“Formé mi negocio con el deseo de contribuir a la sociedad”

Guasave, Sinaloa.- Una mujer dinámica y apasionada por la psicología es Ikeya Karem López Valenzuela, quien además se describe como una madre de corazón y empresaria por convicción. 

Preocupada por el bienestar de la infancia y población vulnerable ha buscado alternativas altruistas para sumar a favor de pacientes con diagnósticos oncológicos, combinando la labor social con el trabajo hasta lograr crear su negocio.    

Una profesional multifacética que imparte actividades de lectoescritura, terapia psicológica, altruismo, creación y venta de material para desarrollo de habilidades y destrezas de pensamiento, y en los últimos años también dedica tiempo a un proyecto de venta de snacks para fiestas infantiles.

Consciente que el bienestar depende de una mente sana, el equilibrio y la socialización, prioriza el tiempo de calidad con su familia, esforzándose  cada día por vivencias basadas en valores como el respeto con sus hijas, Camila y Luciana, quienes son su mayor motor para estar en constante aprendizaje a favor de sus seres queridos.                    

Leer :   Política, datos personales y fintech: qué busca Elon Musk con su llegada a Twitter | Las razones detrás de la compra multimillonaria

                                

En su trayecto ha tenido la oportunidad de radicar en diferentes ciudades, pero Guasave se convirtió en su lugar preferido, donde ha creado nuevas oportunidades para desarrollarse profesionalmente. 

Actualmente maneja contratos con algunas empresas del municipio, realizando reclutamiento y selección de personal por cuenta propia, todo generado desde su empresa.

¿Cómo decide estudiar psicología? 

Desde mi adolescencia tuve el gusto y acercamiento con la psicología, primero en el colegio que estudié, admirando el trabajo que realizaban mis maestras en el departamento de psicología en aquel tiempo. 

Leer :   Exposición Decir Silencios: realidad social en imágenes

Posteriormente tuve la oportunidad de vivir la experiencia de mi proceso de psicoterapia antes de cumplir 16 años, y después mi gusto e interés cuando realicé mi servicio social de bachillerato en el DIF Guasave.  

Solamente me postulé a la licenciatura, me preinscribí en la Facultad de Psicología en Culiacán, fui seleccionada como la 13 de la lista de alumnos, y se concretó la decisión de estudiar Psicología, convirtiéndose en mi convicción, pasión y forma de vida.

Una vez que concluye la licenciatura ¿cuáles fueron sus planes?

Empezar a trabajar por cuenta propia y desde siempre tuve la iniciativa por emprender con mi espacio de atención psicológica y llevar a cabo mis planes de ofrecer atención a niños y adultos, sumado a ese plan empecé a trabajar en mi último semestre de licenciatura en una empresa que me brindó la oportunidad de iniciar con mi primer empleo formal en la ciudad de Culiacán.   

Leer :   Reyes Maroto será la candidata del PSOE a la alcaldía de Madrid (Castilla-La Mancha, La Ventana de CLM)

¿Dónde nace la necesidad de incursionar en el emprendimiento?

Por la necesidad de interactuar con materiales específicos para mis sesiones de trabajo, los realicé con base a mis necesidades y las de los infantes que recibo en la consulta, y al mismo tiempo que me permite crecer con un emprendimiento, generar un contexto de aprendizaje lúdico, divertirme con lo que incluye desde empacar los tableros, entregarlos y venderlos, y desde niña me recuerdo siendo vendedora, por eso me divierte.  

¿Cómo combina sus facetas de psicóloga, altruista, empresaria y mamá?

Es todo un malabar, un día a la vez soy una mujer entregada a mi quehacer, me encanta que todo salga bien o lo mejor posible, pendiente en todo. Es un trabajo intenso, planeado y tengo mis compañeras que me apoyan, pues actualmente soy generadora de cuatro empleos con mujeres jóvenes, y ellas me acompañan en mi consultorio y mi negocio.                                        

Leer :   La Junta reconoce la labor de las Escuelas e Institutos de la Administración pública

Es complicado en ocasiones, mas no imposible, porque en todo siempre me gusta dejar mi toque, el de Ikeya. Anexo a eso que soy mamá, me considero una imparable y apasionada compañera de mis hijas, y me gusta lo que hago, creo que desde ahí ya tengo la motivación inicial para mi trabajo. 

¿En un futuro cómo se visualiza en su empresa?

Consolidada y brindando un servicio muy al alcance de otros sectores que necesiten de ese tipo de atención. 

Te recomendamos leer:

El Perfil

Ikeya Karem López Valenzuela 
Directora de Confíe

Ikeya Karem López Valenzuela 

Licenciada en Psicología 

Psicóloga y psicoterapeuta 

El arte de amar y Cartas a una joven psicóloga

Leer :   El Mundial en las escuelas chaqueñas: las clases no se suspenden durante la competencia

“Cesa de definirte, concédete todas las posibilidades de ser” 

VIDEO. Novios se reencuentran 3 años después y no se reconocen en el aeropuerto