Lo bueno, lo malo y lo feo de Claudia Ruiz Massieu

Si fue presidente Donald Trump, ¿por qué no Carlos Slim? * Aunque no he levantado la mano para buscar la Presidencia, sin duda que el magnate empresario tiene todo el liderazgo que México reclama para llevar a buen puerto el destino del país

 

POR MARCO ANTONIO FLORES***

 

Después de que el magnate norteamericano Donald Trump fue electo presidente de Estados Unidos en 2016, en México se puso de moda “candidatear” a un empresario mexicano con una fortuna veinte veces superior a la de Trump, Carlos Slim Helú.

En 2017 y 2018, en redes con videos y declaraciones de personajes y organizaciones sociales, no sólo empresariales, se sugería que el multimillonario mexicano se postulara a la Presidencia de la República.

Slim nunca levantó la mano y ha seguido muy vinculado al poder político, obteniendo gigantescos contratos de obras públicas. En los ultimos días el nombre del magnate mexicano está en la polémica nacional, con motivo de las investigaciones en torno al desplome de la Línea 12 del Metro.

En junio de 2008, el gobierno de Marcelo Ebrard otorgó el contrato de construcción de la Línea 12 -por más de 15 mil millones de pesos- al consorcio formado por CISCA, ICA y la francesa Alstom. La constructora de Carlos Slim estuvo a cargo del tramo que se derrumbó el año pasado, y a pesar de que siempre negó su responsabilidad en el accidente, negoció con el gobierno capitalino y con algunas víctimas para evitar que el caso llegue ante los tribunales.

Leer :   "Marruecos no es un equipo humilde"

Los acuerdos incluyen asumir los costos de la rehabilitación de la Línea 12 y el pago de reparaciones a las víctimas que lo acepten.

La primera semana de mayo de 2022 se hizo público que “La empresa CICSA, del consorcio de Carlos Slim que construyó la Línea 12 del Metro capitalino durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón, obstruyó la investigación de la empresa DNV sobre el colapso del tramo elevado entre las estaciones Olivo y San Lorenzo Tezonco, ocurrido el 3 de mayo de 2021, en el cual fallecieron 26 personas, ya que, de acuerdo con el tercer informe de DNV, la empresa noruega contratada por el gobierno capitalino para determinar las causas del derrumbe del viaducto elevado, el consorcio se negó a que los expertos internacionales hablaran con su personal, a pesar de su petición de entrevistar al Director Responsable de Obra (DRO) y el perito, enviada en mayo de 2021”.

Leer :   La Nación / Candidatos de Honor Colorado en Itapúa instan a la unidad partidaria

¿Es posible que Carlos Slim Helú sea el sucesor de Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República? Después del escándalo de la Línea 12 del Metro, esa posibilidad parece darse por descartada. Además, nunca ha expresado su deseo de ser Presidente de México, como sí lo hizo el magnate Ricardo Salinas Pliego. Lo anterior, aunado a que, por sus 82 años de edad, hasta el Presidente López Obrador ha hablado del retiro de toda actividad empresarial y pública.

En este espacio de la tradicional revista política IMPACTO, hemos presentado el perfil de diez “presidenciables”: Marcelo Ebrard, Enrique de la Madrid, Ricardo Anaya, Lorenzo Córdova, Fernando Landeros, Enrique Alfaro, Adán Augusto López Hernández, Tatiana Clouthier Carrillo, Samuel García y Mauricio Vila.

Cada uno corresponde a escenarios para la sucesión: Candidato de “dedazo”, candidatos de “partido” o de la “Alianza” y candidato “ciudadano”. En el escenario de “candidato ciudadano”, hemos señalado que, dado el hartazgo que hay entre el electorado de los partidos políticos, la posibilidad de que surja un candidato ciudadano con posibilidades de llegar a la Presidencia en 2024 serían muy altas en el supuesto de que las expectativas que ha generado el primer gobierno de izquierda no se cumplan… o dicho de otra manera, que la esperanza de México llamada Morena quede en eso, en esperanza y nunca en realidad.

Leer :   ADR realiza conversatorio de equidad e inclusión laboral

La sociedad hasta el momento no quiere en la Presidencia al PAN ni al PR… y si no cumple la izquierda, tampoco querrá a Morena.

Debemos recordar que las candidaturas ciudadanas o independientes tuvieron su primer intento o experimento en 2018. En ese año, por vez primera, se pusieron en práctica las reformas electorales de 2014.

