‘El rezador’, película ecuatoriana con Andrés Crespo y Carlos Valencia, dirigidos por Tito Jara H. | Cine | Entretenimiento

Un precario estafador se aprovecha económicamente de una niña que dice tiene visiones de la Virgen María y a quien muchos consideran milagrosa. Junto a los padres de la niña generará un negocio grande y lucrativo. Esta es la sinopsis de El rezador, película dirigida y escrita por Tito Jara H., cineasta quiteño que añade su segunda película a su filmografía luego de A tus espaldas (2011).

Jara se dedica a lo audiovisual desde hace unos 25 años. Tiene 47 años y trae esta nueva historia que ha ido tejiendo, sobre todo, con recuerdos de su adolescencia. “El rezador es un nombre que le di a alguna actividad, una ‘profesión’, un estafador que conocí en algún momento de mi vida. Era un tipo que estaba en una misa de cuerpo presente. En ese funeral recogía la limosna, pero algo no calzaba en él, tal vez sus vestimentas no eran exactamente las de un cura. Entonces comencé a averiguar un poco con las personas que estaban allí, con familiares de los dueños de la funeraria a quienes les preguntaba quién había llamado a este cura. Me decían que nadie lo había solicitado; lo que sí me dijeron era que básicamente se trataba de un estafador que buscaba un momento perfecto y que, mientras no le vieran se metía, daba una falsa misa y se llevaba la limosna. A mí me marcó muchísimo el pensar de que alguien fuera capaz de, por unas cuantas monedas, burlarse y aprovecharse de las creencias, pero sobre todo también del dolor de la gente. Eso fue una experiencia brutal, tanto que ahora ni me acuerdo quién era el muerto -qué vergüenza- pero no me olvidé del estafador, nunca”.

Leer :   Películas animadas "Lightyear" y "Flee" se estrenan en cines dominicanos

Esta vivencia quedó bien guardada en la memoria de Jara. Fue la alquimia que le sirvió para llevar a la gran pantalla a este vivaracho, salido de los rincones periféricos quiteños. “Durante mucho tiempo pensé en el tipo de actividad que podría nombrarle a esta persona a la que no había olvidado. Durante el proceso me iba preguntando si el tipo era tan amoral, qué pasaría si a uno le dan la oportunidad de hacer un negocio más grande, ¿cómo lo harías? Lo que sí tenía claro es que él se aprovechaba del dolor de los otros”.

La historia de El rezador transcurre en un conocido lugar de la capital ecuatoriana. “Atucucho es un barrio que lo vi en mi adolescencia, cuando habré tenido unos 15 años. Es una pequeña loma en las estribaciones del Pichincha. En ese entonces había un gran bosque que empezaron a talarlo. En un principio fue una invasión con pequeñas casas que estaban construidas con cartones, plásticos. Luego de algunos años, cuando empecé a escribir el guion, fui a Atucucho y no tenía nada que ver con lo que tenía en mi memoria. Era otra cosa”, recuerda el cineasta.

Leer :   Películas para animarse a sentir

A finales del 2013, Jara escribió un primer borrador del guion y el proceso fue bastante largo, cuenta. “Ese guion fue aderezado con interesantes ayudas. Tuvo una selección en el curso de Desarrollo de la Fundación Carolina (España), la cual es muy competitiva porque al año ingresan más de mil guiones, de allí eligen seis. Su recorrido también fue en el Festival de San Sebastián, Festival de Cine de La Orquídea de Cuenca, Bolivia, Toulouse, entre otros lugares”.

