La psicología de las apuestas: 9 errores comunes

Además de la motivación financiera, el campo de las apuestas deportivas también tiene que ver con el juego y la emoción. Cuando prevalecen estos dos últimos factores, es extremadamente difícil mantener el pensamiento lógico y la disciplina. Pero sin autocontrol es imposible conseguir un resultado positivo estable (es decir, un predominio constante de las ganancias sobre las pérdidas). Por eso uno de los aspectos más importantes en las apuestas es el psicológico. ¿Por qué fracasan incluso las estrategias financieras de éxito? ¿Qué pasa si dejas que tus emociones se desborden? ¿Cómo se aprende a evaluar la situación con sobriedad? Las respuestas a estas y otras preguntas las descubrirás ahora mismo.

 

Cómo hacer frente a las apuestas deportivas

 

Aquí hay que decidir de inmediato y con claridad si las apuestas son un pasatiempo y una forma de hacer más interesante el ver los partidos o de ganar dinero. Si es lo primero, entonces no se necesita ni estrategia ni disciplina ni autocontrol. Apostar por la victoria de tu equipo o atleta favorito te proporciona una explosión extra de emoción, con lo que tu cerebro se desentiende por completo de las tareas laborales. Es una gran forma de relajación y distracción. Pero hay que entender que el juego excesivo y la codicia conducirán inevitablemente a la derrota financiera personal.

 

[Img #67399]

 

Si estamos hablando de apostar como una forma de ganar dinero, hay que ponerse las pilas y aprender a controlar las emociones. No importa si lo tomas como fuente de ingresos adicional o principal. No importa en lo que respecta al trabajo psicológico. Lo importante es que sólo aquellos que sepan valorar la realidad de forma objetiva, planificar y dar pasos cuidadosamente calibrados conseguirán un ingreso de dinero estable en las casas de apuestas.

Leer :   Más de un centenar de investigadores/as de la UCLM realizan estancias en el extranjero con el plan propio de investigación de la institución académica - Noticias de Universidad

 

Básicamente, tienes que tratar las apuestas como un trabajo y entonces te aportará unos ingresos reales. Y no esperes ganar mucho dinero desde el primer encuentro.

 

Por qué son necesarias la disciplina y el autocontrol

 

Seleccionar las apuestas ganadoras no es fácil. Hay que analizar e interpretar correctamente mucha información. Cuando se utiliza la analítica de terceros, los datos, entre otras cosas, tienen que ser pasados por un filtro de pensamiento lógico, teniendo en cuenta, de nuevo, la información disponible sobre el próximo evento. Todo esto es un trabajo mental en toda regla, bastante difícil por no decir otra cosa. Pero, además, el jugador tiene que dar otros pasos igualmente cruciales, como:

 

  • Elegir una casa de apuestas fiable y aplicaciones de apuestas deportivas Colombia para apostar en un evento concreto;
  • Determinar el tamaño óptimo de la apuesta (este es el ámbito de las estrategias financieras);
  • Control de las emociones, para no volver a apostar por la euforia de ganar o el deseo de volver a ganar cuando se pierde (¡peligro! – Ludomanía);
  • Analizar el resultado y los factores que lo han provocado.

 

Sin disciplina y autocontrol para hacerlo todo correctamente no funcionará. La selección debe ir precedida de un análisis, que requiere concentración y una visión profunda del tema. Apuestas hechas sobre los favoritos, chismes, consejos de un amigo, recomendaciones de un recurso dudoso, etc. – es una garantía de perder con un alto grado de probabilidad. Es decir, en este caso será una apuesta al azar. En este caso no hay estrategia, análisis y otros componentes del éxito.

