Dawer X Damper, afrofuturismo latino que viene del barrio

Irene Escudero

Bogotá, 10 jul (EFE).- El barrio, el barrio, el barrio. La música de Dawer X Damper suena en festivales y hasta en Netflix, pero ellos, con sus perreables letras sociales, una nueva masculinidad y ritmos “afrobeat” y “dancehall”, insisten en recordar que vienen de un barrio “difícil” de Cali.

“Somos dos afros de barrio”, así lo expresó este dúo caleño, integrado por dos hermanos, Luis Fernando y Edwar Andrés Vergara, que se autodenominan Dawer X Damper, autores de temas como “Quilo” o “Combete”, se define a sí mismo. han marcado el ritmo de la serie de Netflix “Ritmo Salvaje”.

“Todo el tiempo estamos diciendo el barrio, el barrio, el barrio, pero es muy importante resaltarlo porque cuando empezamos a hacer nuestro proceso de autorreconocimiento, entendimos que el barrio no es el lugar que nos debe avergonzar, ” dice Damper en una entrevista con Eph.

Leer :   Control Z: Por qué la serie de Netflix se llama así

MÚSICA DE BARRIO

“El barrio” es Aguablanca, un sector del oriente de Cali que concentra el 30% de la población de la tercera ciudad más grande de Colombia, la mayoría desplazada y migrante del Pacífico, como su familia.

Es un barrio, dice Damper, que tiene “una saturación natural”: postes llenos de cables, barriletes viejos, casas pintadas de colores, algunas sin terminar, calles sin pavimentar… Hay ruido en la calle, se escucha a la señora que vende la esquina, los niños corriendo por todos lados.

Tiene “falta de un montón de… no sé si llamarlo privilegios”, duda Damper, quien habla de una diferencia en la “estética” de cómo se ve su barrio y cómo se ven otras zonas de Cali. como, una de las ciudades de Colombia donde las diferencias sociales son más claras y donde la brecha racial y de clase es muy profunda.

Leer :   Remolque | La película más vista en Netflix que obtuvo más de 10 nominaciones importantes por su conmovedora historia

Por eso, cuando la gente de su barrio va a entregar un currículum, se les dice que no digan de dónde son. Hay un estigma. Siempre les dijeron que su barrio era feo, pobre, peligroso. Pero en el proceso que ha hecho este grupo de “auto-reconocimiento” entendieron “que sus riquezas están ahí, que todas sus herramientas están ahí para empezar a poner su voz frente a cualquier orador”.

“Cuando empezamos a quitarnos esa etiqueta y decimos: ‘Aquí nací, aquí me puso la vida y es de aquí que me tengo que ir’, entendemos que el barrio no es un concepto de vergüenza para nosotros”, subraya el músico.

Leer :   "Control Z": Marco Zunino, el peruano que sorprende en la tercera temporada de la serie de Netflix | PRESIONA INTRO

UN REGUETON QUE NO LOS IDENTIFICA

Todavía eran adolescentes cuando llegaron a la música, “a través de procesos sociales”, de líderes sociales que llegaban al barrio trayendo arte, documentales, pintura… pero siempre con un arte con “una carga y un significado social y político”, con « discursos de empoderamiento, de resignificación todo el tiempo».

Comenzaron con el reguetón pero, según Dawer, “sentimos que los referentes de la música urbana no se parecían a nosotros”. Pronto se dieron cuenta de que “no encajaban” o encajaban en ese género.

“Fue muy difícil posicionarnos de alguna manera dentro de ese género porque obviamente no teníamos las condiciones o no nos veíamos físicamente como se había planeado”, dice el joven. Así pasaron por bandas de funk y hip hop hasta crear Dawer X Damper, una fórmula que tiene “la intención de romper estereotipos estéticos, raciales, de moda, de género”.

Leer :   “Donde hubo fuego”, tendencia en Netflix: entre el erotismo y las malas actuaciones – Pasen y vean

En sus letras mezclan ritmos urbanos de amplio espectro, creando una marca propia a la que llaman “Afrofuturismo latino”, donde cabe todo lo que cualquier afro hace por las comunidades negras. Donde mezclan los orígenes de sus abuelos y la familia materna del Pacífico, con los ritmos africanos del origen de la diáspora en un “sonido ancestral futurista”.

Pero donde también cabe el perreo. “Parce, si eso es lo que se vende ahora mismo y estamos así, ¿no deberíamos hacerlo?” se preguntaron los hermanos en algún momento de todo el proceso de autorreconocimiento. Si empezaron a hacer reggaetón, venden reggaetón y les gusta el reggaetón, ¿por qué no mezclarlo? Pero sin olvidar las cuestiones sociales que atraviesan todo su proyecto.

Leer :   La ingeniosa película de Netflix estrenada hace 18 años que actualmente es un éxito

«La policía no es seguridad», dicen en «Combete», mientras que la segunda explotan: «Aquí se mueve la fiesta, nada es fiesta, la gente ya está activa».

OTRAS MASCULINIDADES

Su «afrofuturismo» implica un nuevo modelo de masculinidad, que también reivindican en su último single, «Jelou Mai Kity», y en el que lo tienen claro: «Decidimos romper literalmente con la sociedad patriarcal masculina y demostrar también nuevas masculinidades no solo en lo visual sino en todos los pensamientos”, dice Dawer.

“Estamos en una lucha, que es nuestra lucha directa por los derechos de las comunidades negras”, dice Damper. Y “no tiene sentido impulsar una lucha, si no se respeta la lucha de los demás”, es decir, si se deja atrás a las comunidades LGTIBQ+, las del campesinado, las de los indígenas, las del feminismo…

Leer :   Películas y series para ver en Netflix, Prime Video y HBO en septiembre - Cine y TV - Cultura

«Entonces cuando hay que aportar de una u otra forma a las otras luchas –porque al final, aunque sea un problema de unos, es un trabajo de todos-, uno entiende que por ejemplo, para el feminismo, nuestra masculinidad con que crecimos no funciona» admite Damper.

Por eso tienen claro que en su proyecto, a pesar de ser dos hombres, no hay cabida para la lógica patriarcal, y la ropa es la ropa; sin género, y si tienen que pintarse los labios, lo hacen, sin estereotipos.

Tras la oportunidad que tuvieron con “Ritmo Salvaje”, ahora se preparan para lanzar su primer disco, mientras llevan sus canciones a todo tipo de escenarios, desde festivales internacionales hasta pasarelas de moda. EFE

Leer :   Netflix presentó imágenes de la segunda parte

Leave a Comment