Atención sin sujeciones en favor de la calidad asistencial

Aportar dignidad y mayor calidad de vida. Aspectos fundamentales que sirven como motivación durante el abordaje del proyecto piloto ‘Aprender a cuidar sin sujeciones’, ya sean de tipo mecánico o farmacológicas, que implementa desde finales de 2018 el Centro de Nuestra Señora de la Calle de Palencia (CAMP) en su atención a personas con discapacidad intelectual gravemente afectadas.

Este programa responde a una estrategia de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para eliminar o reducir al mínimo posible estos mecanismos, de ahí que el centro palentino, junto a otros tres más en la Comunidad, hayan servido de ejemplo y como experiencia formativa previa hasta que se implante la nueva forma de atender y trabajar en el resto de centros de mayores y personas con discapacidad en la región.

Leer :   recorrido de la pandemia para todos los gustos