Leer :   alumnos le regalan un auto

 

Algunas personas incapaces de controlar sus propias emociones pierden hasta el último centavo. No se trata de una suma de juego destinada únicamente a las apuestas, sino del presupuesto familiar y de los ahorros acumulados a lo largo de los años. Si sospecha que no podrá controlarse en algún momento, es mejor que no se involucre en las apuestas deportivas. Porque podría arruinar tu vida. Pero para aquellos que pretenden abordar el asunto a fondo, uno de los primeros pasos debería ser identificar sus propias debilidades y luchar sin piedad contra ellas.

 

Los errores psicológicos más comunes de los apostantes

 

En la gran mayoría de los casos, no es la falta de información para tomar la decisión correcta o un análisis débil de la situación lo que lleva a una pérdida, sino los errores psicológicos. Las casas de apuestas han estudiado perfectamente la naturaleza humana y la tienen en cuenta en su trabajo. Cuantas más personas pierdan, mayores serán los beneficios. Sí, se aprovechan de nuestras debilidades. En base a esto, se establecen las probabilidades, se forman los mercados y mucho más.

 

Los jugadores, en su mayoría, cometen errores psicológicos similares. Familiarícese con los más comunes para estar preparado.

 

[Img #67398]

 

Deseo de venganza

 

Después de una mala apuesta, es perfectamente natural y normal el deseo de volver a ganar. Perder dinero (sobre todo si es mucho) no es fácil de afrontar. Hay una tormenta de emociones que van desde la desesperación hasta la emoción ante la perspectiva de recuperar lo que se ha perdido. Es esta característica de la psique humana la que subyace a la estrategia de la Martingala, que se utiliza en muchas tendencias financieras. Según este planteamiento, después de perder una apuesta, hay que volver a apostar, pero su importe debe ser el doble del anterior. Esto debe hacerse hasta que se produzca una victoria, que cubrirá todos los fracasos anteriores.

Leer :   La UNESCO propone un cambio en los modelos de negocio de la inteligencia artificial

 

Suena tentador, pero en la práctica la Martingala para los apostadores inexpertos es una forma directa de perder todo el dinero en un corto período de tiempo. Al apostar inmediatamente después de perder, estarás bajo la influencia de todo un ramillete de emociones. Es muy difícil evaluar la situación de forma objetiva y sobria y elegir una buena apuesta en ese estado. Los jugadores experimentados aconsejan abandonar el deseo de apostar inmediatamente después de perder. Date al menos unas horas para calmarte y tomar el control de tus emociones.

 

El deseo de ganar más

 

Es el antagonista del error anterior. Ganar genera tanta emoción en el alma como perder. La emoción se dispara, los ojos se iluminan y el mundo parece estar a tus pies. La pasión se dispara especialmente si se realizan varios pronósticos a la vez, o si las ganancias se suceden. Pero a diferencia de una apuesta perdedora, que seguro que ha sido cuidadosamente pensada y preparada, las siguientes se hacen al azar, por así decirlo, por capricho. El jugador piensa que hoy es su día, que su suerte ha cambiado y que cualquier apuesta que no haga será perdedora. Al igual que en el caso anterior, no debes dejar que tus emociones te superen. Las apuestas realizadas en ese estado tienen muchas probabilidades de perder.

 

En estos casos, la mayoría de los jugadores cometen los siguientes errores:

Leer :   Los deportes de contacto ganan adeptos en España

 

Un evento deportivo se elige al azar, a veces el jugador no conoce en absoluto la situación del partido;

 

Apostar a cuotas altas y por una cantidad decente (hay que coger suerte, siempre que sea favorable);

 

el dinero se apuesta de forma precipitada, sin mucho análisis y evaluación de la situación.

 

Es posible conseguir una o más victorias simplemente debido a la suerte, pero tarde o temprano llegará una racha de derrotas. Aquí es donde entran en juego los mecanismos psicológicos descritos en el párrafo anterior. Este es un proceso muy adictivo. Si ganas, quieres ganar más, si pierdes, quieres volver a ganar. Las casas de apuestas se aprovechan de ello y ofrecen cada vez más apuestas tentadoras con cuotas interesantes justo después de que el partido haya terminado. Es importante saber parar a tiempo, porque una excitación excesiva garantiza la pérdida del banco de juegos, o incluso un desastre financiero.

