la historia de amor de Marta Luisa de Noruega y Durek Verrett

Una princesa escandinava divorciada desafía todo lo establecido y, alejada de la casa real de Noruega, comienza una relación con un chamán californiano con el que enfrentará multitud de trabas que pondrán a prueba su amor. Podría ser la sinopsis tanto de una película de tarde como de una comedia romántica como, ahora sí, la historia de Marta Luisa de Noruega y Durek Verrett.

Se trata de un idilio que ha atravesado una enorme cantidad de obstáculos (entre ellos, un muy grave problema de salud en los riñones del gurú que a punto estuvo de acabar con su vida) y que, sin embargo, parece ser que tendrá un final feliz. O, al menos, tendrá un ‘y comieron perdices’ que se suele decir cuando los protagonistas se casan, ya que han anunciado, anillo con esmeralda brasileña y diamantes mediante, que habrá boda y, esperan, The End a todo contra lo que han batallado.

Leer :   Thor: Amor y Trueno | Se revela el presupuesto masivo de la película

Sobre todo al racismo. Después de dar a conocer que pasarán por el altar, la pareja ha denunciado en redes sociales que han “recibido amenazas de muerte”, amén de mucho “odio” y que todo ello es únicamente por un motivo: “No quieren ver a un hombre negro en la Familia Real. Y solo porque nunca antes ha ocurrido”.


Marta Luisa de Noruega y Durek Verrett, en 2019.

“Sentará un precedente para mi gente que jamás será olvidado. Nos merecemos ser reconocidos por la grandeza de quiénes somos y de dónde venimos. Siempre ha habido reyes y reinas en África. Y sin embargo, desafortunadamente, nunca han sido reconocidos en el mundo de la manera que debeían”, ha declarado Verret a la revista People.

“He aprendido mucho sobre la herencia y la cultura negra y voy a seguir aprendiendo”, ha asegurado la princesa. “Tengo un hombre muy paciente que me educa en dichos asuntos, en lo que es el privilegio blanco, y cómo nosotros como pareja debemos lidiar con los miedos y prejuicios de la gente y demostrar que el amor no tiene fronteras. Es una lección de humildad aprender con Durek cada día”, ha añadido.

La primogénita de Harald V y Sonia de Noruega ha incidido en el doble sesgo moral con el que ha tenido que lidiar desde que comenzasen su relación a comienzos de 2019. “He visto a gente que me hablaba muy bien y que luego, al girarse hacia Durek, se vuelven horribles: ni le estrechan la mano o le insultan”, ha especificado. Además, cuando en 2020 se posicionó públicamente sobre el asesinato de George Floyd con un post en Instagram su cuenta fue inmediatamente hackeada.

Porque ambos venían, cuando iniciaron su historia conjunta, de dos relaciones muy distintas: la princesa había anunciado su divorcio del escritor Ari Behn, padre de sus tres hijas (Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah), en agosto de 2016, finalizándose los trámites en 2017 y entrando el novelista en una fuerte depresión que acabaría con su suicidio el 25 de diciembre de 2019 y tras lo que Marta Luisa criticó a la prensa de su país por culpa de los paparazzis que la seguían a ella y sus hijas; por su parte, Durek había estado ocho años con el masajista Hank Greenberg, dándose a conocer su bisexualidad.

Sin embargo, Durek Verrett jamás se ha reconocido como bisexual porque entiende que no ha de ponerse etiquetas -por más que una orientación sexual no sea una etiqueta-, asegurando que lo único que le importa “es el amor incondicional”. Y esa no es la única polémica que ha vivido y que le emparenta de alguna forma con una de sus mejores amigas, también muy aficionada a los titulares estrambóticos: Gwyneth Paltrow. Ya antes de su relación con la princesa había afirmado que profetizó los ataques terroristas del 11-S, que había estado entre los muertos o que era capaz de curar el cáncer a través de la espiritualidad.

Tras comenzar su relación con Marta Luisa, esos escándalos no han cesado y, de hecho, dos de los más sonados se han dado durante la pandemia. El primero tuvo lugar en abril de 2020, cuando aseguró que él ya había predicho el coronavirus un año antes al hablar de un “punto de inflexión” en la humanidad en su libro Spirit Hacking. Sin embargo, fue acusado de querer sacar beneficio crematístico del sufrimiento y la muerte de miles de personas. El segundo, la imagen que daba que un miembro de la familia real inaugurase una línea de derivados de la marihuana (productos que utilizan el CBD de la droga).

A pesar de todo, ambos tienen claro que la boda, de la que aún no se sabe ni lugar ni fecha ni invitados, será uno de los momentos más felices de sus vidas. “El amor puede derribar cualquier barrera o frontera”, ha puntualizado el chamán. “Me he enamorado de la mujer más increíble que me ama por cada arista de mi ser, y yo la amo por cada una de las suyas. Lo que sea que nos ocurra lo afrontaremos juntos”, ha finalizado.

Leave a Comment