El primogénito de la infanta Cristina e Iñaki se une a la cumbre familiar en Ginebra: la misión de Juan Urdangarin

Todo ha cambiado desde la publicación de las imágenes que evidenciaban que Iñaki Urdangarin tenía una nueva ilusión: Ainhoa Armentia. Una noticia que cayó como jarro de agua fría para la que había sido su mujer durante los últimos 25 años, Cristina de Borbón.

Lea también: Pablo Urdangarin gana por goleada a su primo Froilán en la balanza de Zarzuela: los Reyes se hartan de los Marichalar

Hoy, la separación del ex jugador de balonmano y la hermana de Felipe VI es un hecho y el divorcio definitivo está por firmarse. Por esta razón, don Juan Carlos y la infanta Elena han viajado hasta Ginebra, donde reside Cristina, para brindarle su apoyo.

Leer :   ➤ Según en la actualidad cómo te abrazas con tu pareja resolverás una duda amorosa en el test visual | Reto Viral | Prueba Psicológica | Trends | Virales | Tendencia | México | MX | MEXICO

Según informó ElCierreDigital, el emérito y su hija mayor llegaron a Suiza el martes por la noche para “arreglar los asuntos relacionados con la herencia de Cristina, además de buscar una solución a los problemas y disputas familiares surgidos a raíz de su divorcio con Iñaki Urdangarin”.

Pero la cumbre familiar no es solo entre las infantas y su padre, el citado digital asegura que tres de los hijos de Iñaki y Cristina también han estado presentes. De hecho, Juan, el mayor, que suele ser el más hermético, ha puesto fin a sus días de voluntariado en la India y, antes de volar directamente a Madrid, lo ha hecho a Ginebra. Pablo no ha estado por sus compromiso profesionales con el Barça.




Aunque se ha comentado que Irene (17), la hija menor del matrimonio, estaba llevando muy mal la ruptura de sus padres, sería Juan (22) quien peor lo está pasando. Además, los jóvenes están preocupados por cómo avanza el proceso de divorcio, ya que no quieren que su madre, cuya economía es más boyante, deje desamparado a su padre.




El mal momento de Iñaki Urdangarin

Hay quien asegura que “está al límite y necesita tratamiento”. Según la experta en Casa Real, Carmen Duerto, la presión mediática a la que se ve sometido desde que se diera a conocer su relación extramatrimonial con la abogada vasca, tiene al exduque de Palma muy nervioso.




Por si fuera poco, Iñaki ha recibido dos mazazos: “Durante esos días él recibe la negativa del Barcelona para tener un trabajo estable como asesor deportivo dentro del club. Primer mazazo. Segundo, le niegan el permiso para salir al extranjero para ir a las bodas de dos de sus sobrinos, hijos de su hermana Cristina que se casaban en Minnesota y en Chicago”, desveló Mariángeles Alcázar.

Su situación es tan preocupante que, según Pilar Eyre, Cristina está ayudando económicamente a su todavía marido, algo que el emérito le ordenó que no hiciera. La infanta costea todo lo que tenga que ver con sus hijos, por ejemplo, los viajes del vasco a Ginebra para visitar a Irene, la más pequeña de los cuatro. La periodista afirma que es la infanta la que paga los billetes de avión de Urdangarin, así como su estancia en Ginebra. También fue ella la que pagó las vacaciones de las que disfrutaron el pasado mes de julio en Formentera Iñaki y dos de sus hijos, Pablo y Miguel, y la que costeó el viaje de todos ellos a la boda de su primo Urdangarin en Estados Unidos.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Leave a Comment