El Nàstic Femení empieza el segundo año de vida en continuo crecimiento

Las chicas entrenadas por Adrián Rosales tienen un balance de una derrota y una victoria

El Nàstic Femení consiguió el último fin de semana la primera victoria de la temporada. Las chicas entrenadas por Adrián Rosales empezaron su segundo año de vida hace dos semanas y, aunque un bloque de jugadoras repite de la última temporada, las nuevas incorporaciones y también el cambio en el banquillo hace que empiece una nueva etapa con un proceso de adaptación.

Las de Rosales se estrenaron en el campo de la Escuela Fútbol Base Calafell, donde completaron un buen partido a nivel de dominio de la pelota y ocasiones, pero acabaron cayendo derrotadas por 1-0. Las grana obtuvieron la primera victoria de la temporada en su estreno en el Municipal de Bonavista el último fin de semana.

Leer :   Conozca 6 estrategias para manejar la renuncia silenciosa de forma adecuada en su empresa

El equipo jugó contra el Gandesa y, a pesar de empezar cayendo 1-2, supieron remontar el partido para acabar 3-2 con dos goles finales de Irene Arjona y Amelia Sánchez. El técnico grana, Adrián Rosales, destacó que «es una victoria que nos ayuda mucho a nivel psicológico. Nos da un plus de confianza y nos demuestra que nuestros esfuerzos nos llevan por el buen camino, las sensaciones son muy positivas».

En esta segunda temporada, el objetivo principal y en lo que se trabaja es en la consolidación del equipo y del proyecto sin perder de vista el ascenso de categoría. En este aspecto, Rosales tiene bien marcada la mentalidad de ir partido a partido y destacó que «poco a poco, nos vamos consolidando, es evidente que todos los rivales son muy duros y, cuando juegan contra el Nàstic, tienen un extra de motivación. Estoy contento por la victoria y ahora sólo nos concentramos en el siguiente partido».

Leer :   “En diciembre de 1989 subimos el valor de las entradas siete veces en un mismo día” – Radio Sport Casilda

Este año también es el estreno de Rosales como técnico del equipo femenino. El entrenador está acompañado por Marta Lillo López como mano derecha y a nivel personal se encuentra «muy contento y con ilusión por encarar este proyecto, al final yo también me tengo que adaptar al equipo y hemos conseguido un bloque sólido con el que podemos trabajar». Además, el técnico añadió que «algunas jugadoras arrastran molestias y otras se encuentran en un proceso de adaptación, pero vamos paso a paso y trabajando para seguir perfeccionando el grupo».

Por otra parte, el equipo también se encuentra a la espera de la finalización de las obras de la ciudad deportiva del Nàstic en la Anella Mediterrània, donde se tiene previsto que sea su nueva sede y que se espera estar acabado antes de que acabe este año. El próximo partido es este sábado en el campo del Cambrils Unió B y las chicas de Adrián Rosales buscarán ampliar la racha de resultados con una nueva victoria, la que sería la primera a domicilio.

Leer :   “Ética para la empresa” - ContraRéplicaPuebla