Correr podría generar adicción (y otros beneficios), según expertos

Pero, ¿por qué corremos? Hay que empezar por aquí, “la meta”, dice Vecchioni, “también es fundamental porque en función de ella hay que modular luego la carrera y aprender a correr bien”. 

Correr para adelgazar

Para los que quieren perder peso, no hay mejor actividad que correr. De hecho, Daniele Vecchioni escribe: “Es la práctica que, por el mismo tiempo invertido, permite gastar más calorías. Lo único comparable es el esquí de fondo, que, sin embargo, además de ser una actividad no natural, no es practicable en alguna época del año”. 

La alimentación es importante, pero, para perder peso, no podemos ignorar la actividad física que, además de permitirnos bocadillos más ligeros, tiene la ventaja de autorregularnos: para correr mejor, en definitiva, aprendemos a comer mejor, pues al comenzar inmediatamente notamos que una dieta sana y equilibrada marca la diferencia. 

Leer :   Proteger la salud mental | Noticias La Tribuna de Ciudad Real

No obstante, para perder peso corriendo hay que utilizar la técnica adecuada: el consejo de Vecchioni es, en primer lugar, trabajar en la calidad de la carrera, más que la en la distancia o el tiempo. También es mejor recomendable empezar con media hora tres veces por semana, alternando correr y caminar para combinar la actividad aeróbica y la resistencia. Esta es una de las muchas ideas que se exploran en el libro de Daniele Vecchioni.

Correr para combatir los problemas de insomnio

Si no se duerme bien, no se vive bien: todo es culpa de las hormonas que, con un sueño irregular, aumentan el estrés, pero también el hambre. Correr también puede estar entre los remedios naturales más eficaces para ello y la razón, como siempre nos recuerda Vecchioni en su libro, es que aumenta los niveles de serotonina, alivia el estrés que provoca el insomnio y, sobre todo si se hace al aire libre (que es perfecto), regula el ciclo del sueño, permitiéndonos beneficiarnos de la luz natural. 

Leer :   ¿La película The Menu trata sobre el canibalismo? Contestada

En este sentido, el autor cita estudios que demuestran que en únicamente cuatro semanas de ejercicio regular, las personas con insomnio crónico se duermen hasta 13 minutos antes y logran conciliar el sueño hasta 18 minutos más. Para empezar, Vecchioni recomienda correr al aire libre, en un parque, prefiriendo el amanecer o el atardecer —porque los rayos del sol son los mejores y ayudan a regular los ritmos circadianos— y hacer una carrera de baja intensidad de 45 a 60 minutos.

Correr nos hace más creativos

Es recomendable correr al aire libre.

Ezra Bailey