Liderado por un Aguirre dominante, Allemandi ganó su primer título APT en Portugal

Eugenio Martínez RuhlLectura: 3 min.

Se juntaron y se asustaron: Allemandi-Aguirre vencieron a la N1 y a la N2 en la misma semana.Prensa APT Padel Tour

Los argentinos Adrián ‘Tito’ Allemandi y Leonel ‘Tolito’ Aguirre debutaron como pareja de una manera soñada y realmente insólita: con un título. Este domingo derrotó por 6-4 y 6-2 en la final del Open de Oeiras, Portugal, a la dupla número 2 del ranking, integrada por sus compatriotas Federico Chiostri y Gonzalo Alfonso, para cerrar una semana redonda en la que también había ganado al Nº1, Maximiliano Arce-Franco Dal Bianco.

Para Neuquén Allemandi es el primer título en este circuito, al que llegó hace tres meses tras dejar el World Padel Tour (WPT), donde fue protagonista permanente e integró una de las 10 mejores duplas cuando se fue.

Cuando saltó la noticia de que cambiaba de gira, muchos pensaron que en APT marcaría una diferencia notable, que jugara con quien jugara no tendría rivales.

Sabía que nada sería tan simple.

En marzo lo entrevisté durante la presentación del Buenos Aires Master, en el Monumental de River Plate. Fue cauteloso. Habló de que iba a necesitar “un tiempo de adaptación” y señaló que había “varias parejas consolidadas” que tenían una ventaja importante.

En su cabeza estaba claro.

Tres meses después, y tras haber cambiado de pareja en varias ocasiones, la adaptación parece estar completa. Al menos, a juzgar por lo que pasó esta semana.

En cuanto a la final de este domingo, aunque el resultado no parece tan contundente, no hubo equivalencias sobre el campo. El partido siempre estuvo dominado por Allemandi-Aguirre.

Y la gran figura del encuentro no fue solo Tito, sino su nuevo compañero.

Corre al revés, Tolito lo rompió todo. Smash, volley, lujos, nada de eso faltó en el repertorio de Loma.

Chiostri-Alfonso, extrañamente apático, no pudo hacer mucho para contener la erupción de ese volcán. Hasta tal punto que en un puñado de minutos ya estaban 5-1 abajo en el marcador.

Abrumado por Aguirre, la N2 se jugó el resto para calmarlo. Empezaron a tirarle todo a Allemandi. Y la táctica funcionó, porque del 5-1 -brecha- llegaron al 5-4.

Allí apareció la oficina de Tito. Dejó de arriesgar y se hizo fuerte en su juego de globos y bandejas profundas. Con eso más la magia de Tolito consiguieron cerrar un conjunto que, en cualquier caso, nunca pareció comprometido.

Pero no es lo mismo ganar 6-1 que ganar 6-4.

Todo indicaba que Chiostri-Alfonso había reaccionado y que el segundo set iba a ser una auténtica batalla.

Nada de eso.

El N2 comenzó a servir y cedió su servicio. Las cartas estaban puestas. Si algún atisbo de duda cruzó por la cabeza de Allemandi-Aguirre al final del primer asalto, allí mismo se disipó.

El Tolito siguió desplegando todo su arsenal y hasta sumó la herramienta finta para que el asunto no tuviera vuelta atrás.

Para colmo, Alfonso se mostraba en varios pasajes resignado, cometiendo errores no forzados que le resultaban realmente extraños.

Nuevo parón en el tercer partido y plácido recorrido de Neuquén y Buenos Aires hasta el festejo final.

El APT Padel Tour continúa su gira europea la próxima semana con el Budapest Open, en Hungría, que será retransmitido en directo por Star+, y todos los focos apuntan a ellos. ¿Serán Allemandi-Aguirre la nueva pareja a vencer?

Leer :   al menos siete heridas de bala

Leave a Comment