el cine que nunca muere y nunca morirá