de niña “vanidosa” a joven “muy reservada y selectiva”

Victoria Federica tiene mucho que celebrar en su regreso a la rutina. La hija de la infanta Elena (58) siempre ha podido hacer frente a la vuelta al cole con una especial ilusión, ya que su fecha de nacimiento coincide con el inicio de curso. La influencer celebraba este viernes 9 de septiembre su 22 cumpleaños y lo hacía en mitad de un periodo vital muy productivo y mediático.

Desde que el pasado 26 de octubre decidió eliminar la privacidad de su perfil de Instagram y abrirse al mundo para mostrar su pasión por la moda, la joven no ha parado de acudir a los eventos más deseados. Gracias a estas apariciones públicas, y a lo que comparte en sus redes sociales, se la ha podido conocer un poco más. 

Leer :   Horóscopo de hoy 2 de septiembre: los signos que asistirán a un evento con su pareja | DiarioShow

Sin embargo, la realidad es que pese a que posa en los photocalls y acude a las fiestas más exclusivas en las que hay presencia de medios, Victoria no es dada a hacer declaraciones. Esto dificulta la labor de hacerse una idea sobre su personalidad. Pero existe otra vía por la que tener al menos una pincelada sobre su forma de ser.

[Victoria Federica da un paso al frente: la decisión que prueba que desea ampliar su faceta mediática]


Victoria Federica ha modificado su rúbrica a lo largo de los años, aunque no cambia su grafía.

A lo largo de los años, como miembro de la Familia Real española, la sobrina de los Reyes ha tenido que enviar felicitaciones navideñas en las que plasmaba su rúbrica junto a la de su madre y su hermano, Froilán (24). Estas firmas y su grafía desvelan muchos aspectos personales para los expertos en el análisis pericial de los trazos. En este sentido, EL ESPAÑOL ha contactado con Macarena Arnás, grafóloga, perito, escritora y coach que es capaz de desgranar lo que hay detrás de la evolución de las rúbricas de Victoria Federica.

Leer :   Avicii,la estrella del Pop-House que se quitó la vida, cumpliría 33 años

En un primer momento, la experta observa la firma más infantil de la royal, en la que dibuja un corazón junto a su nombre: “La firma de Victoria Federica es bastante sencilla. El nombre aparece de forma clara. Se presentan formas curvas y aparecen rúbricas en forma de subrayado y adornos. Esto de algún modo indicaría que era una niña detallista, coqueta, porque los adornos hablan también de cierta coquetería y vanidad“. 

Otro pequeño detalle que revela parte de su personalidad son los puntos marcados adrede: “Los pequeños puntos que aparecen al final hacen ver que es una persona que podía llegar a ser súper observadora e incluso perfeccionista. También puede llegar a ser tajante en un momento dado, porque el punto también habla de una persona que puede llegar a ser cortante“.

Leer :   Cómo compartir y abrirse a los demás para vivir con más felicidad

Años más tarde, ya pasada la pubertad, cambia de rúbrica: “Los próximos años tiende a tachar parte del nombre. Esto es muy normal en la adolescencia, porque de algún modo es cuando aparecen más nuestras inseguridades y esto habla de ciertas inseguridades que pudiera llegar a tener en esa edad”. Sin embargo, mantiene muchos rasgos de su anterior firma: “Vuelve a ser la letra bastante curva, bastante clara, lo que habla también de sensibilidad, a la vez que presenta a una persona reservada pero muy sensible, muy sensitiva”

Victoria, en su edad infantil y en la actualidad.


Victoria, en su edad infantil y en la actualidad.

Casa Real | Instagram

[La llamativa actitud de Victoria Federica en su cita nocturna con Tana Rivera]

Al ir creciendo, Victoria ha tomado conciencia de su carácter y ha mejorado varios aspectos: “Me llama la atención que cuando era más pequeña la barra de ‘T’ era mucho más alta y sin embargo, cuando es más mayor, la barra es más baja, lo que indicaría que de pequeña podía llegar a ser más orgullosa, más dominante y sin embargo, cuando ya es más mayor, tiende a tener mayor equilibrio y a bajar un poquito el orgullo”.

Leer :   Su hermano se suicidó en Navidad y una frase de él fue clave en el duelo: “Mirá dónde estoy”

Lo que más ha llamado la atención de la experta es la personalidad introvertida y tímida de la joven influencer: “Las letras están desligadas, por lo tanto, hablan de una persona selectiva en sus contactos o selectiva a la hora de relacionarse. Y las formas están cerradas, rasgo que habla también de reserva y de una persona que no es muy comunicativa, pero sin embargo es muy observadora. Tiene capacidad para escuchar, pero no es demasiado comunicativa”.

Con todos estos detalles, se puede conocer mejor a la persona detrás de la siempre estilosa royal, que parece que ha llegado para quedarse y que este viernes ha celebrado su gran día.