Carmen Hernández:Telde todavía necesita de estabilidad, buena gestión y un gobierno comprometido con el bien de la ciudad | Entrevistas

Tras ceder la alcaldía durante dos años -en un pacto de gobierno junto a Coalición Canaria-, la actual regidora recuperó el cargo en junio de 2021 para dar continuidad al proyecto de recuperación de la ciudad de Telde que ella misma inició en 2015. Sanear el municipio -que llegó a ser el cuarto más endeudado de España- y recuperar el prestigio y los derechos perdidos durante años, son algunos de los objetivos que Carmen Hernández (Nueva Canarias) se propuso conseguir mientras fuese alcaldesa.

 

También es diputada en el Parlamento, lo que le permite conocer de cerca la realidad de la política en Canarias. “Mi motivación no es ni el poder ni estar en el sillón de la alcaldía, es mejorar la ciudad de Telde”, asegura en esta charla con el digital Tiempo de Canarias. 

 

Ha pasado ya más de un año desde que recogiese el testigo de Héctor Suárez y fuese nombrada nuevamente alcaldesa de Telde. ¿Qué balance hace durante este tiempo?

Realmente me cuesta hacer un balance de la gestión ignorando que asumí la responsabilidad del Ayuntamiento en el año 2015. Para mí esos dos años han sido de continuidad. Comenzamos el mandato con una ciudad hundida, una deuda histórica, siendo el cuarto municipio más endeudado de España y con la paralización de la administración. Dos ejemplos de esto último es el área de contratación, que estuvo parado más de un año, o las largas colas de proveedores. Una deuda que terminamos pagando en 170 millones de euros. En 2020 liquidamos totalmente la deuda y hago un paréntesis de dos años porque comparto la alcaldía, pero no puedo analizar mi gestión solamente por este año y pico en el que he vuelto porque como primera teniente alcalde seguimos con ese proyecto de recuperar la ciudad, en lo económico, en lo social y también en lo medioambiental.

 

“Hasta que diseñamos un plan de pagos y pactamos con los juzgados pagar la deuda y liquidarla, y luego con los bancos, la deuda económica fue para mí lo más duro”

 

Leer :   “Lo único que quiero es jugar en Estudiantes”

¿Qué ha sido lo más difícil de gestionar? 

En un periodo de ocho años, que son los dos mandatos, seré alcaldesa en seis, por tanto creo que es obvio que el peso que ha tenido la gestión dirigida por mí ha sido mayoritario. Por eso te digo que no puedo hablar de mi gestión solo de un año y pico porque no es real. Y como digo, de esa alcaldía compartida además, el término compartido llevaba una coletilla que era seguir trabajando con los valores y los objetivos que nos marcamos en 2015: sanear el Ayuntamiento, recuperar el prestigio y la reputación como institución que se perdió, y devolver a los ciudadanos los servicios públicos que se merecen y que en algunos casos habían perdido durante décadas.  

 

Los primeros años fueron muy duros. En aquel momento decía que era mucho peor de lo que pensaba y hasta que diseñamos un plan de pago, hasta que pactamos con los juzgados pagar la deuda y también liquidarla, y luego con los bancos, la deuda económica fue para mí lo más duro. Luego por supuesto la parte social. Cuando llegué en 2015 me encontré largas colas de personas a las que se les cortaba el agua y la luz y fue lo primero que cambiamos en el ámbito social. Fuimos el primer municipio canario que hizo un convenio con Endesa para evitar los cortes de luz. Fuimos pioneros porque esa fórmula se extendió luego por toda Canarias a través de la Fecam. Al igual que cuando tomamos la decisión política de no cortar el agua a nadie. 

 

Es evidente que los objetivos económicos se han solventado pero, ¿se han cumplido el resto de objetivos que se marcó? 

Por naturaleza soy una persona muy auto exigente y con mis equipos. Creo que todo siempre es mejorable. Partiendo de la base de que queda mucho por hacer, hay una realidad objetiva. Como te decía antes, me encontré un ciudad caótica, endeudada, hundida socialmente, sin servicios públicos, sin escuelas infantiles, sin centros para la infancia, sin centros para menores, calles que se caían sin asfaltar, sin viviendas públicas rehabilitadas… Casi siete años y medio después tenemos una ciudad sin deuda, con tres escuelas infantiles abiertas y modernas, con 2.000 viviendas rehabilitadas o a punto de ser rehabilitadas, con un centro de la infancia abierto, con el primer centro de las personas sin hogar también abierto, llegaremos a asfaltar más de 400 calles donde algunas llevaban 30 años sin asfaltarse… Cuando llegué se invertía en mantener colegios 100.000 euros y hoy se invierten 2,7 millones de euros.  Dejaremos los 34 colegios rehabilitados y de los 91 parques infantiles se han rehabilitado 31. 

