El documental de Harry y Meghan: racismo, acoso, soledad e imgenes ntimas

La docuserie que Meghan Markle y el prncipe Harry han grabado para Netflix dirigido por la ganadora del Emmy Liz Garbus, ha visto la luz este jueves. Los tres primeros captulos ya han levantado polvareda, y a la espera estamos de ver los tres siguientes que se estrenarn el 15 de diciembre. En esta primera entrega, la pareja se grab a s misma a modo de diarios personales y han ofrecido su versin sobre el porqu de su decisin de abandonar sus compromisos como miembros de la Familia Real britnica y mudarse al continente americano. La motivacin se expresa claramente en el primer captulo en el que Harry, “H” tal y como le llama Meghan, deja claro que todas sus decisiones se han llevado a cabo con el fin de “proteger a su familia”: “Mi trabajo es mantener a mi familia a salvo”. Protegerla de qu? A lo largo de los episodios que comienzan con la historia de su noviazgo( “Nos conocimos por instagram”) hasta el momento previo a su boda, se desmenuzan varios de los motivos. Siempre contado desde su punto de vista ya que en el documental slo aparecen ellos, sus amigos cercanos y periodistas y autores afines. Ni rastro de miembros de la Familia Real en un relato en el que no hay sutilezas. Las acusaciones en estos tres primeros episodios son rotundas: el racismo y el acoso de los medios han sido las bombas ms dainas. Pero tambin se deslizan algunas curiosidades, como el hecho que de Meghan no estuviera extremadamente asesorada y se controlaran sus salidas y sus looks al milmetro, como todos sospechbamos.

Leer :   Cómo los australianos se quedaron con un papelito escrito en danés y lo descifraron para ganar el partido

Imgenes inditas de su vida personal: meghan con toalla en el pelo y atardeceres en su mansin de Montecito

Si algo apoya una declaracin es una imagen que la corrobore y la historia de amor de los duques de Sussex est trufada de miradas acarameladas e imgenes de su vida ntima nunca vistas. Desde fotos de sus primeras citas en el Soho londinense a su viaje a Bostwana, cuando apenas se conocan y era complicado cuadrar agendas. Adems, a partir del momento de abandonar Reino Unido y mudarse a Canad se empezaron a grabar a s mismos por consejo de un amigo, ya que tal y como dice Harry “Nadie sabe toda la verdad. Nosotros s”. Y aqu vemos a una llorosa Meghan con toalla en el pelo diciendo que no puede ms, imgenes de fiestas a las que acudan de incgnito antes de darse a conocer su noviazgo, con la princesa Eugenia como cmplice. La pareja prodiga imgenes de armona y paz familiar en sus grabaciones actuales de su impresionante mansin de Montecito en Los ngeles: Meghan con Archie admirando un espectacular atardecer, ambos paseando a sus bebs por su jardn, Meghan dando de comer a las gallinas…

Leer :   La última serie de Netflix que te dejará al borde de un infarto

Los orgenes mestizos de Meghan y el racismo intrnseco de la Corona Britnica

Meghan habla sin contemplaciones de sus orgenes y su madre, Doria Ragland, apoya el relato con recuerdos de infancia, como cuando la confundieron con la niera de Meghan ya que su hija era ms “clara” que ella. Fotos familiares, pequeos extractos de cintas caseras… todo lo que vemos es la historia de una nia de clase media americana, que ya apuntaba maneras de convertirse en una persona comprometida y activista. Pero sobre todo el relato se propone dejar claro algo que la misma Meghan confirma; que no fue consciente de que era negra hasta que se desvel su relacin con el prncipe Henry. Es decir: no sufri racismo hasta que lleg a Reino Unido. A partir de aqu se suceden declaraciones incendiarias que no han sentado nada bien en Reino Unido. En un fragmento, Harry dice que la Familia Real tiene “prejuicios inconscientes” y es “parte del problema” en lo que respecta al racismo en Gran Bretaa. Para no dejar estas opiniones en el terreno de las emociones personales, se apoyan en intelectuales con autoridad en la materia. Afua Hirsch y David Olusoga afirman que la tradicin britnica est “llena de imgenes racistas”, al tiempo que debaten sobre el legado colonial del pas y califican el sentimiento antiinmigracin en el Reino Unido de “cifrado de la raza”.

Leer :   Crítica de Malos Negocios: Drama financiero visto desde el humor

Lady Di, siempre presente. El rey Carlos III, desaparecido.

La princesa Diana est presente en el relato tanto como da a entender Harry que ha sido clave en el transcurso de su historia. Desgrana recuerdos llenos de ternura hacia su madre y la seala como inspiradora de su trayectoria; artfice de haberse convertido en mejor persona y de haberle inculcado un espritu comprometido con causas sociales. En definitiva, de estar ms apegado a la realidad y de ser ms de “carne y hueso”. En cuanto a su padre, el actual Rey Carlos III, ni una palabra.

Pero al mismo tiempo, la madre de Harry hace de hilo conductor de otras dos acusaciones: el acoso de los medios y la tortuosa posicin de ser mujer y encajar en la familia real britnica. Tal y como l dice, hubo un momento en su vida en el que fue consciente de la dificultad que supona encontrar una mujer que “soportase” todo lo que implicaba formar parte de la familia real con sus presiones externas e internas.

Leer :   Las grandes películas que estrenará Netflix antes de que finalice 2022
La docuserie Harry y Meghan se puede ver en Netflix

La docuserie Harry y Meghan se puede ver en NetflixNetflix

Meghan Markle y Harry, explotados por los medios de comunicacin

Buena parte de este relato unidireccional est dedicado al acoso incansable que ejercen los medios de comunicacin britnicos a lso miembros de familia real. Desde pequeos los hijos de Diana y el prncipe Carlos fueron aleccionados para sobrevivir con cara neutra a la persecucin alocada de los paparazzis que “siempre estaban ah”. Resulta incontestable el relato de la trgica muerte de Lady Di y las consecuencias traumticas para sus hijos. (Da escalofros ver la mirada de un pequeo prncipe Harry caminando tras el fretro de su madre lanzando miradas oscuras a los fotgrafos). En un contexto meditico tan particular como el britnico, en el que los tabloides tienen gran poder, se nos explica la relacin de la institucin con los medios. Aparece en el documental James Holt, oficial de comunicaciones en la oficina del duque y la duquesa de Sussex en octubre de 2018, que expresa su malestar por haber inducido a los duques a acceder a la tirana de los medios, en una especie de “contrato” con el que hay que cumplir.

Leer :   Una chica del siglo XX la película de Netflix, sinopsis y final explicado

La persecucin es inhumana: no hay rincn en el que Meghan pueda ocultarse tras conocerse su relacin con Harry ni persona de su entorno que no sea sealada y perseguida para conseguir declaraciones, cuanto ms srdidas mejor. La propia Meghan muestra su sorpresa cuando fue criticada por sonrer a unos paparazzi en la calle y contestar cortsmente a alguna de sus preguntas. Ella desconoca el “cdigo real”: uno no se enfrenta a ellos, pero tampoco se confraterniza. Dentro de la dinmica carroera de los medios, la corrupcin tambin asoma en el episodio del padre de Meghan, cuando sali a la luz que fue sobornado para retocar unas fotos. Episodio que relata una dolida hija que no puede ms que aceptar ante la cmara que su padre le fall.

Leer :   La película en Netflix que Michael Douglas y Sean Penn grabaron en México; ganó 109 millones de dólares en taquilla: tráiler