El juicio de los 7 de Chicago

Imagen: La Vanguardia

Por Bárbara Villalobos, U. Central

Nacionalidad: Estados Unidos

Año: 2020

Director: Aaron Sorkin

Género: Drama legal, histórico

Duración: 129 minutos

Idioma: inglés

Sinopsis

En agosto de 1968, 8 activistas contra la guerra de Vietnam figuran como los organizadores de una protesta en la Convención Nacional Demócrata de Chicago. Sin embargo, lo que se esperaba fuera una protesta pacífica, culminó con un violento enfrentamiento entre civiles, la policía y la guardia nacional.  5 meses después, todos fueron acusados de conspirar contra la seguridad nacional, generando un gran revuelo social. Su arresto fue mediático y su juicio se volvió en uno de los más populares de la historia de Estados Unidos, dando lugar a diversos conflictos sociales y constantes protestas a las afueras de los tribunales.

Leer :   Bárbara Lennie se infiltra en un manicomio en el misterioso tráiler de Los renglones torcidos de Dios

Análisis

La guerra de Vietnam y sus consecuencias no dejaron indiferentes a ninguna persona en el mundo. En el caso del juicio de los 7 de Chicago, se evidencia fehacientemente cómo la población estadounidense optó por hacer uso de su derecho a la protesta en una época donde la represión policial y política estaban a la orden del día.

Aaron Sorkin no escatima en mostrar a través del filme la tensión que se apoderó del desarrollo del juicio, enfatizando en que evidentemente se volvió un juicio político, con objetivo de demostrar al resto de los manifestantes lo que podía ocurrir si continuaban los enfrentamientos. Con ese propósito, dirige de manera excelente el rol del juez Julius Hoffman, interpretado por Frank Langella, y quien toma el rol de antagonista al manifestar constante autoritarismo y falta de objetividad. La película pone el foco en sus múltiples frases para el bronce, actuaciones injustas y abusivas contra los protagonistas.

Leer :   Kevin Feige habla del futuro de Chris Hemsworth en el MCU después de Thor: Amor y Trueno

Uno de los tantos aciertos del guión es retratar el racismo al que fue sometido uno de los 8 acusados, quien fuera jefe de las panteras negras, y quien logra ser juzgado por separado de los otros 7. En aquel sentido, Sorkin plantea que la influencia política del juicio influyó en su desarrollo, afectando los derechos de Bobby Seale al ser humillado con frecuencia en las audiencias.

A pesar de tratar un acontecimiento histórico y basarse de forma apegada a la realidad, la película no duda en incorporar una cuota de humor para ablandar la narración de la historia. En eso colabora positivamente el actor Sacha Baron Cohen, quien tiene escenas de monólogo donde bromea con su situación y acompaña los acontecimientos del juicio. Incluso, su actuación lo llevó a ser nominado en los Premios Oscar del año 2020 como mejor actor de reparto.

Leer :   Se proyecta “La casa de los conejos” con la presencia de su directora

Finalmente, el juicio de los 7 de Chicago es considerada como una de las mejores películas del 2020, y aquello tiene su fundamento en la combinación asertiva de drama, conflictos jurídicos, sociales y humor que nos entrega el director Aaron Sorkin. Del mismo modo, nos invita a realizar una vista hacia uno de los juicios más memorables del pasado, incentivando la discusión sobre el derecho a la libertad de expresión y las características necesarias para un debido proceso.

 

 

 

Leave a Comment