Día 6: Lukas Dhont, el SEFF es tuyo

El miércoles es siempre el peor día del Festival de Cine Europeo de Sevilla. Detrás, se consume más de la mitad de la contienda y la sensación de que los días han pasado más rápido de lo habitual. Por delante, quedan 3 días esperando el pico del festival y casi sin tiempo para medirlo. La sensación de perder reina por ambos lados, pero afortunadamente el propio SEFF regala películas en una especie de hipnosis mágica que embriaga el alma y evade por un momento la idea de la efervescencia festivalera.

Antes de llegar a esta película, tuviste que viajar a Japón por la mañana para reflexionar sobre una premisa distópica que parece aterradoramente cercana. la idea de’plano 75‘, que el país nipón envió a los Oscar, es una medida del gobierno diseñada para ayudar a los ancianos a tener una muerte asistida, consentida y comercialmente privilegiada. En lenguaje sencillo: un genocidio de los abuelos y abuelas que ya no son considerados productivos por la sociedad japonesa para hacer frente al grave problema del envejecimiento de la población. La disputa es intrínsecamente oscura, pero la película sacude la historia para encontrar las aristas éticas que le interesan.

Leer :   LOS MUERTOS BAILAN AL SON DE LOS MARIACHIS

Por la búsqueda de la empatía que’plano 75‘ en medio de una sociedad ingrata y cruel con los ancianos, mostrando esta es una película que argumenta sus silencios, sus pausas y su narrativa lírica. Dan ganas de ser nieto de Chieko Baishō, firmando una interpretación fantástica que encarna esa resistencia a la incompetencia y ese coraje de sentirse útil. Con la sutileza propia de los dramas asiáticos, Chie Hayakawa se disculpa cinematográficamente por la falta de memoria y la insensibilidad al considerar como un lastre el envejecimiento de la población. No tiene ambiciones ni reivindicaciones, pero conecta generaciones en un contexto de imposibilidad política.

Leer :   Salió de Argentina, se quedó varada y descubrió una de las ciudades que mejor combina trabajo y vida privada: "Es como en las películas"

Como cada año, Reino Unido tenía que aportar su granito de arena al SEFF y en la jornada 6 llegó.vaqueros azules‘ actuar como representante del Reino Unido. Como estudio de personajes, la película es un ejercicio que vale la pena gracias a la notable planificación de la escritora/directora Georgia Oakley y al trabajo de campo de la actriz principal Rosy McEwen. El resultado es un retrato honesto y cándido de la homosexualidad en el Reino Unido durante los años del reinado de Margaret Thatcher, cuando incluso se legisló la persecución y represión de la comunidad homosexual.

Hay un aspecto intrigante en la historia, y es que la historia reconoce y analiza que cada persona (en especial el protagonista) tiene su ritmo y tiempo, y no es porque gire a la misma velocidad que un grupo o una comunidad, dicha persona es menos una parte de ella. Es una tarea visibilizar actitudes que injustamente desesperan si hay que tener paciencia y empatía con ellas. De esto, ‘vaqueros azules‘ es una película dedicada a un objetivo muy específico, del que parece estar orgulloso, y con razón. No se representa ningún personaje masculino con medio cerebro, pero no debería ser un hombre para confirmar esto. Aquí no se aplica ninguna réplica.

Leer :   Día de la Californidad, la invención de California

Y en la última película del día, volvió Lukas Dhont. Probablemente una de las mejores películas de la historia del Festival de Cine Europeo de Sevilla se vio con la boca llena, tengo que decirlo. El director belga lo hace todo bien en ‘Cerca‘ que lleva la película a donde pertenece con brillante sofisticación, embalsamando el corazón del espectador en un océano flotante de emoción. Dhont logra hacer algo muy difícil que le sale casi sin esfuerzo, es decir, estructurar las emociones contenidas en los personajes. Cuando un personaje da un paso al exterior, la información está ahí, perceptible en pantalla y manipulable, pero cuando un personaje está en silencio o mirando fijamente, sus sentimientos son un misterio sobre el que se suele especular, pero que Dhont resuelve con gran maestría.

Leer :   Casi una veintena de actos culturales organizados por la Junta en septiembre en Soria

Hay una enorme cantidad de trabajo involucrado en la dirección de los actores (impresionante cómo se transmiten los niños, cada uno con una personalidad muy distinta) y el trabajo técnico. La prueba está en las dos escenas sobre el campo de flores: una transmite alegría, la otra inquietud. Es el lenguaje corporal de cada actor junto con la increíble BSO de Valentin Hadjadj lo que marca la diferencia entre dos secuencias similares en la narrativa. Qué lindo vivir en la época de los cineastas que, desde Rob Reiner, han promovido una idea de la amistad como el tesoro que nunca quieres perder ‘Cuenta conmigo’ no podrían proyectarlo en una película como esa. Larga vida a Lukas Dhont y su cálido y sensible corazón. Este festival es tuyo, como tus películas son tuyas para todo aquel que se acerque al SEFF para emocionarse con ellas.

Leer :   Día de Kobe Bryant: Kareem Abdul-Jabbar, Shaquille O'Neal y más estrellas y jugadores de la NBA rinden homenaje a la leyenda de Los Angeles Lakers

La sensación que persiste durante los próximos tres días es que la película del festival ya se ha visto, lo que no ayuda mucho en este momento. Sin embargo, para este tipo de casos, lo mejor es imaginar un día concreto en el calendario en el que no haya SEFF. Ese día, la tristeza será mayor, porque ni siquiera se celebra la fiesta, y ese momento en el que lloraste porque se había acabado, pero al fin y al cabo, aún podías envidiar la edición. Es un consuelo muy pequeño, pero es un consuelo, y los que no se arrepienten lo hacen porque no les duele. Vamos para el jueves.

Leer :   Sylvia Pasquel y la decisión de la que aún se arrepiente

Eso es lo que dije.

Por Jess Sánchez Aguilar

@JesAg_

Haga clic aquí para más información