Leer :   Carvajal “una ciudad de todos y para todos, vivo ejemplo para el estado Trujillo”

 

“En Telde todavía quedan muchas cosas por renovar; me siento con la tranquilidad de acabar un periodo ofreciéndole a la ciudadanía una ciudad mejor que la que me encontré”


 

Si mi primer objetivo del mandato fue recuperar la credibilidad, la reputación, sentar las bases de la recuperación, sanear el Ayuntamiento, que lo conseguimos en el 2020, mi objetivo en este segundo mandato era mejorar los servicios públicos y honestamente creo que con estos hechos queda demostrado y evidenciado que lo hemos conseguido. ¿Eso significa que la ciudad está acabada y perfecta? No, las ciudades nunca están acabadas y no conozco ninguna ciudad que no tenga que seguir invirtiendo en mejorar sus infraestructuras. En Telde todavía quedan muchas cosas por renovar. Me siento con la tranquilidad de acabar un periodo ofreciéndole a la ciudadanía una ciudad mejor que la que me encontré.

 

En 2019 estuvimos en este mismo despacho y nos decía que estaba acostumbrada a gestionar en aguas revueltas y una de las situaciones que se había generado era el caso del Polideportivo Paco Artiles -actualmente sigue cerrado- y paralelamente el Polideportivo de La Barranquera -tampoco se ha abierto aún-. Contaba en aquel momento que uno de los objetivos, sobre todo con el Paco Artiles, era estar en contacto con los trabajadores que se quedaron a la calle. ¿Cómo está la situación a día de hoy? 

Leer :   Diputados eligen a titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas – NEWSHIDALGO

Aquí nunca se descansa, arreglamos un problema y aparecen otros. Para nosotros fue un varapalo importante que la empresas decidiera irse y tuviéramos que cerrar el Paco Artiles. El contacto con los trabajadores vía jurídica y mi compromiso están ahí, estamos esperando que ellos lo acepten. Les hemos ofrecido un acuerdo por el cual cuando se abra el Paco Artiles puedan reincorporarse como hicimos con las escuelas infantiles. Pero como digo, cuando las cosas se dejan en manos de los abogados a veces cuesta más ponerse de acuerdo, pero mi palabra es una y me comprometí, porque jurídicamente podíamos, a firmar en un documento un acuerdo para que cuando abra, porque ese es nuestro compromiso, si estamos gobernando nuestra idea es arreglar el Paco Artiles, abrirlo de nuevo y que se puedan reincorporar cuando sea. Es un proyecto que va a tardar al menos dos años en materializarse porque tiene que salir a concurso, hacerse la reforma… A lo mejor se puede abrir alguna parte mientras se hace la reforma, pero prefiero ser prudente. 

 Sobre los problemas del Polideportivo de La Barranquera: “A día de hoy está todo resuelto y estamos esperando que la empresa haga un contrato de mantenimiento de su instalación eléctrica para abrir”


 

Y sobre el Polideportivo de La Barranquera, esa es la piscina ansiada por todos los teldenses. Y no solo la piscina, porque tiene también canchas de pádel, etc. Eso se nos ha complicado muchísimo, no solo depende del Ayuntamiento, también de Industria y Endesa. A día de hoy está todo resuelto y estamos esperando que la empresa haga un contrato de mantenimiento de su instalación eléctrica para abrir ya. Si la empresa colabora, esto puede estar abierto en un plazo cercano. No me puedo aventurar a decirte cuándo porque no depende de mí, pero lo que me dicen los técnicos es que desde que la empresa firme el contrato de mantenimiento, Industria nos dará la autorización y ya se puede hacer el enganche. Ya luego lo que tarde la empresa en contratar al personal, hacer la inscripción y poner en marcha una instalación que tiene un servicio grande. 

Leer :   35 participantes en el programa 'Desafío +45' de Cruz Roja encuentran empleo | Ávilared

 

¿Qué le gusta más ser diputada o alcaldesa? 

Son cosas distintas. Complementar las dos tareas lo encuentro muy beneficioso. Primero porque se redactan muchas leyes que afectan a la ciudadanía, y no es lo mismo la visión de alguien que está muy pegado a la calle, porque un alcalde o un concejal no habla de oídas o de papeles, le pone cara al problema, conoce de primera mano las dificultades del ciudadano. Y poder trasladar al Parlamento esa visión real de los problemas para que cuando se haga una ley sea de verdad beneficiosa para los vecinos, me parece fundamental.

