La Jornada – Europa y el Papa condenan a Putin; China llama al diálogo

Bruselas. La decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de ordenar una movilización parcial y convocar en principio a unos 300 mil reservistas para luchar en Ucrania fue rechazada ayer de inmediato por Francia, Alemania, la Unión Europea, Gran Bretaña e incluso el papa Francisco rechazó el uso de armas nucleares, mientras China abogó por “un cese el fuego a través del diálogo”.

La medida de Putin es una señal de debilidad, afirmaron en una declaración conjunta la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la premier británica, Liz Truss. “La invasión rusa está fracasando”, manifestaron tras reunirse en el contexto de la Asamblea General de la Oragnización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

Leer :   Diego Lerman: "San Sebastián es ideal para esta película" | Presenta este sábado "El suplente"

El jefe del Kremlin “intenta movilizar personal menos entrenado, con menos experiencia y menos motivación”, criticó Von der Leyen.

El presidente francés, Emmanuel Macron, instó a la comunidad internacional a “presionar al máximo” a Putin para que detenga esta guerra “que ya no tiene ningún sentido”. Las decisiones del mandatario ruso son “contrarias al rumbo de la historia, a los intereses de Rusia y obviamente de la comunidad mundial. Sus decisiones servirán para aislar aún más a Rusia”, añadió Macron también al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

En el contexto de la asamblea, el canciller federal alemán, Olaf Scholz, consideró que la orden del presidente ruso de movilizar parcialmente tropas y la celebración de referendos de anexión son “actos de desesperación”. Insistió en que Rusia “no puede ganar esta guerra criminal” y que Putin “con sus decisiones recientes empeora todo”.

Leer :   9 habilidades que debe reunir un directivo para convertirse en un buen líder | Noticias | Tecnología

“Retórica imprudente”

También en la cita de la ONU, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, afirmó que la decisión del líder del Kremlin escalará el conflicto y su amenaza de usar armas nucleares es una “retórica peligrosa e imprudente”.

“No es nuevo porque lo ha hecho muchas veces, pero sabe muy bien que una guerra nuclear nunca debe librarse y no puede ganarse”, afirmó Stoltenberg, y añadió que en cualquier caso el eventual uso de armamento nuclear “tendría consecuencias sin precedente para Rusia”.

Sobre la posbilidad de que Moscú recurra a su armamento nuclear, el papa Francisco declaró que pensar en un acto así es “una locura”.

Leer :   Nos damos un tiro en el pie al criticar a quien gana dinero

Tras el discurso del presidente ruso, China llamó a las partes en conflicto a “alcanzar un alto el fuego a través del diálogo”, y a “encontrar una solución que responda a las legítimas preocupaciones de seguridad de todas las partes lo antes posible”, indicó en rueda de prensa el vocero del ministerio del Exterior, Wang Wenbin.

China y Rusia se han acercado en los últimos años como parte de lo que denominan una relación “sin límites”, y que conciben como un contrapeso a la influencia global de Estados Unidos.

La semana pasada, Putin y su homólogo chino, Xi Jinping, se reunieron en una cumbre regional en Uzbekistán, donde junto a otros líderes abogaron por un nuevo “orden internacional”.

Leer :   Bordar para contar una historia

Ayer, Wang reafirmó la posición china de que “debe respetarse la integridad territorial y soberana de todos los países, cumplirse los propósitos y los principios de la Carta de Naciones Unidas, tomarse seriamente en cuenta las legítimas preocupaciones de seguridad de todos los países, y apoyarse todos los esfuerzos tendentes a la resolución pacífica de las crisis”.

En tanto, Turquía condenó los planes “ilegítimos” de Rusia de celebrar referendos de anexión en cuatro regiones de Ucrania. “Estos hechos consumados no serán reconocidos por la comunidad internacional”, afirmó la cancillería turca.

Leave a Comment