La importancia de la formación en inglés para las empresas

Tener un buen nivel de idiomas es capital a la hora de abrir puertas en el mundo laboral. Ni que decir tiene que, si se trata de la lengua anglosajona como la matriz y puesta en común de todo negocio internacional, es todavía más idóneo. 

Las empresas lo saben y cada vez son más las compañías que ofrecen a sus empleados la posibilidad de formarse en este campo, tan básico como ilimitado. A través de clases y formaciones que representan un incentivo que es sinónimo también de un gran beneficio personal. 

Beneficios de la formación en inglés para las empresas 

La potenciación del talento interno para ayudar a las plantillas a mejorar sus habilidades es un reto importante para las empresas que buscan contar con un equipo de trabajo más competitivo.  

Leer :   Reabren parcialmente las áreas recreativas de El Yunque | Otros

En los últimos tiempos, las formaciones en inglés para empresas son de los servicios internos que más demanda tienen. Eso sí, hay que tener claro que no es válida cualquier formación, pues cada empresa tiene una serie de objetivos y necesidades diferentes, tanto para crecer en el mercado exterior como comunicarse con alguna de sus sedes, por ejemplo. 

Por ello, es vital para muchas organizaciones tener claro que empresas formativas elegir para este cometido ya que cuenta, tanto la experiencia a la hora de formar a los alumnos como los objetivos que persigue la propia compañía.  

Y es que, de cara a personalizar la formación en inglés y adaptarlas a los clientes, las empresas especializadas crean una serie de planes formativos en base al sector al que pertenece la empresa. 

Leer :   Diario HOY | Un paraguayo como jefe de la misión de la OEA para la segunda vuelta electoral en Brasil

Retribución neta y flexible 

Hablando de los beneficios que repercuten en las empresas a la hora de ofrecer este tipo de formaciones, la retribución flexible es una clase de remuneración que posibilita que los empleados destinen una parte de su salario bruto a consumir determinados productos o servicios diarios, que pueden ir desde el transporte a los restaurantes. 

Como se paga desde el salario bruto, el empleado puede reducir el IRPF a pagar por dichos servicios, de tal forma que el ahorro se transforme en un salario mayor neto anual. En este sentido, el beneficio para las empresas es que aumenta la retribución neta de los trabajadores sin que ello suponga un coste extra, por lo que no aumenta el coste salarial.  

Leer :   Club de kung Fu Prodaf Maipú obtuvo medallas en 8 categorías en torneo el fin de semana » La Voz de Maipú

De igual forma, para el empleado también existen una serie de ventajas que van de la mano de la retención del talento y el aumento de la motivación por parte de los trabajadores:  

  • Mejora de la productividad. La motivación de los empleados crece, así como su propia implicación y el sentimiento de pertenencia a la compañía. 
  • Fidelización y atracción del talento. El facilitar dicho beneficio a los colaboradores hace que aumente el atractivo de la empresa. 
  • Mayor poder adquisitivo. El beneficio fiscal también es importante, puesto que, con idénticos gastos, el trabajo puede percibir un salario más elevado.    
  • Comodidad, claridad y flexibilidad. Los trabajadores pueden cambiar las soluciones elegidas y los importes dependiendo de lo que necesiten.   
Leer :   Del Rivero niega que BBVA haya actuado como Repsol en los encargos a Villarejo

En resumen, la formación en inglés es tan beneficiosa para el empleado como para la compañía en cuestión, aunque siempre hay que tener claro que la empresa formativa responda realmente a los requisitos que se busquen para contribuir al beneficio económico de estas.