“A pesar de ‘La casa de papel’ vivo en un piso en Usera”

Uno mas. Quizá Álex Rodrigo esté buscando que en cada adaptación cinematográfica de una serie, que cada uno tenga su papel, pero sin protagónicos ni teatralidades, que nadie pierda de vista el proyecto común. Y así sucedió en La casa de papel, la exitosa serie de cinco temporadas que ha cautivado a millones de espectadores en todo el mundo. Una trama muy animada y unos personajes que tienen mucho que contar en cada capítulo, tanto con mono rojo y máscara de Dalí como sin nada, en esta gran familia de ladrones liderada por El Profesor y con su Bella Ciao como himno reivindicativo de fondo. .

En este encuentro de CiBRA, como director de “La casa de papel”, ¿qué puedes contarles a los alumnos del Institut Alfonso X sobre la creación de esta aclamada serie?

Me contactaron para unirme a una mesa redonda en CiBRA y explicarles cómo es el proceso creativo de “La casa de papel” y como somos estudiantes de visual y audio vine a transmitirles cómo se filma, produce y filma una serie de estos largometrajes. concebido, de principio a fin el montaje. También cómo trabajamos los directores con los equipos de guion, porque en series tan grandes se ruedan varios capítulos en paralelo, con diferentes directores y un equipo de guion que ahora está formado por seis personas. .

Leer :   '¿Quién es Anna?': una víctima de Anna Sorokin demanda a Netflix

Habla de hasta seis guionistas, pero ‘La casa de papel’ también tuvo siete directores…

Sí, dependiendo de la temporada. Por lo general, éramos tres y, a veces, un cuarto respaldo, pero nunca solo uno. Son series con muchos capítulos y un nivel de complejidad muy alto. He hecho rodajes de acción y fueron bastante pioneros en España por el tipo de escenas que hicimos. Tuvimos la ventaja de trabajar con la fábrica de moneda y sellos y el Banco de España, lugares donde los atracadores tienen sus decorados y se desarrollan las tramas, pero al mismo tiempo el hangar de El Profesor, la carpa policial y otra serie que se paralelo a esto se convirtieron en tramas recreadas fuera del escenario principal que se vieron obligadas a filmar en múltiples unidades diariamente que requerían múltiples directores para filmar y editar lo que se estaba filmando.

Leer :   El recuerdo de Bambino, presente en el prestigioso Festival de la Guitarra de Córdoba con la proyección de su película

¿Es difícil llegar a un acuerdo entre los directores? Tal vez cada uno tiene su propio estilo y forma de hacer fotos…

Siempre digo que hay que dirigir a los actores muy a fondo de la misma manera y que los personajes son siempre los que ves como espectador. Sin embargo, a nivel técnico, visual, cinematográfico y estilístico, cada uno es diferente, pero el espectador de a pie no se da cuenta hasta que trabaja a partir de él, conoce la manera de trabajar de cada director y puede detectar las diferencias.

Por otro lado, esta nueva era, en la que las series son tan importantes y en la que trabaja tanta gente, crea un nuevo camino dentro de la industria, de forma que se diluye la noción de autor que tiene el mundo del largometraje, es decir, eso de ser una película de… Es un trabajo más colectivo y me parece muy interesante como propósito profesional y de vida. Es maravilloso que tanta gente esté dispuesta a hacer una serie con su propio sello común.

Leer :   Se suponía que la Fase 3 terminaría después de Avengers: Endgame, pero la cancelaron: la película que Marvel anunció con estilo y nunca se hizo - CINEMABLEND

¿Cuáles de las cinco temporadas de “La casa de papel” fueron los momentos más complicados?

El inicio de la primera temporada fue complicado porque era un género que nunca se había hecho en España y había que marcar la pauta. “La casa de papel” tiene un tono trepidante y oscilamos entre el thriller, la acción, los momentos de comedia, el drama intimista… Recorrer todos esos tonos hacía una montaña rusa de emociones que el espectador se aferra a fue un gran desafío para ti. En ese entonces hablamos mucho en la preproducción y creo que esa es la clave para que esto suceda.

La quinta y última temporada de la serie también fue muy intensa. Tuve que filmar todo lo que sucedió cuando el techo se derrumbó y los militares descendieron en rappel y se hizo realmente grande. Ni los mejores profesionales de los efectos especiales con 30 años de experiencia lo habían conseguido, así que nos enfrentábamos a una movida que habíamos visto en películas americanas que nunca se habían rodado en España. Desarrollarlo desde cero fue un proceso muy largo, muy hermoso, desafiante y hubo muchos momentos en los que pensé que sería muy lamentable si salía mal.

Leer :   una historia real con final triste en Netflix

Imagino que fue más difícil rodar las temporadas en las que los atracadores estaban en el Banco de España, que estaba más concurrido que Casa de Moneda y Timbre.

En cuanto a la acción, el Banco de España fue más espectacular, pero también nos vino muy bien tener escenas de acción en las Temporadas 1 y 2 antes de llegar a ese papel más hiperbólico porque nos sirvió de entrenamiento.