A partir del artículo 35, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el derecho de solicitar el registro de candidatos ante la autoridad electoral ahora corresponde no sólo a los partidos políticos, también a los ciudadanos que soliciten su registro de manera independiente y cumplan con los requisitos, condiciones y términos que determine la legislación.

En este contexto, hemos hecho mención de auténticos “líderes” que podrían convertirse en “candidatos ciudadanos”. Todos destacados por su trayectoria y logros en sus respectivas actividades profesionales, o por sus ayudas filantrópicas que cuentan con el requisito de ser conocidos en todo el país y que no tienen filiación partidista.

Leer :   "No es filantropía, aportamos valores y competencias"

Para muestra los siguientes botones: Lorenzo Córdova (INE), Ricardo Salinas (TV Azteca), Carlos Slim (CARSO), Arturo Zaldívar (SCJN), José Angel Gurría (OCDE), Fernando Landeros (Teletón).

Ahora presentamos al multimillonario Carlos Slim Helú como posible “candidato ciudadano”. Lo hacemos en el esquema acostumbrado de “LO BUENO, LO MALO Y LO FEO DE…”, con la finalidad de que nuestros lectores interesados en la “sucesión” cuenten con información básica, acerca del perfil de quienes aspiran o tienen posibilidades de ocupar el máximo cargo político en México para el periodo 2024-2030.

 

TRAYECTORIA

Carlos Slim Helú nació en la Ciudad de México, tiene 82 años. Es el decimotercer hombre más rico del mundo, ya que posee bienes que ascienden a los 81 mil 800 millones de dólares en mayo de 2022.

Es ingeniero civil por la UNAM, viudo con seis hijos: Carlos, Marco Antonio, Patricio, Soumaya, Vanessa y Johanna. Tres de ellos, los varones, manejan los negocios de su padre. Su esposa, Soumaya Domit, falleció en 1999.

Leer :   Cómo funciona una empresa argentina en la que no existen los jefes

En 1991 adquirió Telmex, de la que fue presidente hasta 2006, para ceder ese cargo a uno de sus hijos. En 1997, con la visión que lo caracteriza, adquirió acciones de Apple, justo antes del lanzamiento de la Mac, con lo que logró multiplicar su fortuna, al mismo tiempo adquirió Prodigy, exitoso proveedor de Internet esos años. En 2008 compró un 6.4% del periódico estadounidense The New York Times.

Carlos Slim cuenta con gigantescas empresas como: América Móvil, Grupo Carso, Inbursa, Claro Video, Fundación Telmex, así como inmobiliarias y constructoras.

Cabe señalar que, gracias a su trabajo como empresario visionario, ha obtenido múltiples premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional que, de mencionarlos, no alcanza todo el espacio de la edición de la revista.

 

LO BUENO

Es un empresario con dotes políticas excepcionales, aparte de estar entre los quince empresarios más ricos del mundo, su relación con el poder es fina y consistente. Lleva seis sexenios con una relación cercanísima a los Presidentes de México. Tiene derecho de “picaporte” en Palacio Nacional. No pasa un mes sin que tenga desayuno privado con el Presidente López Obrador.

Leer :   Lucas Erni, un gaucho santafesino que llegó lejos

Siempre que hay algun conflicto con los grandes empresarios y contratistas, AMLO lo llama como “bateador emergente” y hace uso de sus “dotes” políticas.

Desde el inicio del gobierno ha intervenido en varios asuntos espinosos con mano suave y conciliadora. Así logró destrabar el conflicto de los gasoductos, en 2019, y ha salvado el programa nacional de Infraestructura anunciando inversiones en diversos ramos de interés nacional.

En noviembre de 2019, en ocasión de la entrega del Premio Nacional de Ingeniería, el Presidente López Obrador dio su “reconocimiento sincero” al ingeniero Carlos Slim Helú y señaló que tiene dos principales virtudes: un “hombre austero y sobrio”, además de ser un empresario con responsabilidad social.

“Valoro que es un empresario con dimensión cívica y social”, dijo López Obrador, al recordar que cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el empresario ayudó para la rehabilitación del Centro Histórico.

Desde los años 80, Carlos Slim ya era un empresario muy exitoso y uno de los más importantes de México. El año 1982 fue crítico en la historia del país. Con la crisis de deuda, la nacionalización de la banca, y las finanzas del país prácticamente paralizadas, Carlos Slim y su Grupo Carso se propusieron invertir de forma intensa y activa. En este periodo se realizaron diversas inversiones y adquisiciones, entre las cuales destacan: Cigatam (fabricante de los cigarros Marlboro), Hoteles Calinda, la mayor parte de Sanborns y su filial Denny’s.