 

El deseo de ganar en grande a la vez

 

Algunos jugadores actúan según el principio de “todo o nada”. Si se utiliza una parte de la ya de por sí pequeña cantidad asignada para las apuestas, las ganancias, dadas las circunstancias adecuadas, no excitarán la imaginación. Por lo tanto, en un esfuerzo por conseguir el máximo bote, cada centavo de la cantidad de juego se apuesta en un solo evento. Desde el punto de vista del aprendizaje y la adquisición de habilidades, este enfoque es fundamentalmente erróneo. Después de todo, al apostar de una sola vez, no sólo tienes todas las posibilidades de obtener una gran ganancia, sino que también te arriesgas a perder tu dinero en un momento.

Leer :   La directora de “20th Century Girl” comparte la inspiración detrás de la película, su versión del final agridulce y más

 

La mejor opción es hacer unas cuantas apuestas en diferentes casas de apuestas, haciendo un gran trabajo previo para analizar y elegir los eventos más adecuados. Sí, no ganarás una gran cantidad de una sola vez. Si divides el bote de apuestas en varias, algunas de ellas saldrán adelante y otras perderán. Analizará esos y otros, descubrirá sus propios errores y los tendrá en cuenta para el futuro. De nuevo, sí, no habrá grandes ganancias. Pero, de hecho, en la etapa inicial, sin un conocimiento experto y un alto nivel de autocontrol, no debe esperar grandes ganancias. Se necesita mucho trabajo y tiempo para comprender todos los entresijos. Como dice el refrán: “Apresúrate lentamente”.

 

Apostar por los favoritos

 

La gente que es fanática de ciertos equipos o atletas (especialmente los hinchas) son en su mayoría incapaces de evaluar objetivamente las capacidades de sus favoritos. Los fans suelen atribuir a sus ídolos lo que no tienen, completando la imagen basándose únicamente en sus fantasías. De nuevo, en este caso, intervienen las emociones, que impiden una evaluación sobria de los hechos. Si crees que no puedes analizar a tus favoritos sin excesivas emociones y altas expectativas, intenta evitar apostar en sus eventos. Ambos equipos deben ser tratados por igual durante el análisis previo al partido. Esta es la única manera de predecir el resultado probable con la mayor precisión posible.

 

Una debilidad por los trucos de los agentes de apuestas

 

Aunque elija una casa de apuestas respetada y de buena reputación, debe tratarla con cierta precaución. La verdad es que están en lados diferentes de las barricadas. Cuanto más pierde el jugador, más gana la casa de apuestas y viceversa. Por eso, aquí no podrás establecer una relación de confianza y colaboración. Todas las ofertas y predicciones deben ser revisadas cuidadosamente. La principal tarea de la casa de apuestas es motivar a los jugadores para que apuesten lo más a menudo posible, para que apuesten más y… para que pierdan. Por lo tanto, vale la pena evitar las apuestas con cuotas altas, los parlays hinchados y otras oportunidades tentadoras que ofrecen las casas de apuestas.

Leer :   “Donde nacen las canciones”: una colección de cartas de amor a la música colombiana

 

También hay que entender que las probabilidades no siempre se corresponden con la realidad. Se inflan y se infravaloran en función de las necesidades de cada sitio en particular. Por ello, puede encontrar una considerable variación en las cuotas en diferentes casas de apuestas para el mismo evento. No se puede confiar ciegamente sólo en su valor. Aprender a sentirse cómodo con los trucos de marketing no sólo es necesario, sino que es crucial. De lo contrario, es mejor no empezar a jugar.

