El primer golpe de Pablo Milad cumple la profecía de Javier Castrilli: Roberto Tobar asumirá la Comisión de Árbitros

“Tobar está muy arriba del arbitraje de América y del mundo (…) ¿Alguien se puede enojar por eso? Pare a alguien en la calle y pregúntele quién es el mejor árbitro en Chile. Todos le dicen Tobar. Y le digo algo más: yo vengo a preparar a Tobar para que sea mi sucesor como jefe de la comisión. ¿Cuánto le queda? ¿Tres años? Ahí él será mi sucesor en este puesto. Yo no vengo a quedarme para siempre acá. Mi idea es formarlo y prepararlo para que asuma el puesto”.

Las palabras de Javier Castrilli, en una entrevista concedida a El Deportivo, en octubre de 2021, hoy toma más fuerza que nunca. El ex jefe de la comisión de árbitros, que tiene demandada a la ANFP por despido injustificado, en su arribo a la sede de Quillín llenaba de elogios al árbitro chileno y aseguraba que venía a prepararlo para que tomase su relevo en un periodo corto.

Leer :   Un exmando de los Mossos denuncia que fue castigado por blindar una investigación por corrupción a Buch

Lo cierto es que los tiempos se adelantaron. No fueron tres años sino uno desde que Castrilli realizó su profecía. Roberto Tobar (44 años) se retirará en la final de la Copa Chile, que animarán Unión Española y Magallanes, para asumir como jefe de la comisión de árbitros del fútbol chileno. Cabe recordar que una vez despedido el juez transandino junto a su grupo de ayudantes, Patricio Basualto, Jorge Díaz y Juan Reyes asumieron de manera interina el mandato de los jueces locales. Para que se produzca el relevo, solo resta la comunicación oficial, pero la idea se fortalece después de la reelección de Pablo Milad en la testera de la ANFP.

Leer :   ¿Por qué nos da pereza hacer deporte si sabemos que es bueno para nuestra salud?

Su último periodo en la actividad, sin embargo, estuvo marcado por no ser considerado para el Mundial de Qatar. Fue un golpe duro para Tobar. “Pasé un momento personal no muy bueno que me llevó a bajar mucho el nivel. La pandemia me afectó bastante y tuve problemas familiares que me impidieron estar al 100 por ciento”. “ ¿Por qué no fui al Mundial? Lo atribuyo al bajón, lo tenía todo para ir. Estuve trabajando de forma cercana con Pierluigi Colina y Massimo Busacca, que seleccionan a los árbitros del Mundial. Me dieron la posibilidad de dar nuevo la prueba de velocidad, pero a raíz de todo lo que viví, llegué con un cúmulo de cosas que me privaron de llegar mentalmente al 100 por ciento y me lesioné en esa oportunidad que me dieron. La autocrítica es mía, dependía de mi porque en la federación siempre me ayudaron. (Pablo) Milad estuvo muy presente en todos los aspectos que requerí y siempre estuvo muy cercano”, dijo hace algunos meses.

Leer :   SECRETOS A VOCES EN SANTIAGO
Roberto Tobar discute con José Pedro Fuenzalida. (Foto: Agenciauno)

La idea de asumir el liderazgo en la administración del arbitraje chileno venía dando vueltas hace un rato en la cabeza de Tobar. Sin embargo, la vigencia que sigue demostrando y, sobre todo, la distancia respecto de la edad límite para dirigir a nivel internacional lo mantenían en la duda. Por otro lado, el juez ha reconocido su intención de aportar al desarrollo del fútbol chileno desde su posición. Una muestra de ello es el estilo de conducción que imprimió en el encuentro entre Colo Colo y Universidad Católica, en el Monumental, en el que favoreció la intensidad. “Yo arriesgo, aunque salga perdiendo, para que el fútbol nacional mejore”, analizó en El Deportivo después del compromiso entre albos y cruzados. Ese día, en efecto, el tiempo real de juego superó la media de la competencia nacional.

Leer :   República Dominicana será sede del Primer Congreso Iberoamericano contra el Burnout

Tobar, sin duda, está dentro de los árbitros chilenos más destacados del último tiempo. Fue elegido el mejor árbitro del país en 2013 y 2014, tiene categoría FIFA desde 2011 y fue internacional por primera vez el 10 de abril de 2014, en el encuentro entre Atlético Mineiro y Zamora por la Copa Sudamericana.

Tres años después, ya era parte de la elite. En 2017, dirigió la final de ida entre Chapecoense y Atlético Nacional por la Sudamericana, en un duelo que después sería marcado por la tragedia que sufrió el equipo brasileño. No paró de sumar definiciones. En noviembre de 2018, dirigió el partido de ida de la denominada Final del Siglo, entre Boca Juniors y River Plate, por la Copa Libertadores, llenándose de elogios. Un mes después, tuvo que dirigir la definición de la Sudamericana, entre Junior y Athletico Parananese y completó el circuito con la Recopa de la temporada, entre los Millonarios y los brasileños.

Leer :   Ponen en circulación el libro “Las 10c del Emprendimiento”

Hay más. A su haber tiene, también, la final de la Copa Libertadores en 2019, en Lima. Flamengo se impuso a River Plate. “La experiencia de dirigir la primera final única de Libertadores ha sido una sensación muy grata y muy dulce. La motivación que se alcanza al poder estar en este tipo partido es muy alta, mucha concentración, sensaciones muy gratas que nos motivan bastante para hacer buenos cometidos”, dijo en aquella oportunidad.