Los mitos del multitasking – ORH

por Ángela Olmo, Psychologist Chat Specialist. El multitasking,  multitarea en español, es la capacidad de realizar dos o más tareas de forma simultánea y efectiva. Es algo característico de los sistemas operativos que son capaces de ejecutar varias operaciones de manera simultánea.

Según la Real Academia Española la definición de multitarea es la siguiente:

  1. Dicho de un sistema informático: que puede ejecutar varios programas o varias tareas de manera concurrente.
  2. Ejecución de varios programas o varias tareas de manera concurrente. 

Esta definición propia del ámbito tecnológico es cada vez más usada como adjetivo personal: es una persona multitarea. La alta demanda de trabajo, la necesidad de ser
productivos durante horas y la escasez a veces de tiempo para realizar varias tareas nos ha llevado a cambiar nuestra manera de trabajar y realizar varias tareas al mismo tiempo. 

Leer :   “Cachito” Vigil habló sobre liderazgo y motivación en un nuevo encuentro del Grupo SanCor Salud

Por supuesto, no todos los trabajos permiten realizar multitasking. Tampoco es algo exclusivo del ámbito laboral ya que en nuestra vida cotidiana llevamos continuamente varias actividades al mismo tiempo como hablar por teléfono mientras cocinamos.

¿Cómo ser persona multitarea?

En el contexto empresarial, ser una persona multitasking se refiere a la capacidad de adaptarse a todo tipo de entornos dentro de una empresa y de realizar con éxito acciones diferentes en un tiempo limitado. Son muchas las empresas que demandan personas que tengan este perfil para así aumentar la productividad. Pero también es necesario establecer unos límites para no saturarse:

  • Tomar descansos: tener atención centrada en varias tareas requiere mucho esfuerzo mental por lo que es necesario tomar descansos.
  • Lista de tareas: escribir todas las tareas a realizar, habrá tareas que no sean compatibles con otras.
  • Premiar los logros: celebrar las tareas completadas para mantener la motivación.
  • Priorizar: ordenar las tareas a realizar según la urgencia para organizarse mejor. 
Leer :   Consejos para salir de la rutina y dejar de sentirte atrapado en tu día a día

Y por supuesto, cada persona es diferente, no todos tenemos la misma capacidad para hacer tareas de manera simultánea. 

Ventajas del multitasking

Realizar varias tareas al mismo tiempo de manera eficaz pueden proporcionarnos varias ventajas como:

  • Mejor gestión del tiempo: al realizar varias tareas de manera simultánea aumenta nuestro rendimiento.
  • Mejor adaptabilidad: cuando desarrollamos la capacidad de hacer tareas simultáneas somos capaces de hacer frente a tareas más complejas.
  • Aumento de responsabilidad: ser una persona multitarea nos da una visión más amplia y nos permite optar a posiciones de liderazgo.
Desventajas del multitasking

Sin embargo, ya sabemos que nuestra capacidad de atención es limitada, por tanto, querer hacer varias tareas de manera simultánea también tiene desventajas como:

  • Pérdida de calidad: al realizar varias tareas al mismo tiempo nos arriesgamos a perder calidad para ganar cantidad.
  • Mayor riesgo de errores: al no tener toda la atención centrada en una única tarea podemos cometer más errores que pasen inadvertidos. 
  • Estrés: tener presión por finalizar varias tareas puede pasar factura y al no terminarlas en el tiempo que nos habíamos propuesto nos genera un alto nivel de estrés.
Leer :   Neofobia o ansiedad ante la novedad: Cómo ampliar tu zona de confort

Estas son solo algunas de las ventajas y desventajas, pero lo que interesa saber es, ¿el multitasking funciona o no funciona?

¿Multitasking sí o multitasking no?

Realmente no se puede dar una respuesta categórica al respecto ya que, como sucede la mayoría de las veces, depende del contexto. Cada trabajo demanda tareas diferentes, que no requieren el mismo esfuerzo y atención. Si las tareas a realizar no necesitan una gran concentración y esfuerzo mental, quizás sí es posible hacer varias de manera simultánea sin caer en errores. 

Sin embargo, son varios los estudios que indican que los recursos cognitivos humanos son limitados y que el multitasking no es posible. Cuando intentamos hacer varias cosas de manera simultánea nuestro cerebro cambia rápidamente el foco de atención de una tarea a otra, lo que reduce la productividad. El cerebro humano funciona de forma que secuencia y prioriza la realización de las tareas, lo que significa que primero completa una actividad y después pasa a otra. Cuando cambiamos varias veces de tarea, lo que nuestro cerebro hace es centrar atención en distintos grados y en fases separadas entre estas actividades, con la consecuencia de que las tareas no se realizan de forma eficiente.

Leer :   Detectan falta de liderazgo, comunicación y problemas de carga de trabajo

En conclusión, hacer uso frecuente del multitasking puede tener serios efectos negativos en la persona como sentirse constantemente bajo presión, dejando de lado el disfrute, o tener dificultad para centrar la atención en una única tarea.

Hablar en términos del multitasking para personas, cuando realmente es un término que se creó para hablar de los sistemas operativos, puede llevarnos a error pensando que también somos máquinas productivas. Sin embargo, en nuestra productividad influyen muchos factores como nivel de cansancio, problemas personales, motivación, estrés…Dejemos el multitasking para hablar solo de ordenadores y hablemos en su lugar de secuenciación de tareas cuando nos referimos a personas.

Y seamos o no capaces de hacer una correcta secuenciación de tareas, recordemos que la salud es siempre prioritaria. 

Leer :   Un iPhone que “esquiva” accidentes y otros clics tecnológicos

Leave a Comment