 

Atajo

 

Algunas personas piensan que apostar en deportes es fácil y sencillo. Todo lo que necesitan saber son las reglas del juego y las capacidades de los jugadores clave y podrán ganar dinero real fácilmente. Pero al sumergirse en este campo en la práctica, se enfrentan al hecho de que requiere un trabajo serio para tener éxito:

 

  • aprender el análisis técnico;
  • Estudiar todos los factores que influyen en el resultado de los partidos;
  • aprender a mantener sus emociones bajo control es difícil y perezoso.

 

Pero, el dinero fácil sigue siendo deseado. Y entonces entran en escena expertos deportivos de mayor o menor autoridad, sitios con pronósticos gratuitos y de pago, etc. Todo esto es cierto, pero sólo si el apostador es lo suficientemente competente como para elegir “ayudantes” realmente productivos para el juego.

Leer :   Juan Manuel Peralta: “Esquel tiene que ser turístico y sustentable”

 

Admitámoslo, no intentamos desanimarle a utilizar predicciones de pago o gratuitas. De hecho, estos datos pueden convertirse en una base sólida para la formación de su propio algoritmo de selección de apuestas.

 

Pero cualquier análisis debe ser comprobado y debe hacerse siempre. No hay que confiar ciegamente en ninguna fuente de predicción, apostando exactamente lo que recomienda. Cada vez es necesario hacer una elección propia con conocimiento de causa.

 

Apuestas basadas en rumores y chismes

 

Los apostantes inseguros tienden a escuchar a otras personas y a confiar más en las opiniones ajenas que en las propias. Esto puede causar estragos en ellos. Comprende que si pierdes, no puedes culpar a nadie más que a ti mismo. No puedes tomar al pie de la letra todas las suposiciones de tus conocidos, las noticias de la prensa rosa, las predicciones de profesionales cualificados y no tan cualificados. Todo debe ser verificado.

 

En lo que respecta a las noticias, tiene sentido elegir unas pocas fuentes de confianza y comprobar cualquier informe a través de ellas. Si un pequeño periódico de dudosa reputación escribió que Ronaldo se rompió la pierna, no es necesariamente cierto. La veracidad de los rumores y chismes comunicados verbalmente también debe juzgarse en función de la autoridad de la fuente. Pero en cualquier caso, los acontecimientos clave que afectarán dramáticamente al resultado del partido se publicarán en la prensa convencional. Hay que tener en cuenta todos los demás datos, pero saque sus propias conclusiones.

Leer :   10 años de Fundación Nuestro Río, un aula andando sobre el río Ctalamochita (apunta a las empresas que quieran reforzar sus equipos)

 

[Img #67400]

 

Falta de estrategia y plan de apuestas

 

Un predominio constante y consistente de las victorias sobre las derrotas sólo puede lograrse creando su propio esquema de juego y planificando cuidadosamente sus partidas. Y no hay soluciones únicas para todos. Sí, ahora mismo puedes encontrar fácilmente muchas estrategias, desde las más sencillas hasta las basadas en complejos algoritmos matemáticos. Pero cualquier enfoque debe adaptarse a las necesidades de cada uno. A menudo, los jugadores toman elementos de diferentes estrategias y los utilizan para crear algo propio. En cualquier caso, lo importante no es el enfoque de las apuestas en sí, sino el desarrollo de la disciplina.

 

Fíjese unos límites que no pueda sobrepasar, incluso hasta el punto de limitar el número de apuestas por día. Y sigue tus propias reglas con responsabilidad. Si no eres capaz de ser un duro jefe para ti mismo, capaz de establecer objetivos y controlar su ejecución, no puedes contar con obtener unos ingresos estables con las apuestas.

 

Sin disciplina, un plan y una estrategia, sólo será un juego de azar, un pasatiempo, una forma de avivar tus emociones mientras ves un partido, pero nada más que eso.

