El truco de ahorro para aplicar los métodos de Marie Kondo a tus finanzas personales

Marie Kondo saltó a la fama por desarrollar un sistema que dejaba nuestro armario limpio y eficiente en un momento, nos facilitaba, en cambio, de armario y optimizaba nuestra casa. Así, aplicando cuatro trucos sencillísimos y un método que bien le ha valido el estatus de empresaria. 

Y aunque sus consejos parezcan una chorrada, no hay nada más lejos de la realidad. Ordenar nuestro armario y, por extensión, nuestra casa nos puede facilitar el desarrollo de las jornadas, al tener un espacio y una organización mucho más eficiente y rápida; y, por supuesto, nos ayuda a ahorrar. Escoger las prendas que queremos, las que no, las que necesitamos y no comprar por capricho, sino con sentido común es una norma que mejorará nuestra salud financiera

Leer :   Rionegro: Fundación Belleza Para El Alma ayuda a las mujeres con cáncer a sentirse hermosas - DiariOriente

No solo porque evitaremos el despilfarro en ropa que no necesitamos, sino porque este truco se puede aplicar a nuestra economía personal. Echando un vistazo al estado de nuestras finanzas, analizando fríamente los gastos y estableciendo un método para validar de forma racional las compras, podremos mejorar notablemente nuestra salud financiera. 

Así se aplica el método Kondo a las finanzas personales

Tomando como referencia las enseñanzas de Marie Kondo, así podemos revisar la salud de nuestra economía personal:

  • Realizar un diagnóstico de las finanzas personales. Básicamente, es poner encima de la mesa los gastos y los ingresos que tenemos para hacernos una idea del estado de nuestras cuentas.
  • Radiografía mensual. Hay que juntar los recibos que llegan de forma anual o trimestral (seguros de hogar, de coche, facturas de luz y gas) e incluir los gastos hormiga (cafés, cigarros, comidas fuera de casa…).
  • Motivarse. “Imaginar tu vida ideal sirve como motivación y aclara tus objetivos antes de ordenar”, dijo Kondo. Así, hay que plantearse objetivos de ahorro y metas para poder ir cumpliéndolos y mantener la motivación.
  • Antes de hacer un gasto, pregúntate. ¿Es un gasto prioritario? ¿Me supone un bienestar? ¿Me lo puedo permitir? ¿Lo necesito? ¿Lo voy a usar?
  • Disminuir los gastos hormiga. Borrar los antojos innecesarios ayuda a optimizar los gastos e ingresos.
Leer :   Asignaturas pendientes | San Fernando Información. Noticias de San Fernando

Como truco extra de este método, hay que interiorizar la práctica de comprar solo lo que necesitamos, una regla que se puede aplicar a las rebajas, a las visitas al súper… Por ejemplo, cuando vamos a hacer la compra, lo mejor es revisar la nevera y la despensa y anotar solo lo que necesitamos comprar, yendo con una lista. Cuando vayamos a las tiendas de moda, habrá que hacer lo mismo: analizar si esas botas que tanto nos gustan pegan con nuestro armario, si nos las vamos a poner…

Leave a Comment