El sexo está desapareciendo poco a poco — Código Nuevo

El abuso de la pornografía, la aparición de cada vez más alternativas de entretenimiento y el declive de las relaciones de pareja podrían estar detrás

¿Una simple percepción? En absoluto. Una investigación reciente llevada a cabo por Debby Herbenick, del Center for Sexual Health Promotion, concluye que “la frecuencia sexual está disminuyendo en los Estados Unidos” tanto en solitario como en pareja. Pero no es una cuestión de la que solo tengan que preocuparse allí. Como apunta el investigador sexual David W. Wahl en Psychology Today, “otras naciones que también han demostrado estar en declive son Alemania, Australia, Japón y Reino Unido”. Parece un fenómeno global. Y la pregunta clave es: ¿qué está pasando para que estemos desechando tan frívolamente una de las cosas gratuitas más maravillosas de este mundo?

Leer :   Puertas abiertas de Azkuna Zentroa en Bilbao - Norte Exprés

Abusar de la pornografía

Wahl menciona algunas de las hipótesis de Herbanick. Entre ellas, el hecho de que “internet proporciona nuevos medios de experiencia sexual que se alejan de las experiencias físicas en parejas como el sexting o la pornografía de fácil acceso”. Y sí, probablemente tú hayas pensado alguna vez en ello: ¿ver porno motiva mi libido o lo va matando poco a poco? Es una pregunta cuya respuesta es muy personal y requiere mucha observación, pero Herbanick parece tenerlo claro. Además, y según su perspectiva, el boom de entretenimientos alternativos como los videojuegos o las redes sociales aumenta la competencia. Hubo un tiempo en el que o follabas o te aburrías. No había otra.

Leer :   Nueva selección femenina de levantamiento de pesas es la cuarta mejor del país en torneo Fenaude – Noticias de la Universidad de Playa Ancha

Las relaciones no van muy bien

Y luego está el amor. Para este investigador uno de los motivos principales del descenso de la frecuencia sexual es el declive de las relaciones románticas. Y tiene sentido. Una persona soltera sexualmente activa disfruta de una mayor variedad de parejas sexuales, pero quienes se encuentran en una relación suelen tener más encuentros sexuales. Al menos durante los primeros años de pareja. A esto habría que sumar, según Wahl, que “el consumo de alcohol ha disminuido en lxs adolescentes”, lo que supone una mayor inhibición social para lxs solterxs. Al fin y al cabo, a esas edades los encuentros sexuales se producen muy habitualmente en contextos festivos. Fuera vergüenzas.

Leer :   Ministra de Trabajo, a favor de reducir la jornada laboral

Lo más curioso de todo esto es que ni la pandemia ha cambiado esta tendencia. Lxs sexólogxs especulaban con que el confinamiento, una situación que para muchos implicaba la imposibilidad de tener encuentros sexuales con otras personas, generaría una motivación extra que llevaría a la gente a entregarse al sexo durante los años posteriores. No ha sido así. En palabras de Wahl, “los hallazgos de Lehmiller, García, Gasselman y Mark demuestran que la disminución de la actividad sexual continuó en el entorno pandémico“. Eso sí, una de cada cinco personas afirmó haber probado cosas nuevas. Quizás no sea una cuestión de cantidad. Quizás simplemente estamos priorizando la calidad.

Leer :   Con 171 bolsas de sangre recolectadas culmina la jornada de donación en Ceuta