José Ignacio “Chascas” Valenzuela, el rey del thriller y su inflamable regreso a Netflix

José Ignacio “Chascas” Valenzuela no se ha dejado cegar por el éxito arrollador de su melodramática serie recién estrenada en Netflix: “Donde hubo fuego”. Una producción de 39 episodios que ha vuelto a poner el nombre del escritor y guionista nacional en lo más alto.

El inquietante drama centrado en la Ciudad de México cuenta la historia de Poncho (Iván Amozurrutia), quien se sumerge en la peligrosa aventura de vengar la muerte de su hermano, infiltrándose en una compañía de bomberos donde descubre algo más que pistas de un asesinato. .

— Chascas, ¿cómo se siente volver a ser un boom del streaming con “Donde hubo fuego”?

– ¡Puaj! Tenía las expectativas bastante controladas, algo que suelo intentar hacer siempre que me enfrento a un nuevo trabajo. Es muy incómodo como creador cuando te comparan con tu trabajo anterior y tus expectativas empiezan a subir desmesuradamente, cuando sacan de control algo que haces de manera tan íntima en casa, y piden que explote en todos los rincones de tu casa. el mundo.

Leer :   Series para hacer maratones hoy disponibles en Netflix España

Mantengo mis expectativas muy bajas, por lo que nunca esperé que se desempeñara tan cerca de “¿Quién mató a Sara?”; que llego a estar entre las mas vistas del mundo… que les puedo decir? Fue una gran sorpresa que aún no he terminado de digerir.

— Entonces, ¿hubo cierta presión para igualar el éxito de “Quién mató a Sara”?

— O sea, siempre hay presión, lo que pasa es que no le hago mucho caso (risas).

donde hubo fuego
donde hubo fuego

“Los verdaderos buenos chicos”

Antes de llegar a Netflix con esta particular historia de bombero, José Ignacio concibió la idea hace más de 20 años. Una propuesta que llevó a Canal 13 y pasó por varias etapas de revisión, incluso visitó algunas empresas de Santiago y regiones para empaparse del ambiente heroico de quienes sirven a la patria, sin pedir nada a cambio.

Leer :   Cyberpunk 2077 vuelve a ser el superventas en Steam gracias a su nueva serie de Netflix

— ¿Cómo llegaste a centrar la historia en una estación de bomberos?

— Tenga en cuenta que siempre había querido escribir sobre los bomberos, hace más de 20 años. La institución de los bomberos debe ser de las pocas que están quedando fuera de la corrupción o del juicio de los ciudadanos. En los últimos años hemos visto ciudadanos mucho más empoderados y críticos, pero los únicos que se han salvado son los bomberos, los buenos de verdad.

— ¿Qué fue lo que más te atrajo de este mundo?

— Como escritor, era un mundo interesante donde se juntan muchas cosas, cada emergencia me podía dar un género diferente: comedia, terror y hasta romance; hay tantas posibilidades… y cuando comencé a trabajar con Netflix, también comencé a tener más control sobre mis propios proyectos, a tener más recursos para poder contar mejor las historias en pantalla, así que reviví esta idea y estaba finalmente capaz de hacerlo con toda la altura de mirada que se merece.

Leer :   Netflix estrena tráiler de 'El juego del calamar 2' Por Benzinga España
Valenzuela
Valenzuela

La primera serie de televisión de Netflix

Para el director, “Donde hubo fuego” fue concebida en su cabeza como una producción completamente opuesta a su exitosa serie antecesora para la plataforma de streaming que contó con tres temporadas: “’¿Quién mató a Sara?’ Era una serie oscura, turbia, muy intensa, con temas muy polémicos, llegaba a lo más profundo de la maldad humana; “Donde hubo fuego” es mucho más brillante, más fresco, más cercano a un melodrama clásico que a una serie”, declaró Valenzuela.

— En “Donde hubo fuego” continúas con la trama del thriller donde la venganza y el misterio son el eje central, ¿tomaste la decisión de continuar con esta fórmula?

— Sí, armo las historias y propongo los temas. El misterio, el suspenso, los enigmas, las pistas, los falsos culpables… Siempre me han gustado, no es algo que me naciera con “¿Quién mató a Sara?”. En Chile hice “Marparaíso” y “La familia de al lado”, y en el extranjero muchas novelas y obras de teatro que tenían esa trama, he escrito una cantidad enorme de libros que tienen esa línea narrativa. Da la casualidad de que “¿Quién mató a Sara?” tuvo repercusión mundial y daría la impresión de que yo inauguré esta forma de escribir allí, cuando lo hago desde hace años.

Leer :   netflix Ryan Gosling habla sobre el estreno de The Grey Man

— Y es diferente verlo en dramas que vienen de un latino y en Netflix, eso es algo que sorprendió mucho a la gente.

— Bueno, lo que pasa es que en general el thriller es un género bastante anglosajón; con escritores que empezaron a trabajar en ella hace mucho tiempo como Edgar Allan Poe y Agatha Christie, entonces eso fue una de las cosas que llamó la atención de “¿Quién mató a Sara?”, que parecía una serie gringa (risas). .

Pero en su estructura tenía toda una piel y una manera muy latinoamericana de contarse, un poco de lo mismo que hice con “Donde hubo fuego”.

