José Sellier, una vida de cine en A Coruña lejos de los focos

El 21 de noviembre de 1922 es un día marcado en rojo en el calendario de la historia de A Coruña. Hace cien años nacía la actriz María Casares y el mismo día moría el fotógrafo y cineasta José Sellier. Triunfó en Francia y se enamoró de Albert Camus. Nació en el país vecino pero pasó parte de su infancia en A Coruña y se instaló aquí años después hasta su muerte. “Venía de fuera, pero se hizo profesional de A Coruña”, dice el historiador de cine José Luis Castro de Pazque entró en el universo de Sellier en los años 90, al que investigó -e investigó- y descubrió una verdad que aún hoy mantiene: fue un pionero del cine español.

Leer :   Películas que se equivocaron terriblemente en la década de 2000

José Sellier (derecha) con su familia en Os Castros en 1915. | // JC SEGUIN / ARCHIVO SELLIER


De niño vivía en la calle Sol, tenía un estudio de fotografía en la calle San Andrés y de su tumba no queda nada. Ninguna de sus películas. Pero hay archivos e imágenes que puedes usar para reconstruir tus pasos. Castro de Paz, que ha contado con la ayuda del periodista en los últimos años, se ha dedicado a ello Rubén Ventureira y el familiar de José Sellier, alfredo sellier, tataranieto del hermano del fotógrafo, Luis, quien también vivía en la ciudad. “Tomamos datos de aquí y de allá. Supimos su segundo apellido, Loup, y también que fue uno de los primeros en tener línea telefónica y que su placa era 16”, explica Castro de Paz.

Leer :   PRIMETAG | Los mejores descuentos en dispositivos de Amazon

Visita a O Pasatempo de Betanzos. | // JC SEGUIN / ARCHIVO SELLIER ana coche


Aunque “fue uno de los grandes fotógrafos de la ciudad y rodó por toda A Coruña en su estudio”, cuenta Ventureira, hay otro hito en su historia que le hace aún más especial. “Se decía que el cine nació en Zaragoza, pero fue en A Coruña. Sellier los compró hermanos Lumiere un cinematógrafo que permitía grabar y proyectar”, dice. Era 1897. José recorría las calles de A Coruña para rodar sus propias películas, que luego proyectaba en un bazar situado donde hoy se encuentra el cine de París. Luego las mostró en su estudio de San Andrés. “Rodó la primera película española”, dice Alfredo Sellier, que tiene “mucha información familiar y documentos” de esa época.

Leer :   Barcelona y Madrid acogerán la Bienal Ciudad y Ciencia en febrero de 2023

Imagen de las Olas de Orzán, una de sus películas. | // JC SEGUIN / ARCHIVO SELLIER


José Sellier ha absorbido el mar de Orzánla salida de los trabajadores de la fábrica de gas, el funeral del general Sánchez Bregua o la salida de la multitud de la iglesia de san jorge. “Hizo la primera película de género deportivo que es una carrera de bicicletas y la última fue Desembarco de Heridos en la Guerra de Cuba, en la que fue al Muelle de Hierro a filmar esta catástrofe humanitaria. En cierto modo, hizo un cine de sociedad. Filmó lo que tenía cerca”, explica Ventureira, quien cree que eso lo convierte en “una figura trascendental en la historia de la ciudad”.

Leer :   La Mostra de Venecia cumple 90 años: el testigo más antiguo de la historia | cine y arte

Para estas películas, de “plano fijo y apenas un minuto de duración”, su nombre debería formar parte del primer capítulo de la historia del cine en España. Aunque el periodista cree que esta afirmación le “maravillaría” si Sellier levantara la cabeza. “No sabía que era un pionero del cine. Era fotógrafo”, dice.

Alfredo Sellier lamenta que la figura de su amada haya sido “olvidada”. Una exposición tuvo lugar en 2013. Casa de la Cultura Salvador de Madariaga y José Sellier da nombre a una plaza, un premio y una sala del CGAI. Pero nada sobre el centenario de su muerte. “Hay un desconocimiento sobre Sellier como pionero del cine. Está infravalorado y no solo a él sino también a lo que ha hecho. Esta es una ciudad de festivales de cine y se le podría dar más protagonismo a este hito”, explica el tataranieto de Luis Sellier.

Leer :   Lo que debes saber sobre el día del cine 2022

Castro de Paz, Ventureira y Sellier han coincidido en que este nombre no desaparezca y pase a formar parte de las páginas más importantes de la historia cultural coruñesa. “Este año tuvimos que quejarnos. Se debería haber hecho más. Fue una muy buena ocasión”, resume el periodista. José Sellier debería tener un lugar de honor junto a importantes figuras como Fernando Rey o María Casares, en las que se trabajó con motivo de su centenario. “Hicimos lo que pudimos. Nadie lo conocía y ahora tiene un lugar. Nuestra voluntad era que hubiera un trato más serio por parte de las administraciones en 2022, pero no nos hicieron mucho caso. Es una pena, porque podemos rastrear su historia con mucho detalle y podríamos aportar datos muy nuevos”, explica Castro de Paz, que cada día aprende algo nuevo sobre el fotógrafo y cineasta: “Hoy leo que Wenceslao Fernández Flórez iba a sus sesiones”. Lo peor para Ventureira es que “sus películas no se conservan”.

Leer :   la mítica carretera que unía al Imperio Romano en Italia

De ahí la necesidad de seguir hablando de ellos, aunque hayan pasado cien años desde la muerte de su creador. Mañana lunes hay una nueva oportunidad en el cine de París donde Castro de Paz, Ventureira y Sellier repasan la vida del fotógrafo y cineasta José Sellier Loup.