Tito Jara H., cineasta ecuatoriano director de ‘El rezador’. Foto: cortesía

Los personajes

“Su interpretación es maravillosa”, dice refiriéndose al actor guayaquileño Andrés Crespo. “Intento ser bastante objetivo. La mayoría de personajes yo ya los tenía en mi cabeza mientras iba escribiendo. Podría decirse que el proceso de casting empezó en la escritura. Pensé inicialmente en Andrés porque sentí que era un personaje bastante distinto a lo que él había interpretado antes. Sin embargo, sus capacidades actorales se veían reflejadas en este tipo -el rezador, un pilluelo-. Algunos de los papeles de Andrés son de personajes más extrovertidos, más arquetípico, costeño. Yo sentía que sí necesitaba esa inteligencia que se puede sentir en Andrés, pero está también esa verdadera capacidad de interpretación que tiene que es muy poderosa. Antes había contactado a un actor extranjero, pero se complicó al iniciar el rodaje porque no pudo y me dije, voy a seguir mi instinto que tuve siempre y regresé al Andrés. Fue la mejor opción, su interpretación es genial”.

El personaje central de El rezador es un tipo callado, muy analítico, tiene capacidad de convencimiento, siempre está pensando que hará, siempre está delante del otro, enfatiza Jara.

Esa gran actuación de Crespo, destaca Jara, se posibilita gracias al antagonista que tiene. “La dinámica entre los dos (con Carlos Valencia) permite que las actuaciones sean creíbles, siento que son memorables. Son actores que están marcados con estos papeles que han hecho sobre todo con el cineasta Sebastián Cordero”.

Justamente ambos actores ya han trabajado en Pescador (2011). Carlos también se llama el personaje de Valencia. “Creo que mientras escribía sobre ese personaje, pensaba más en el Carlos real para darle vida al Carlos de El rezador. Ambos actores funcionan muy bien juntos”, dice Jara.

Valencia se mete en la piel del papá de la niña milagrosa. Luego está Emilia Ceballos, actriz colombiana que hace de la mamá de la niña, quien a su vez es interpretada por Renata Jara, hija del director de la cinta.

Su estreno internacional fue en el IFFI – GOA, Festival Internacional de Cine de la India. “Para mí es uno de los quince festivales del mundo. Al inicio pensé que no tendría aceptación porque se trata un asunto religioso muy alejado de la realidad cultural de ese país. Me dije ‘¿no estaré demasiado separado de eso?’. Pero a mí me gustan los retos y fue maravilloso porque la gente aceptó la película muy bien. Eso fue en noviembre del 2021 cuando aún no levantaban las restricciones por el COVID en Ecuador y nos fuimos a India. La recepción fue muy chévere, la gente se unió con la historia. Creo que hubo aplausos sinceros al final de la proyección”.

En una escena de ‘El rezador’: (atrás) Emilia Ceballos y Carlos Valencia. Delante: Andrés Crespo y la niña Renata Jara. Foto: cortesía

Junto a los padres de la “bendecida”, Carlos y El rezador generarán un negocio tan grande y lucrativo que inevitablemente se les escapará de las manos. Se trata de una historia de intriga y fanatismo, en una ciudad en la que la fe profesa se mezcla bien con la corrupción y el fraude.

Los derechos de la película han sido adquiridos por la cadena HBO para el territorio europeo, y por TVE (España), dentro de una selección de largometrajes por estrenarse. Es una coproducción entre Ecuador, Colombia y España.

Es producida por Atefilms, El Médano Producciones S.L, HotelB Filmes, RTVE, y distribuida por Begin Again Films.

Estreno

“Me emociona mucho poder contarles (al fin) que El rezador se estrena el próximo 18 de agosto en todas las cadenas de cine del país. Les dejo el tráiler oficial de la película y espero puedan compartirlo, ir al cine y disfrutar de las actuaciones de los excepcionales Andrés Crespo A. y Carlos Valencia Acosta, Lauren Emilia Ceballos Bolívar, además de los/las increíbles Diego Andrés Paredes, Lydia Navas, Renata Jara y por supuesto, la minuciosa y sobre todo talentosa labor de un equipo de profesionales que ha dejado su huella en esta película”, escribe Jara en una publicación de Twitter.

Leave a Comment