“CAMBIARLAS POR FUERA” – Diario La Tribuna

EL artículo del TikTok en síntesis decía. “La mayoría del contenido que Douyin –el nombre de TikTok allá– promueve en China, está relacionado con la tecnología, la arquitectura, la música e intereses similares que aumentan la creatividad de los usuarios y ayudan a mejorar su conjunto de habilidades”. “Como no existe tal política en otros países, TikTok promueve contenido –malicioso, vulgar, ofensivo– que puede volverse viral rápidamente y generar ingresos para la empresa”. La amiga que contribuyó con el artículo ahora escribe: “Más grave que apoderarse de los datos privados del usuario, la adicción que crean es un vehículo de interferencia, injerencia e influencia en las poblaciones de tal forma que cambia sus preferencias electorales y opiniones respecto de políticas públicas”. Uno de los operadores de justicia: “LA TRIBUNA es de los pocos medios que tiene claridad en el tema del papel de la educación y la familia como pilares de la sociedad y de cómo desde ideologías foráneas se quiere destruir ambos para poder así tener caldo de cultivo”. (Incluye un artículo de un escritor español útil para un próximo editorial).

Leer :   Capital Hair Center en Estambul sobresale dentro del creciente sector del trasplante capilar de Turquía con su innovadora terapia de ozono

Una doctora amiga comenta: “Con respecto a sus últimos tres editoriales concluiré con un hecho real; los dueños y altos ejecutivos de toda esta tecnología, plataformas, aplicaciones, aparatos digitales, envían a sus hijos a las escuelas que tienen el método Waldorf”. “Ellos mismos crearon estas escuelas en donde los niños no tienen celulares, computadoras, ni tablets”. “Todo lo aprenden como en la vieja escuela nuestra solo que más acorde a la actualidad”. “Naturaleza, aire libre la mayor cantidad de tiempo, principios y contacto personal”. “Y en casa los padres siguen la misma tónica”. ¿Por qué será? “Ellos no quieren que sus hijos y nietos se dañen con algo que para ellos es un negocio redondo y su mejor cliente son las escuelas”. “Eso sí, a sus hijos que no los toque lo que crearon y que, sin apropiado control y uso adecuado, daña al resto de la humanidad”. Un fundador del colectivo opina: “El TikToK y otras aplicaciones parecidas, como Instagram, son una tendencia marcada por la costumbre y la academia. Se sabe que la formación académica de la comunicación descansa en cuatro variables: informar, educar, orientar y entretener. Sin embargo, la ciencia aplicada del mercadeo y los algoritmos descubrieron la ruta para informar o desinformar con entretenimiento. Y eso degenera a otra forma de diversión, informar con estupideces”. Una buena amiga cometa: “Todos, de una u otra forma, sin distingo de ninguna naturaleza, estamos expuestos a la influencia nociva de las redes sociales”. “Pero no sé qué es más condenable, ¿si la alevosa acción de quienes articulan odiosidades por esos medios, o la apatía de quienes pudieran intervenir para frenar el impacto de deterioro que provoca en la sociedad?”. ¿Será que a nuestros legisladores, tomadores de decisión o influenciadores les conviene que haya tantos zombis?

Leer :   Impulsa Marina del Pilar educación superior en Baja California

“En eso de los chinos veo que hay mucha lógica”. Al menos la misma que utilizan las potencias con mentalidad y políticas colonialistas o “regimentalistas”. “Para adentro –me refiero a los contenidos que promueven– lo mejor, y para afuera lo que política, económica y culturalmente convenga”. “No es de extrañarse, todas las invenciones, relacionadas con las comunicaciones, siempre tuvieron desde el momento de su nacimiento el germen de la malicia”. “Los alemanes acusaron a los judíos de utilizar la prensa escrita y radial para manipular a las grandes masas para fines aviesos, pero una vez que ellos alcanzaron el poder los clausuraron e hicieron lo mismo que juraron combatir”. “¿Por qué la incoherencia cuando se alcanza el poder?”. “Bueno, todo sucede porque en lugar de compartir nos dedicamos a competir, en vez de construir nos enfocamos en lo contrario”. “Siempre la motivación será material y no espiritual”. ¿Será tan difícil cambiarla? (“No se modifica la vida –Winston, como diría Simone– sin modificarse a uno mismo”. “Uno de los remedios más eficaces para que las cosas no cambien nunca por dentro –el Sisimite citando a Antonio Machado– es renovarlas constantemente por fuera”).

Leer :   Novak Djokovic, reto e ilusión en ATP Finals 2022 palmarés