 

“Cuando llegué se invertía 100.000 euros en mantener colegios y hoy se invierten 2,7 millones de euros”

 

Te pongo un ejemplo: la renta ciudadana, que es una ley que va directamente a mejorar la vida de las personas. La visión de un alcalde o un concejal que habla con los servicios sociales, con los trabajadores sociales, con los ciudadanos… Ayuda sin duda a que esa renta sea mejor. La tarea de un alcalde es muy transformadora, la voluntad política en un ayuntamiento puede mejorar la vida de la gente. Un diputado no pone en marcha escuelas infantiles, por poner un ejemplo donde más se puede visibilizar. O no puede abrir un parque para que los mayores hagan actividad física, pero sí hacen leyes que pueden cambiar la vida. A las personas que nos gusta transformar la realidad, las dos son tareas muy interesantes. 

 

Una de las críticas que hace la oposición en Telde es que, por el hecho de que sea diputada y alcaldesa al mismo tiempo, quizá no pueda estar al 100 % dedicada al Ayuntamiento. ¿Qué opina ante eso? 

No sé si el tiempo solo se debe valorar en cuanto a cantidad o a calidad, también qué haces con el tiempo. Algunos están todos los días en Telde y lo único que hacen es destruir. Casi nos vendría mejor que se fueran. Y estoy pensando en algún grupo político, algún concejal, que lo único que hace cuando gobierna es cerrar escuelas infantiles, subir impuestos o cerrar la escuela de música. Imagínate lo que hicieron con su tiempo y hoy su tiempo lo dedican a judicializar la vida pública. 

Leer :   Flores deja huella en Pittsburgh; está por volver a Miami

 

“Es difícil que me preguntes por algo que se esté cocinando en esta administración que yo no conozca”


 

Es falso, el 80-90 % del tiempo me lo paso en el municipio, quizá más a veces enredada en problemas que he heredado que a lo que a mí me gustaría, que es estar todo el tiempo en la calle con los vecinos y haciendo política más relajada. Pero como decía, el mayor tiempo lo paso en Telde y la prueba está en que es difícil que me preguntes por algo que se esté cocinando en esta administración que yo no conozca, desde lo pequeño a lo grande. No sé si el que se pasa todo el día aquí conoce realmente los problemas de la ciudad y conoce las dificultades de esta administración. 

 

Por otra parte, a veces voy al Parlamento y allí aprovecho para plantearle al consejero de vivienda que una vecina de Telde se va a quedar en la calle, o trabajo para desatascar proyectos para nuestra ciudad. Ni si quiera el tiempo que estoy en Tenerife, esos dos días a la semana que voy quincenalmente, algunas semanas voy tres, los dedico solo al Parlamento. Aprovecho mi cercanía con el Gobierno para trasladar problemas de nuestra ciudad y resolverlos. 

 

¿Cómo ve la política en Canarias? 

Canarias ha tenido que afrontar momentos muy complicados en los últimos años: la crisis turística de Tomas Cook, la pandemia, una erupción volcánica, una crisis inflacionista… En mandatos anteriores sufrimos otra crisis, la de 2008-2009. No me quiero imaginar lo que hubiera ocurrido, con la excusa de estas crisis, con un gobierno de derechas en Canarias. Gracias a que hemos tenido un gobierno progresista, a pesar de todas estas dificultades, el Gobierno de Canarias ha sido sensible con la población y ha activado ayudas en todos los sentidos, desde bonificaciones y subvenciones al sector empresarial, siendo líderes en el estado de que esas ayudas llegaran a través de la Cámara de Comercio, hasta las ayudas a las familias que peor lo pasan.

Leer :   cmo adaptarse al nuevo entorno laboral (sin desfallecer en el intento)

 

“No me quiero imaginar lo que hubiera ocurrido en Canarias, con la excusa de estas crisis, con un gobierno de derechas”

 

La prestación canaria de inserción para atender a los vecinos, también a los de Telde, se ha mejorado en más de cinco ocasiones. Se han contratado y se mantienen más de 4.000 empleados públicos entre sanitarios y docentes, de manera que tenemos las ratios más bajas de la historia y el presupuesto de 2023 va a seguir apostando por la educación y la sanidad. Me siento orgullosa de apoyar un gobierno progresista que hace que los canarios, grancanarios y los teldenses tengan una mejor sanidad y una mejor educación que hace siete años. 

