Londres’, la película de la que nadie quiere oír hablar en el funeral de la reina Isabel II

Cartel de ‘Objetivo: Londres’


  • El acontecimiento del próximo lunes en la Abadía de Westminster reunirá a 500 de las personas más importantes del planeta, con un protocolo de seguridad sin precedentes


  • La magnitud del evento histórico trae a las redes sociales el recuerdo del filme de Morgan Freeman y Gerard Butler con un argumento de partida parecido


  • En directo: capilla ardiente de la reina Isabel II

El mundo entero está asistiendo en directo la despedida televisada de la reina Isabel II desde su fallecimiento con 96 años, el pasado jueves 8 de septiembre. Miles de personas hacen colas kilométricas desde ayer para dar el último adiós a la monarca en la capilla ardiente instalada en el palacio de Westminster, sede del Parlamento británico:

Isabel II ya reposa en Westminster tras una solemne procesión con sus hijos y nietos a la cabeza

Sus restos mortales estarán allí durante cuatro días consecutivos para ser trasladados después a la Abadía de Westminster, donde el próximo lunes 19 de septiembre tendrá lugar el funeral de Estado. Un evento al que acudirán todos los jefes de Estado y representantes de las Casas Reales de todo el mundo, entre ellas la de España con la ya confirmada asistencia del rey Felipe VI y la reina Letizia, así como los reyes eméritos Juan Carlos I y Sofía.

El funeral de Estado de Isabel II terminará con dos minutos de silencio

La Abadía de Westminster, testigo de otros grandes acontecimientos históricos como el funeral de Lady Di, la boda de la Reina Isabel II con el Duque de Edimburgo y casi todas las coronaciones británicas, concentrará a partir de las de la mañana, (12 hora española), a las personas más poderosas del planeta.

Líderes como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ya han confirmado que asistirán. También se espera al emperador Naruhito de Japón, que viajaría junto con la emperatriz Masako y el primer ministro Fumio Kishida, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, el presidente francés, Emmanuel Macron o el canadiense, Justin Trudeau. El gran ausente, como es lógico, será el presidente ruso Vladimir Putin por el conflicto bélico con Ucrania, cuyo líder, Volodímir Zelensky sí ha sido invitado pero ha declinado ir por la situación actual de su país.

Los reyes de España y el presidente del Gobierno con Joe Biden y otros líderes europeos en la última cumbre de la OTAN en MadridAnna Moneymaker

“La lista de asistentes al funeral no tiene precedentes”

“Este será un funeral como ningún otro. Ha habido grandes funerales de estado, de presidentes estadounidenses, de Nelson Mandela, pero la Reina fue la persona más famosa del mundo y, como resultado, la lista de asistentes no tendrá precedentes”, sostiene John Kampfner, director de la iniciativa UK in the World, de la organización no gubernamental Chatham House. “Este es el mayor evento internacional que hemos tenido en décadas”, dijo una persona del Gobierno al diario británico Metro, sobre el funeral de Estado más importante en el país desde la muerte de Winston Churchill en 1965.

La magnitud del acontecimiento, que se espera bata récords de audiencia en su retrasmisión para todo el mundo a través de la BBC, obliga al Gobierno y la Casa Real británica a extremar las medidas de seguridad a prueba de atentados.

La lógica preocupación del Reino Unido por la seguridad de sus más de 2.000 asistentes, entre ellos 500 dignatarios de todo el mundo, es estos días objeto de debate en la prensa y televisión, sobre todo desde que trascendieran algunas reglas de la organización, como la prohibición de aterrizar en Londres con aviones privados, algo a lo que algunos como Joe Biden se ha negado, o que vayan en autobuses compartidos, algo que no se aplicará a los países del G7 que irán en vehículos oficiales propios.

Un reto para la seguridad que recuerda a la película ‘Objetivo: Londres’

Aunque la Abadía de Westminster será probablemente este lunes el lugar más seguro del planeta, ya que los británicos son expertos en blindar este tipo de eventos, el funeral de Isabel II será todo un desafió de protocolo, seguridad y logística. Una circunstancia histórica que hace que estos días a muchos les venga a la cabeza una película cuya trama guarda algunas similitudes con el punto de partida de este acontecimiento:

Se trata de London has fallen (Objetivo: Londres en España y Londres Bajo Fuego en Hispanoamérica), cinta de acción estrenada en 2016 que arranca con el fallecimiento del primer ministro británico en extrañas circunstancias, cuando todos los líderes mundiales se reúnen para su funeral en Londres. “Pero existen planes para que el acto, que cuenta con la mayor seguridad del planeta, sea una oportunidad para que el traficante de armas y líder terrorista pakistaní Aamir Barkrawi (Alon Moni Aboutboul) intente acabar con los mandatarios y sembrar el caos en todo el mundo. El presidente de Estados Unidos (Aaron Eckhart), el vicepresidente (Morgan Freeman) y los agentes y colaboradores del Servicio Secreto (Gerard Butler) son los únicos capaces de evitar la tragedia”, dice la sinopsis de este segundo largometraje de una saga que comenzó con Objetivo: la Casa Blanca y terminó con la tercera parte, Angel has fallen:

Sin duda, Objetivo: Londres es una película de argumento escalofriante que no pasará a la historia del cine, pero que nadie quiere volver a ver hasta, por lo menos, el martes 20 de septiembre, cuando se demuestre que, afortunadamente, la ficción siempre supera a la realidad.

Leer :   Josema Yuste, cine, minerales y Feria de Comercio Local, este 'finde' en Colmenar Viejo

Leave a Comment