 

Indiferencia a los controles financieros

 

Otro punto importante es la planificación financiera. Para las personas propensas a perder el control, no tener una cantidad claramente limitada para jugar puede ser un error fatal. En la prisa de la emoción, o en el deseo de ganar de nuevo, todo será desperdiciado. Y algunos pierden no sólo su propio dinero, sino también el de otras personas. Para evitar problemas, hay que limitar claramente la cantidad destinada a las apuestas. Asigne un determinado bote y fije la cantidad máxima por evento que no supere un determinado porcentaje del mismo. Es aconsejable no apostar más del 5-10% del importe total a la vez. Por supuesto, puedes establecer un límite de pérdidas. Por ejemplo, si pierde cierta cantidad de dinero durante el día, no apostará más hoy, aunque la casa de apuestas tenga ofertas interesantes y tentadoras para usted.

Leer :   Características de la nueva generación de jóvenes que se integra al mercado laboral

 

Cómo hacer apuestas ganadoras

 

Para empezar, tienes que darte cuenta y aceptar el hecho de que no puedes convertirte en un profesional sin un serio trabajo psicológico. Nos guste o no, la disciplina y el autocontrol juegan un papel fundamental en este caso. Por lo tanto, hay que centrar un esfuerzo considerable en superar sus propias debilidades y llevar el juego a sus límites. Las siguientes técnicas le ayudarán a hacerlo.

 

Aprender a evaluar su estado emocional

 

Para entender cuándo hay que parar para poner en orden los pensamientos y los sentimientos, primero hay que aprender a escucharse a uno mismo. De hecho, pocas personas saben exactamente cómo identificar sus propias emociones, entender las razones de las mismas y, lo que es más importante, controlarlas. Aprender a hacerlo no es difícil, si te observas constantemente y analizas tu propio estado. También puedes llevar un diario de tus emociones para anotar todos los sentimientos más fuertes del día y las razones de los mismos. Hazlo como te sientas cómodo. Con o sin diario, el objetivo principal es conocerse mejor. Esto le permitirá acercarse a las apuestas sin ninguna emoción innecesaria.

 

Anota todas tus apuestas

 

Existe una fuerte tendencia entre los apostantes: todo el mundo se acuerda de sus victorias, pero normalmente no hay nada que decir sobre las derrotas. Esto se debe a la peculiaridad del cerebro humano de dejar en la memoria los momentos agradables y borrar los desagradables. Llevar un diario de apuestas con todos los detalles (evento, importe de la apuesta, cuotas, resultado, etc.) permite evaluar la realidad de forma objetiva. Se sorprenderá de cuántas predicciones fallidas tiene en realidad. Al revisar los registros, también podrá evaluar la eficacia de la estrategia que está utilizando y si puede controlarse lo suficiente.

Leer :   Quién es la mujer que secuestró el bebé en Basurto: "Lo intentó varias veces durante la noche"

 

Utilizar técnicas de relajación

 

Preocuparse demasiado por cualquier tema conduce a la sobrecarga y al colapso nervioso. Periódicamente, hay que cambiar a algo drásticamente diferente para dar un respiro a tu cerebro. No debe apostar demasiado durante un periodo de tiempo continuado. Apostar en los deportes (si se cumplen todas las condiciones) es un trabajo duro tanto mental como anímicamente. Llega un momento en que tu energía se agota, tu atención se dispersa y te resulta muy difícil evaluar la situación. Prueba diferentes técnicas de relajación y finalmente elige la mejor para ti. Puede tratarse de un pasatiempo, una tarea doméstica trivial, la meditación o la comunicación con los seres queridos. Asegúrate de tomar un descanso.

 

Un último consejo

 

Si su experiencia supera uno o dos índices, probablemente ya se haya dado cuenta de que el componente psicológico es extremadamente importante. Debes tener la actitud adecuada ante el proceso, planificar y estructurar tus acciones, así como controlarte a ti mismo. No esperes ganar a lo grande al principio ni confíes en tu propia suerte. Aquí ganan las personas con una mentalidad analítica y un alto nivel de disciplina.

Leave a Comment