Estrenos online: reseña de “Clean”, de Paul Solet (Netflix)

Estrenos online: reseña de «Clean», de Paul Solet (Netflix)

Este intenso drama se centra en un hombre que se está recuperando de un pasado violento pero que se ve obligado a volver a la acción. Con Adrien Brody y RZA. Se estrena el domingo 17 de julio.

Un poquito CONDUCTOR DE TAXIotro poco PERRO FANTASMA y un combo que incluye JUAN MECHA y muchas películas protagonizadas por Liam Neeson, LIMPIO Es un cóctel de referencias batido lentamente que se toma muy, muy… en serio. Una de esas películas cuyo tono es tan serio que raya en la parodia de sí mismo, este drama de acción del director de CABEZA DE BALA Lo une al protagonista de ese thriller para armar una película que siempre logra ser menos interesante que todas y cada una de sus influencias. es casi un fanfiction elaborado por un cinéfilo con cierta imaginación visual (sobre todo para las escenas violentas) pero sin nada que contar que no vaya más allá del homenaje y la cita.

Leer :   Qué películas ver este fin de semana en Netflix, MovistarPlus+ y Filmin: una batalla campal, Jennifer López y la crisis de mediados de los treinta | Entretenimiento

Imagina que Travis Bickle, el protagonista del clásico de Martin Scorsese, conduce un camión de basura y ahí tendrás la mitad de la historia ambientada. Luego las diferencias. LIMPIO –así llaman al personaje de Adrien Brody, cuyo concepto de “limpieza” es algo más amplio de lo normal– transcurre en una pequeña, fría e insulsa ciudad del norte del estado de Nueva York. Y lo mejor de la primera parte de esta película, la más parecida a un drama, transcurre por la pintura de ese pueblo casi muerto y desolado, por cuyas calles camina Limpia recogiendo basura, reparando objetos rotos y manteniendo una vida ascética.

Poco a poco, a través de pesadillas tan dramáticas que acaban siendo casi graciosas, veremos que era un chico. pesado en el pasado, que tuvo una hija y que hoy trata de vivir fuera de la violencia que lo rodeaba. También veremos que acude a un centro de recuperación para adictos, que ayuda con la comida a una abuela con problemas de drogas y a su nieta Dianda (Chandler DuPont), que alimenta a un perro abandonado y desnutrido, que arregla casas destruidas, que va a menudo al peluquero (Mykelti Williamson) y este vende sus artículos reparados a un prestamista (RZA, el actor, compositor y líder del Wu-Tang Clan). Es un tipo que está pagando una especie de sentencia interna, rodeado de culpa y profundo dolor.

Leer :   ESPECTÁCULO DOBLE DE NETFLIX | El Heraldo de Aguascalientes

Si eso no queda claro al ver la película, la voz en off gruesa y áspera de Brody lo confirma, evitando que el espectador tenga que pensar por sí mismo. Poco a poco vamos viendo las pistas de que su vida violenta puede volver en cualquier momento ya que en una zona del pueblo que empieza a recorrer con su camión de la basura cuando cambian de ruta, hay un grupo de mafiosos de Europa del Este. quienes evidentemente tienen algo entre manos. El líder es un tal Michael (Glenn Fleshler, de bufón) y el tipo tiene sus propios problemas, especialmente con su hijo Mikey (Richie Merritt), quien acaba de salir de la cárcel.

Leer :   cuáles son los otros estrenos de Netflix para hoy, 22 de junio

Verás como una historia se cruza con la otra, pero lo cierto es que a partir de ahí Clean tendrá que pasar a hacer otro tipo de limpieza, menos curativa y más reivindicativa, frente a la clásica mafia rusa que en un principio parece impenetrable. . Y la película se transformará a partir de entonces en un sangriento y violento catálogo de enfrentamientos en los que los elementos del heavy metal (herramientas, hachas, caños) tendrán su papel fundamental. Y cuando llegue el momento de las armas, todas ellas serán más explosivas y brutales de lo normal.

Uno de los problemas de LIMPIO es que construye un mundo más o menos realista y lo habita con una colección de estereotipos. Si uno se adentra en la historia entusiasmado por el aspecto desolado del lugar y el sucio realismo que envuelve a los personajes, pronto se sentirá decepcionado al descubrir que no son más que clichés y tropos (también) clásicos del género. Brody, que escribió el guión con el director, pone cara de sufrido y se salva de la parodia porque es un buen actor y puede decir los diálogos absurdos que tiene sin avergonzar a los demás. Pero de vez en cuando hay momentos en los que es inevitable reírse. Especialmente cuando la película se toma a sí misma más en serio, como en sus metáforas religiosas o narrativa explicativa.

Leer :   Netflix tiene la serie más prometedora de 2023: es de ciencia ficción y de los creadores de 'Juego de Tronos'

Las escenas de acción que ocupan la última media hora de la película son lo suficientemente violentas e impactantes como para sacar a los espectadores de su somnolencia. Serán parte de otra película – ahí es donde LIMPIO es más JUAN MECHA y menos CONDUCTOR DE TAXI—y funcionan más o menos bien por sí solos, más allá de su carácter entre caprichoso y absurdo. Ahí la película entró pura y simplemente en el género, por lo que se pueden permitir ciertos excesos, pero es difícil tomarlos en serio. Solet no es Scorsese, ni Abel Ferrara –algunas cosas aquí nos recuerdan a sus clásicos de los 80 y 90– y tampoco le da la piel a las reflexiones filosóficas de Jim Jarmusch. Es un tipo con algo de talento visual y una gran colección de DVD antiguos para rendir homenaje.

Leer :   Las series que están de moda en Netflix Perú este día