Las mdicas andaluzas prefieren la sanidad pblica

Actualizado

Los colegios profesionales advierten de que las malas condiciones laborales y los problemas para la conciliacin familiar son una amenaza para la sanidad privada

Una trabajadora del Sistema Andaluz de Salud.
Una trabajadora del Sistema Andaluz de Salud.EUROPA PRESS

Las mujeres son ya el 53% de los profesionales mdicos colegiados en Andaluca. Por primera vez en 2022, hay ya ms mujeres que hombres trabajando como mdicos en la comunidad, una realidad que ha evolucionado a un ritmo acelerado en las dos ltimas dcadas en favor de un predominio de las mujeres en la profesin mdica.

Leer :   alquiler de netflix

De hecho, hace tan solo 20 aos, la relacin era de dos mdicos varones por cada mdica, tal y como se recoge en los informes del Consejo Andaluz de Colegios de Mdicos, cuyos registros del ao 2001 contaban con 17.632 varones frente a 9.232 mujeres colegiadas.

Los datos de matriculados en las facultades de Medicina, con hasta un 85% de mujeres, permitan vaticinar que la paridad alcanzada en la profesin en la actualidad acabar dando paso en poco tiempo a una feminizacin del colectivo mucho ms acusada.

Por otro lado, las estadsticas de los ltimos aos han demostrado que las mdicas prefieren mayoritariamente trabajar en la sanidad pblica. De hecho, aun siendo el 53% del total de los mdicos colegiados en 2022, son solo el 37,5% de los profesionales que trabajan en la sanidad privada.

Leer :   Novedades en el frente – Noticias Última Hora de Guatemala

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Mdicos, Antonio Aguado, especulaba esta semana con que la razn de esa preferencia mayoritaria por la sanidad pblica tuviera que ver con las condiciones de trabajo y, especficamente, con las mayores dificultades para la conciliacin familiar que se dan en la privada. Por tanto, apuntaba, la feminizacin de la sanidad se habra convertido en un problema para el sector privado, que tiene ya dificultades para encontrar profesionales y mucho ms los tendr si no ofrece contratos ms atractivos para los mdicos, hombres y mujeres.

Esos tres factores combinados (ms mujeres en la profesin, malas condiciones de trabajo en la sanidad privada y un desigual reparto de las cargas familiares) llev a Antonio Aguado a formular una suerte de advertencia al sector que se interpret, inevitablemente, como un lamento por la progresiva feminizacin de la profesin.

Leer :   Es nombrado Kevin Hendrickson Hotelero del Año del Caribe por la Asociación Caribeña de Hoteles y Turismo » ¡ Aquí te enteras primero !

La mujer tiene mayor tradicin de conciliacin familiar; tiene que atender a sus hijos, los embarazos, cuidar de la casa en muchas ocasiones… aunque hoy en da lo comparta con el varn. Est demostrado que valora ms el tiempo libre que nosotros (los hombres). Sus palabras se reprodujeron en diversos medios y recibi un aluvin de crticas.

Ayer mismo, la consejera andaluza de Salud, Catalina Garca, tachaba como muy desafortunadas las declaraciones del presidente del CACM, recordndole que la conciliacin es un asunto que atae a todos, y no solo a las mujeres.

En cualquier caso, detrs de la polmica por el sesgo sexista en la formulacin de la cuestin subyace tambin una realidad, que tiene que ver con que hay muchos profesionales (4.260 segn el ltimo censo) que hacen doble jornada laboral, en la pblica y en la privada, lo que alarga sustancialmente el tiempo de dedicacin al trabajo en detrimento de la familia, el ocio o simplemente el descanso.

Leer :   Brilla Cecyte No. 10 en evento de arte y cultura - El Sudcaliforniano

Y, aunque no hay datos sobre la motivacin de los mdicos a la hora de decidir si accede o no a doblar su jornada, es evidente que quienes trabajan en ambos sistemas tienen dificultades aadidas para conciliar su vida laboral y su vida personal.

Uno de los compromisos del Gobierno de Juanma Moreno con el colectivo mdico al llegar a la Presidencia de la Junta fue eliminar la penalizacin que sufran los profesionales del Sistema Andaluz de Salud (SAS) en su nmina si, fuera de su horario, ejercan en la sanidad privada. La retribucin tiene que ser proporcional a la dedicacin y a la responsabilidad que se desempea. Lo que hagan los mdicos en su tiempo libre no tiene que afectar a su salario. Con este razonamiento, desde mediados de 2020, los mdicos que eligen la doble jornada ya no tienen que renunciar al plus de exclusividad (unos 800 euros) en sus nminas de la sanidad pblica.

Leer :   Las mejores empresas vascas para trabajar: Ibermática y PepsiCo

Segn los sindicatos mdicos, esa liberalizacin no ha producido un aumento significativo de los facultativos que compaginan jornada pblica y privada. De hecho, el porcentaje de colegiados que ejercen en la sanidad privada se mantuvo en un 36% tras la extensin del complemento de exclusividad a todo el colectivo. La pandemia, en cualquier caso, ha tensionado el sistema y aumentado las necesidades de contratar profesionales sanitarios. De hecho, el SAS abri quirfanos por las tardes y ofreci a los sanitarios la posibilidad de alargar su jornada, lo que habra servido de alguna forma para retener a los mdicos que quieren aumentar sus ingresos.

En paralelo, los colegios de mdicos se quejan de que las compaas aseguradoras han impuesto condiciones indignas para el ejercicio de la sanidad privada, con retribuciones que son las mismas que hace 30 aos. Esa era la raz de la denuncia del Consejo Andaluz, que ha puesto en marcha una campaa para exigir a las compaas intermediarias una revisin de las condiciones contractuales que haga ms atractiva la oferta para los mdicos jvenes. De otra forma, la sanidad privada no tiene futuro, afirm Antonio Aguado en su comparecencia, tras recordar que los mdicos recin licenciados (y no solo las mujeres) rehyen de la sanidad privada. De hecho, un 64% de los mdicos de la privada tiene ms de 65 aos y, por tanto, se jubilarn pronto.

Leer :   “Argentina, 1985”: una película para dialogar

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más