¿Qué pasa por tu mente cuando escuchas que 65 millones de espectadores en todo el mundo disfrutaron de la cuarta temporada del programa?

Me tomó un tiempo creerlo y me quedo con la parte divertida porque somos un país que no ha tenido tanto éxito de equipo técnico y artístico. Lo gracioso fue la transición de la segunda temporada a la tercera porque no podíamos creer que todos usaran monos rojos en el carnaval de Río de Janeiro como sucedió en los estadios de Francia y Turquía.

Leer :   la pelicula que debes ver si te gusto la ira de dios

En ese momento estaba rodando “El muelle” y los extranjeros empezaron a impedir que Álvaro Morte gritara “El profesor, el profesor”… En ese momento pensamos que había pasado algo. Fue muy raro rodar en La Albufera y encontrarnos yendo a una terraza de Valencia donde se agolpaban todos los extranjeros para ver a Álvaro. Teníamos que ser conscientes y tratar de no agobiarte porque es cierto que tienes muchas limitaciones creativas cuando piensas en esos 65 millones de espectadores en el metraje que filmas.

Hay directores de cine que se quejan de las plataformas por su rapidez en estrenar películas que llegan a los cines, pero Netflix fue vital para Money Heist, ¿no?

Leer :   Confirman si la nueva película de Karate Kid estará en el universo Cobra Kai

Sí, fue un éxito tan rotundo que al principio apenas podíamos creerlo. En Antena 3, la mamá que eligió la serie que le estaremos eternamente agradecidas hizo unos números que no fueron del todo malos, pero no fue un éxito rotundo. Y en Netflix se compró como muchas otras series, no nos apetecía pegarle y empezó a dar saltos de países. Estamos muy agradecidos.

¿Es difícil decir adiós a una serie como esta?

Sí mucho. Fue un gran proceso de duelo. Cuando estábamos filmando y sabíamos el cronograma y la fecha de finalización, ibas al set todos los días y empezabas a ensayar con los actores, sabiendo que no habría muchos días como este. Empezamos a sufrir meses antes y llegamos al final del rodaje tan agotados que nos dimos cuenta de que habíamos sufrido un duelo de tres meses.

Leer :   Estrenos de Netflix en octubre de 2022: todas las series y películas

Además, desde el final del personaje de Tokio hasta el final de la serie, filmamos en condiciones especiales porque estábamos en una pandemia y parecía que el mundo se derrumbaba fuera del set mientras filmamos durante once horas como si estuviéramos en un burbuja que intentábamos disfrutar cada minuto porque no sabíamos ni qué hacer afuera. Sin saber si el mundo se acabaría mañana.

Hay una versión coreana de La casa de papel. ¿La has visto?

Estoy tan avergonzado que no lo he visto todavía. No sé si me gustará o me sorprenderá, pero aún necesito un poco de distancia.

Fue difícil completar La casa de papel, un capítulo final que tuvo que ser reescrito 33 veces.

Leer :   88 series, películas y documentales en Netflix, HBO Max, Filmin, Disney+, Movistar Plus+, Amazon, FlixOlé y Apple TV+

Sí, a los escritores se les dieron muchas opciones para lograr este final y mantener altas las expectativas. No puedes complacer a todos los fanáticos, pero debes poder mirar hacia atrás dentro de diez años y estar orgulloso del final. Hay una responsabilidad con la historia y mucha presión con los espectadores y con el Premio Emy…

Ahora se prepara una serie con Berlín, uno de los personajes de “La casa de papel”. ¿Todos los personajes podrían tener un spin-off?

Durante los descansos del rodaje, soñamos con cómo sería una serie de Denver, Tokio o Río. En el caso de Berlín, es como si un desarrollo se interrumpiera por su muerte en la segunda temporada, y sentimos la codicia del espectador que quería saber más en una precuela, no en una secuela.

Leer :   El Museo del Humor Xaquín Marín de Fene acoge un nuevo ciclo de monólogos – Galicia Ártabra Digital

¿Cómo es tu vida profesional después de “La casa de papel”?

Sigo viviendo con mi colega en un piso compartido en Usera. Con eso en mente, he tratado de no cambiar mi vida. Además, la verdad es que en el trabajo se abren más puertas…

Ya lo tienes porque has dirigido varios capítulos de “Vis a vis”, “El Pier”, “El último Show”… No te falta CV.

Sí, pero si te están escuchando, te están llamando desde una plataforma, o quieres vender una idea, ayuda haber dirigido La casa de papel. Ahora llamas una vez y te abren y antes había que ser muy insistente.

Leer :   Remolque | La nueva película íntima de Netflix que está basada en una historia real, ¿te animas a verla?

¿No te atreves a hacer películas?

Pertenezco a una generación del 88 y lo primero que me metió en la fotografía fue empezar a producir webseries en el segundo año de mi carrera. Tengo algunas ideas, pero el éxito de la serie determina y cuando narran el proyecto, los productores quieren que haga series.