Foto del elenco de Jaime Medina para Netflixx
Foto del elenco de Jaime Medina para Netflixx

— ¿Fue muy diferente ahora trabajar en una telenovela dramática para Netflix ya diferencia de otras series, con 39 capítulos?

Leer :   3 animes románticos que puedes ver en Netflix

— Es que si lo piensas bien, llevo 30 años escribiendo series de 200 capítulos… una vez hice una para México de 340 capítulos. ¡Escribir 39 no es nada para mí! (Risas).

— Con el éxito que ha tenido, ¿hay posibilidad de una segunda parte?

– Por el momento no. No fue algo que se discutiera al momento de crear “Donde hubo fuego”, desde su origen se pensó como una serie más larga, un nuevo formato, la primera serie larga que hace Netflix para México.

— Imagino que para ti también fue un reto ser el pionero en esta serie de TV para Netflix.

Leer :   Estas son las series de Netflix que atraen al público de Estados Unidos

— Por suerte me enteré más tarde (risas). Me enteré cuando ya lo estaba escribiendo y terminé, cuando me ponía nerviosa ya no había vuelta atrás.

– ¡No te creo! Y, ¿te cuesta mucho sumergirte en la idiosincrasia mexicana?

— Los mexicanos y los chilenos tenemos puntos de encuentro muy grandes. Siempre he pensado que esa es una de las razones por las que siempre ha habido simpatía mutua, tenemos una forma de ser y de entender el melodrama muy parecida, pero también tenemos diferencias bastante significativas.

Me fui a vivir a México cuando tenía 21 años, donde desarrollé el inicio de mi carrera y la hice florecer, hay momentos en los que siento que puedo conocer mejor la sociedad mexicana que la chilena, es cómodo para mí. escribir sobre México.

Leer :   Netflix: el 54% de los usuarios en España usan cuentas compartidas

“Finalmente puedo contar mis historias”

Una característica importante de las últimas producciones de Chascas en Netflix es la narración con personajes de la comunidad LGBTQ+. Sin que ello parezca una inclusión forzada, sino más bien, desde el respeto y la naturalidad de una realidad que pocos se atreven a revelar en pantalla.

— Me imagino que es importante para ti incluir personajes LGBTQ+ en tu serie.

— Es muy importante, independientemente de ser un hombre gay, para mí es muy importante finalmente poder contar mis historias. Durante muchos años tuve que contar historias de princesas y príncipes que no me representaban, que no se parecían a mí. Y lo curioso es que fueron un éxito, pero yo sentía una especie de síndrome del impostor, estaba escribiendo historias que no eran las mías.

Leer :   razones para ver el nuevo éxito de la plataforma

Pero independientemente de eso, si pones a diez personas juntas, hay una alta probabilidad de que al menos uno sea gay, así que si tienes un elenco de 25 actores, estadísticamente al menos tres deberían ser gay.

donde hubo fuego
donde hubo fuego

— Algo que no se respeta en muchas producciones.

— Y siempre he pensado que uno de los grandes generadores de la homofobia es la ignorancia, el juicio que la gente hace desde la ignorancia. Para mí la visibilidad es la clave para acabar con la homofobia, cuanto más visible eres, menos prejuicios generas y se quedan sin argumentos a favor de la homofobia.

Para mí la representación en pantalla siempre ha sido importante, lo que pasa es que ahora por fin puedo tratarla con la seriedad, el respeto y la profundidad que se merece.

— Y sin caer en caricaturas.

– ¡Absolutamente! Muchas veces me negué rotundamente a poner gays en la pantalla porque la única posibilidad que tenía de hacerlo era a través de clichés o cayendo en el absurdo, en bromas baratas, y eso nunca lo iba a hacer.

Leer :   Ranking de Netflix: las películas favoritas de hoy del público estadounidense

Nuevo libro y nueva serie.

— Chascas, ¿estás planeando nuevos proyectos con Netflix o en Chile quizás?

— En este preciso momento estoy trabajando en un nuevo libro que tengo que entregar en un par de meses, un libro para adultos que se publicará en toda Iberoamérica, a mediados del próximo año, es un proyecto súper grande. Y cuando termino, empiezo una nueva serie para Netflix de la que obviamente no puedo decir nada, porque ni siquiera está 100% fijada en mi cabeza.

— En ese sentido, ¿cómo son tus procesos creativos?

— Mis primeros procesos de desarrollo son nebulosos, tengo imágenes en la cabeza, tengo el sentimiento que envuelve el proyecto, pero es una masa informe, y ahí es donde estoy.

Leer :   la precuela de Bridgerton que promete y emociona a los fans

— Con respecto a tu nuevo libro, ¿tienes planes de llevar ese libro a la pantalla?

– ¡Ups! Tengo tantos otros planes antes (risas). Después de “¿Quién mató a Sara?”, ha habido un interés en mi obra literaria por parte de las plataformas y el mundo audiovisual para llevarlas a la pantalla, de hecho, hay varios de esos proyectos en marcha, pero no estoy involucrado como escritor, no creo que sea la persona adecuada para adaptarme.

– ¿Por que no?

— Porque creo que es importante que lo haga un forastero, que no tenga un amor particular por el libro, que tenga la posibilidad de cortar, cambiar, modificar sin sentir que está siendo un traidor con su propia obra. Si alguien quiere llevar mi nuevo libro a la pantalla, estaría feliz, pero no creo que sea yo.

Valenzuela
Valenzuela

Leave a Comment