Innegociable: Seis cosas que debes verificar en un restaurante antes de comer

Conocé las red flags que tenés que tener en cuenta a la hora de salir a comer para disfrutar al máximo de tu experiencia.

La oferta gastronómica en Buenos Aires es inmensa. Eso hace que, a la hora de elegir, las opiniones de los chefs y los food influencers importen. Conocé las red flags que tenés que tener en cuenta a la hora de salir a comer para disfrutar al máximo de tu experiencia.
Juan Panetta es un publicista argentino que vive hace casi una década en Ámsterdam y está al frente del management de Nela restaurante, uno de los lugares más exclusivos de la capital holandesa, además de haber sido gerente de otros establecimientos aclamados, como The Hoxton. Él, lo primero que mira para determinar la limpieza del lugar, es el baño:

“Si eso está sucio, te podrás imaginar cómo está la cocina, que no se ve. Eso afecta la calidad de la comida y también es un requerimiento bromatológico”, sostiene.

Por otro lado, también se fija en “el lenguaje corporal del equipo y el nivel de estrés que maneja”.

“Si el staff la está pasando bien, se llevan bien y no tienen cara de cansados, es algo positivo. Lo contrario denota que hay un mal managment. La falta de motivación de los empleados afecta la experiencia porque, como se dice en gastronomía, uno muchas veces no vuelve a un lugar por la comida, sino por cómo te hacen sentir”.

La limpieza de los espacios abiertos habla de la limpieza en cocina. Imagen de Niek Verlaan en Pixabay

Otro punto a tener en cuenta para Juan es “que los lugares no sean pretenciosos”. “No me gusta ir a un restaurante y que no me den queso rallado porque las pastas tienen pescado. Eso es un estilo de gastronomía limitante”. A su vez, reconoce que la experiencia gastronómica empieza desde que uno hace la reserva: “Si llamas y no te atienden, o te atienden mal, eso ya hace que uno vaya mal predispuesto”.

Con más de 160 mil seguidores en Instagram, Victoria Murphy es mucho más que influencer de cocina. Comparte recetas, cursos de alimentación saludable y también es asesora de emprendimientos gastronómicos. Para ella, no importa si un restaurante es tope de gama o un lugar sencillo: “La propuesta tiene que ser clara. Hay algo que tiene que estar alineado: el menú, qué es lo que se sirve y qué no, ese recorte, la ejecución y que no haya un desfasaje entre lo que se ofrece y lo que efectivamente te llega en el plato”.

A su vez, considera que “la ambientación es un punto importante, en el sentido que tiene que tener alma. Esto no quiere decir un mobiliario y una vajilla de lujo, sino que haya una identidad. Que, de antemano, el público sepa: en este lugar se sirve equis tipo de comida, para una clientela determinada y bajo qué condiciones”.

Paralelamente, cree que la ubicación es algo fundamental pero no determinante: “Pensar que poner un restaurante en un polo gastronómico va a significar un amplio recambio de clientes es un error. Está lleno de restaurantes en lugares masivos que siempre están vacíos. Si un espacio tiene una buena estrategia de comunicación y una impronta personal, la gente va a ir, seguramente”, considera.

Alertas según los expertos

  1. Limpieza del baño.
  2. Lenguaje corporal del esquipo y su nivel de estrés.
  3. Presentación de platos.
  4. Experiencia al realizar la reserva.
  5. Propuesta clara y original.
  6. Ubicación.

Con información de El Gourmet

Leer :   EMPRESA / Manel Pardo, el entrenador personal Sant Cugat que ayuda a establecer hábitos de vida saludables