 

Estamos a siete meses de las elecciones de 2023. ¿En qué momento cree que se encuentra Nueva Canarias, sobre todo después de la situación vivida con la expulsión del Registro de partidos? 

En absoluta normalidad. Ese tema se arregló, nos volvimos a inscribir y ahora mismo nuestro objetivo es cerrar una etapa y presentar un proyecto alternativo de futuro para Canarias, para Gran Canaria y para Telde. Estamos muy centrados en eso. Y yo, sinceramente, a eso no le he tenido que dedicar nada de tiempo, entre otras razones porque es un tema administrativo que se ha resuelto con una nueva inscripción y también porque el tiempo que tengo lo dedico a resolver problemas e intentar mejorar las cosas. 

 

En este tiempo que le queda como alcaldesa, y en caso de que las urnas decidan que deje de serlo, ¿qué le preocupa por hacer para poder sentirse satisfecha de haberlo realizado? 

Leer :   Alberto Gins: "Despus de la medalla, me sent un poco vaco"

Si me fuera hoy me iría con la conciencia tranquila de dejar una mejor ciudad de la que encontré. Es cierto que no estoy tranquila con la alternativa que hay en el salón de plenos; lo que veo en frente es lo mismo que hundió a la ciudad; el Partido Popular y Ciuca. Esos que me acusan de que estoy en el Parlamento, que además pienso, no me pueden acusar de falta de trabajo, de mala gestión porque los hechos están ahí… Algo me tienen que buscar y han encontrado eso que creen que es un problema. Yo sinceramente creo que es una ventaja para los teldenses. Ahí están algunos millones de euros que hemos conseguido por enmiendas en el presupuesto canario y estatal cuando Pedro Quevedo era diputado. Las escuelas se arreglaron gracias a enmiendas. Al final es lo que haces con tu tiempo, para qué lo ocupas y si tienes un compromiso real de mejorar la ciudad. 

 

“Telde todavía necesita de estabilidad, buena gestión y un gobierno comprometido con el bien de la ciudad, capaz de ponerla por encima de sus intereses partidarios”

Pero el problema no es ese, es el tiempo que pierde la ciudad. Telde todavía necesita de estabilidad, buena gestión y un gobierno comprometido con el bien de la ciudad, capaz de ponerla por encima de sus intereses partidarios. Esto lo puedo decir con la autoridad moral que me da que en el primer mandato me quedé en minoría por poner a la ciudad por encima de los partidos asumiendo el riesgo de una moción de censura. Entendía que no había venido a mantener una administración caótica, sino a cambiarla y mejorarla, y para eso hay que tener altura de miras. En este segundo mandato lo he demostrado cediendo dos años la alcaldía: mi motivación íntima, personal y política no es ni el poder, ni estar en el sillón de la alcaldía sino mejorar la ciudad.

Leer :   Paraná estuvo muy bien representada

 

No creo que esa sea la motivación, no porque sea una intuición, me remito a los hechos, los partidos que están en la oposición, pienso sobre todo en el Partido Popular y Ciuca, cuando han gobernado no lo han hecho para la ciudad, han gobernado para sus intereses partidarios en contra del interés general, han abandonado a la ciudad y han tomado medidas tan agresivas como el plan de ajuste que nos impidió invertir y nos endeudó, convertir sentencias que eran de 100.000, 20.000 o 50.000 euros en sentencias millonarias por no presentarse. No se presentaban en los juzgados a defender a esta administración; cuando llegué aquí no había asesoría jurídica, la habían desmantelado. Quitaron a todos los abogados y cuando había un juicio no iba nadie del Ayuntamiento. ¿Qué hacía el juez? Nos condenaba. Eso fue lo que me encontré. Hoy hay una estructura, un director de la asesoría jurídica, abogados y despachos externos para apoyarnos y defendernos. En esa defensa hemos recuperado parcelas millonarias como La Mareta o La Herradura. 

 

Entiendo por lo que me dice que le gustaría seguir con su proyecto para Telde. En su día llegó a comentar que la ciudad, por su situación, necesitaría de al menos una década para recuperarse. 

Por supuesto. Tenemos un proyecto de ciudad y nos falta una parte muy importante que se tendría que acometer en el siguiente mandato, que es fortalecer el músculo administrativo. Nos hemos ido quedando sin personal por muchas razones. Ahora mismo estamos en la contratación de 35 policías locales y acabamos de sacar la oferta pública de empleo para una treintena de técnicos de administración general y de diferentes materias. Con esas 60 y pico personas incorporadas, y las que vendrán, entonces sí podemos tener un Ayuntamiento con una estructura y un músculo que hace difícil que un mal político lo destroce.