Leer :   Quin es la argentina que entrena la voz de CEOs, actores y locutores en Amrica Latina y Estados Unidos

Telmex es el ejemplo más claro de por qué a Slim se le conoce como el “Rey Midas”. De ser una empresa de Estado ineficiente -para poner una línea telefónica se tardaban al menos dos meses- la convirtió en una eficiente y gigante empresa que se internacionalizó. ¿Acaso no es eso lo que sería deseable para Pemex y CFE?

América Móvil es un ejemplo de creación de valor de una compañía, ya que, después de haber tenido 35 mil clientes celulares cuando se privatizó (1990), inventores del sistema de “prepago” llamado Amigo de Telcel, nació en abril de 1996. Hoy América Móvil es el cuarto operador mundial con 170 millones de suscriptores en México y en América Latina.

Leer :   Demencias: once hábitos saludables para prevenirlas

Ha mostrado gran sensibilidad social a través de sus labores filantrópicas, ya sea de forma personal o a través de sus empresas como la Fundación Telmex -becas a hijos de trabajadores y estímulos para que se titulen y continúen sus estudios-, el Museo Soumaya, el rescate del Centro Histórico de la Ciudad de México y recientemente en la Fundación Alas, creada por la cantante Shakira.

La ayuda se extiende a toda ]América Latina, a través de la Fundación Carso que, con un patrimonio inicial de 4 mil millones de dólares y presupuestado en pocos años a más de 10 mil millones de dólares, apoya sus diversos programas de ayuda.

 

LO MALO

Un artículo de la revista Forbes señaló que la fortuna de Slim está en controversia, ya que ha logrado amasarla en un país donde el ingreso per cápita es de 10,300 dólares por año (USD) y además casi la mitad de la población vive en pobreza.

En ocasiones, con tal de no perder su cercanía con el poder político, actúa más en defensa de los políticos que de los empresarios.

Leer :   En marcha 'Aprende a Crecer con Seguridad' para concienciar en la cultura preventiva escolar

Como ocurrió el pasado mes de abril de 2022, cuando participó en el foro Visión de Futuro: México 2042, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) todavía con Carlos Salazar.

Sus declaraciones hubieran correspondido al secretario de Gobernación y no al hombre más rico del país. Carlos Slim Helú advirtió que la confrontación entre el Presidente López Obrador y el empresariado mexicano “es una estupidez”. Agregó que tanto el gobierno como las empresas deben buscar la unidad del país y resolver sus conflictos con diálogo y no a periodicazos. “Cuando un gobierno es electo democráticamente hay que respetarlo”.

Slim Helú señaló que en México se han desaprovechado e incluso destruido oportunidades de crecimiento a lo largo de varios sexenios, sin atreverse a señalar que es, precisamente en este gobierno, mediante la confrontación de la Mañanera, que se ha ahuyentado la inversión extranjera y nacional.

Quiere el destacado empresario salvar al país, salvar a la 4T o sólo sus negocios.

 

LO FEO

La trayectoria del Ingeniero Slim lo ubica como un empresario excepcional y “exitosísimo”. Un hombre que ha hecho infinidad de aportaciones filantrópicas en el campo de la salud, la educación, la ciencia y muchas obras sociales.

Leer :   Néstor Majul se recibió de Procurador y está a pocas materias de obtener el título de abogado

Difícilmente se le pueden atribuir “negritos” en el arroz. Sin embargo, ahora que se ha demostrado que empresas pertenecientes a su consorcio son responsables por fallas en la construcción de la línea 12 del Metro, la presunta responsabilidad de sus empresas por 26 muertes lo alcanza en su persona de manera lejana y sutil, pero inevitable.

No hay duda que podrá limpiar su imagen y saldrá delante de ese lamentable episodio del que, seguramente, ni se enteró, por las implicaciones técnicas y sucesos inerciales que se dieron a su alrededor, además de la gran cantidad de actividades y ocupaciones que cotidianamente debe tener.

Es innegable que la personalidad de Carlos Slim Helú lo ubica como un gran líder del México actual.

Casi todos damos por descartada su candidatura a la Presidencia de México para 2024, pero sirva su brillante trayectoria como ejemplo del tipo de líder que reclama México, para afrontar el siglo XXI con éxito y lograr un país próspero, con crecimiento económico sostenido, para lograr mejores condiciones de bienestar en educación, ciencia, cultura, salud, seguridad e infrestructura.

 

***Maestro, Contaduría Pública y académico.