Desacelera el empresarismo en la Isla | Finanzas

La aceleración del empresarismo registrada en el 2020 tras la propagación de la pandemia de covid-19 se ha ido reduciendo significativamente ante el regreso a la normalidad, sostuvo Denisse Rodríguez Colón, directora ejecutiva de Colmena 66, programa del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico.

Acorde con la ejecutiva, en el 2020, a través del ‘hotline’ atendieron a unas 8,000 personas, en 2021 la cifra se redujo a 3,000 y el 2022 proyectan culminar en unas 4,000.

“Esa aceleración ni se ve ni se verá. Ya las personas no se ven forzadas a desplazarse de los empleos. Hoy hay otras opciones para convertir sus talentos en oportunidades. Lo importante es que se conozca que aquellos que deseen emprender hay los recursos de apoyo para ayudarlos, los cuales hemos logrado integrar en Colmena 66, lo que les facilita el navegar en ese camino empresarial”, señaló Rodríguez Colón. “También ha contribuido la fatiga en cuanto a las dificultades para emprender. La inflación, los huracanes y las crisis han afectado al sector”, abundó.

Leer :   La UA y la UMH exportan talento a multinacionales y organismos de todo el mundo

Sin embargo, subrayó, que aun con la desaceleración, Puerto Rico a nivel global no está mal en nuevos emprendimientos. La desventaja de la Isla, entiende, figura en que un alto porcentaje de estos negocios no superan los tres años y medio de existencia, lo que representa un reto para el País.

De igual manera, el tamaño del emprendimiento es otro reto, indicó, porque la mayoría de los emprendedores desarrollan microempresas o se trata de cuentapropistas, y aunque para Rodríguez son importantes para la economía, admitió la falta de acción y recursos para que puedan crecer.

“Es importante en la economía la diversidad. Ahora hay que buscar cómo logramos desde el saque capacitarlos para que se desarrolle un negocio con oportunidad de crecimiento. Si se enfocan en un mercado que no es grande no van a crecer. En Colmena 66 perseguimos desarrollar empresas con modelos basados en innovación, escalables, que puedan exportar”, abundó.

Respecto a las oportunidades del emprenderismo, la ejecutiva lo visualiza como herramienta para erradicar la pobreza, crear mejores empleos y lograr que más puertorriqueños puedan quedarse en la Isla y desde aquí exportar a otros mercados.

Entre las oportunidades existentes mencionó las áreas de innovación, digitalización y la exportación. Expuso que la mayoría de los emprendedores están en el área de ventas al detal, industrias creativas, salud, educación y agricultura. El perfil de los emprendedores, en su mayoría, son féminas entre 35 a 44 años, con bachillerato, quienes luego de años laborando en su profesión, deciden emprender en busca de flexibilidad y ser su propia jefa.

Colmena66, durante la celebración del Boricua Emprende Fest, celebrado en el Centro de Convenciones, presentó los resultados del reporte El Estado de la Comunidad Empresarial en Puerto Rico.

Entre los hallazgos más notables figuró que la gran mayoría de los emprendedores (83%) tiene un panorama optimista de su empresa, a pesar de que el 44% indica que el negocio está enfrentando retos.

Por otro lado, al 10% les preocupa que el negocio vaya a fracasar y el 7% no sabe si podrá mantener el negocio abierto. Al indagar acerca de los retos para el desarrollo del negocio, el 38% señaló la falta de acceso a capital.

Según el estudio, cuatro de cada cinco encuestados usaron sus ahorros personales para financiar el negocio, mientras que opciones de financiamiento no recurrentes —como el Payment Protection Program de la Small Business Administration y los cheques de estímulo personal— fueron usados por el 17% de los encuestados. Solo el 6% de los encuestados financió el negocio con préstamos de la banca tradicional.

En torno a las motivaciones para emprender en el 2021, aparece “ser mi propio jefe”, “ser independiente” o “tener control de mi futuro” y “seguir una pasión”. En el 2020 indicaron que “tengo muchas ideas” y “necesidad económica”.

Solo el 5% de las personas encuestadas en el 2021 escogió “aprovechar una oportunidad de negocio que identifiqué” como su motivación principal, justamente el tipo de emprendimiento que, según se explicó, tiende a crecer más rápidamente, crea más empleos y desarrolla innovaciones importantes en el mercado.

Al comparar las necesidades, hubo un aumento de 15% en la búsqueda de asistencia para la comercialización de tecnologías innovadoras. Además, hubo un aumento de 3% a 10% en 2021 en la búsqueda de asistencia para el cumplimiento regulatorio.

Al indagar acerca de la exportación, el 66% de los encuestados señaló que vende sus productos y servicios exclusivamente al mercado de Puerto Rico, pero el 23% proyecta comenzar a vender en el mercado estadounidense el próximo año.

Sin embargo, solo el 13% de los encuestados indicó conocer acerca de incentivos existentes para exportación.

Del estudio se concluye la importancia de la accesibilidad a recursos de apoyo para las comunidades subrepresentadas en el empresarismo, como la comunidad afrocaribeña, las personas con diversidad funcional, la comunidad Lgbttiq+, los veteranos y las mujeres.

En el informe, se plantea que en colectivo se impulsen estrategias de desarrollo económico equitativo e inclusivo enfocado en el empresarismo.

Algunas recomendaciones son: entender el ecosistema empresarial para definir métricas comunes monitoreando esfuerzos y difundir datos que faciliten la toma de decisiones; reducir las barreras para emprender —que incluye aumentar el acceso a capital y educación empresarial—, agilizar el proceso de permisos y cumplimiento regulatorio y contributivo; y promover una cultura empresarial fuerte.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.