 

Mire, ayuntamientos sólidos con buena estructura administrativa, buenos jefes de servios y técnicos, es difícil que un político lo destroce. Estoy pensando en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria o de Santa Lucía, por malo que sea el político el ayuntamiento más o menos sobrevive. Pero un ayuntamiento que no tiene estructura, sin jefes de servicios, sin técnicos, un mal político lo destroza y no tiene que hacer mucho trabajo, simplemente tiene que quedarse quieto y dejar que se pierdan las subvenciones, dejar que se pierdan los casos en los juzgados, no sacar nada a concurso, que las empresas desconfíen porque no se paga a tiempo, no se presentan empresas a licitación, no se hace obra pública… La dejación es el mayor mal que puede tener la política y en Telde todavía no estamos preparados para cualquier tipo de político, necesitamos gente muy comprometida con la mejora.

Leer :   Chivas estrena a camiseta verde en apoyo al Tri

 

“En Telde todavía no estamos preparados para cualquier tipo de político, necesitamos de gente muy comprometida con la mejora”

 

El gran reto es dotar de ese músculo, dejar una administración sólida y a lo mejor en ese momento este Ayuntamiento se puede permitir malos políticos. Sostengo que cuando eso ocurra habrá buenos políticos que quieran venir a Telde. ¿Sabía que los buenos políticos o los que tienen un poquito de prestigio no quieren venir porque esto es muy duro? De hecho me consta que hay algún partido obligando a algunos de sus políticos que tengan mejor cartel para que vengan a Telde. Esto es una desgracia para los ciudadanos. Que la gente válida, me refiero a gente formada, competente, comprometida y seria, no quiera venir a hacer política en Telde porque esto es muy duro… Eso retroalimenta que la cosa vaya mal; los malos políticos se quedan aquí porque los buenos se van fuera porque se vive mejor en otras administraciones que son más cómodas porque sí hay músculo administrativo, porque están todos los problemas grandes resueltos. Me consta que a las siglas con cierta solidez les cuesta traer candidatos sólidos a Telde porque claro, quieren plazas más cómodas. 

 

Para acabar, Telde no ha sido una plaza cómoda para usted desde que llegó… (Carmen Hernández responde inmediatamente).

Leer :   cambiar monedas de bronce por monedas de oro – La Brújula 24

Para mí lo más cómodo hubiera sido dimitir cuando me quedé de segunda en la alcaldía, tenía además la excusa perfecta: ya no estoy de alcaldesa, soy teniente alcalde, soy diputada, dimito y me voy. Hago este trabajo a Telde por amor, porque además me paga el Parlamento. Es decir, no cobro como alcaldesa de Telde, lo digo porque algunos se ponen con esa utilización a través de la mentira que tanto caracteriza a algunos políticos de Telde. No, primero me paga el Parlamento y dedico el 80 % a Telde. 

 

Le iba a decir que con toda la situación que ha vivido como regidora supongo que le gustaría tener un mandato más tranquilo donde llevar a cabo ese proyecto. 

Sí, porque cuando pagamos la deuda nos llegó una pandemia. Y cuando pasó, teníamos dinero pero poco personal. Me encantaría que Telde fuese un Ayuntamiento, ahora que está saneado, con técnicos, persona, operarios para limpiar las calles… Piensa que Servicios Municipales y Obras llegó a tener más de 100 operarios en Telde y ahora tiene cinco. Rearmarnos de todo eso que nos falta para darle a los ciudadanos los servicios que merecen va a requerir tiempo. El problema es que en la administración para contratar a personal como mínimo son dos años si no te impugnan las plazas.

 

“Cuando te acostumbras a trabajar en la adversidad desarrollas resiliencia, habilidades y herramientas para afrontar los problemas que van llegando”

 

Después de gobernar esos primeros cuatro años que fueron terribles,  sin dinero, con planes de ajuste y en minoría, para mí, por más que te esfuerces, más difícil no se pueden poner las cosas. Cuando te acostumbras a trabajar en la adversidad desarrollas resiliencia, habilidades y herramientas para afrontar los problemas que van llegando. Esta nueva etapa con la pandemia y con estas dificultades que he relatado, las llevo con mucha más fortaleza que las de la primera etapa. Las personas vamos aprendiendo y de ese aprendizaje nos hacemos mejores gestores.  

 

Fuente: Jorge Cruz (Tiempo de Canarias).

 

Leave a Comment