“Ética para la empresa” – ContraRéplicaPuebla

Hola amigas y amigos, les saludo con el gusto de siempre.

Hoy escribo de una gran experiencia que viví el pasado viernes, cuando tuve la oportunidad de estar presente en el conversatorio, que tuvo el escritor español Fernando Savater y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, con respecto al libro “Ética para la empresa”, publicado por el escritor en 2014.

Este hace una reflexión sobre el papel de las empresas para generar riqueza colectiva, pero con ética.

Como empresario tengo claro que la generación de riqueza es muy importante para la sociedad, porque se genera para todos los involucrados en el ciclo productivo, desde los que hacen empresa y que buscan oportunidades para progresar, pero cómo dice Savater, deben hacerlo con tres virtudes: audacia, justicia y prudencia.

Leer :   Cómo atraer talento internacional para superar la crisis de 2023 - ORH

El emprendedor pone en movimiento a personas (que él llama recursos humanos) y que impulsa las fuerzas sociales a producir, crear fuentes de ocupación y de actividades. Hizo énfasis en que la ética debe tocar al dinero y a la ganancia. “La ética es la búsqueda de la alegría por la acción”. La ética no está reñida con el provecho económico ni con el éxito, al contrario, las empresas deben ser éticas. Al emprender se generan fuentes de empleo y actividades que complementan el ciclo económico.

Claudia Sheinbaum dijo que es una responsabilidad de los empresarios generar bienestar a la sociedad.

“Nadie consigue resultados solo, ya que en una isla desierta nadie es buen empresario”, los empresarios reciben ganancias a sus trabajadores, de los clientes, y por lo tanto, deben tener responsabilidad y al recibir ganancias de los demás, devolver a la sociedad esa riqueza en forma de salarios justos, nuevos proyectos, y trabajar en comunidad.

Leer :   Métodos innovadores y el uso de las tecnologías

Coincido en que tiene que haber sinergia entre todas y todos los generadores de riqueza, y como también lo he dicho en este espacio, la justicia social es fundamental. La igualdad de oportunidades es el camino, por eso la necesidad de cerrar las brechas de desigualdad.

Las empresas tienen que actuar con responsabilidad social, entendiendo el impacto que tienen en la sociedad y hacia adentro, buscando beneficiar a toda la comunidad que representan: trabajadores, consumidores y empresarios. Es un círculo virtuoso.

En el libro marca seis problemas, que en mucho siguen siendo actuales.

1. El ‘olvido’ de la experiencia, donde esta característica que considero fundamental, cada vez es menos valorada en los tiempos actuales.

Leer :   El teletrabajo se reduce a mínimos desde la pandemia pese a la recomendación del Gobierno para ahorrar energía

2. Señala que las empresas se deben basar en los principios de comunicación, autoridad, motivación y sobre todo, responsabilidad social.

3. Habla del consecuencialismo: A buenas acciones, buenas consecuencias. Que yo en lo personal lo visualizo en la regla del ganar-ganar.

4. Revalorización de la ética. Tenemos que volver a ver la empresa con visión a largo plazo, buscando en todo momento resolver problemas para seguir el círculo virtuoso del que hablaba hace un momento.

5. No utilizar la ética de forma cosmética. Hacerlo de fondo, comprometidos y no solo de forma.

6. La ética como práctica individual. “La ética es una práctica irrenunciablemente individual, intransferible, íntima,” dice Savater.

Leer :   Alegar que «contrato de un mes» no confiere estabilidad laboral es insuficiente para solicitar inclusión en carrera administrativa | La Ley

Para mí es hacer las cosas bien siempre, como un acto personal.

Les invito a reflexionar estos axiomas y seguir trabajando por construir una sociedad más justa e igualitaria para todas y todos.

Soy Sergio Salomón y por Puebla, bien vale la pena.