Masters de París-Bercy 2022: De Alcaraz a Rune, el tenis celebra la juventud | Deportes

La historia va de jóvenes. Y como tal, a Carlos Alcaraz se le plantea: ¿Qué peaje personal ha tenido el llegar hasta donde ha llegado, que no es otro lugar que la cima del tenis y con menos edad que nadie? El murciano, que rindió ayer a Grigor Dimitrov sin despeinarse (6-1 y 6-3, en 1h 11m) y en los cuartos de París-Bercy se encontrará este viernes (hacia las 15.30, Movistar) con otro jovenzuelo, Holger Rune, también 19 años, responde: “No he podido salir con mis amigos tanto como me hubiera gustado. No podía hacerlo hasta tan tarde, tenía que volver a casa antes porque al día siguiente tenía que entrenarme muy duro”.

Leer :   «El afecto influye en la longevidad, en el tiempo de vida de la persona»

Antes, en la pista, Alcaraz mantuvo el ritual del festejo, dibujando con los dedos índice y corazón de ambos manos unas gafas y aleteando con los seis restantes. “No es ningún secreto. Tengo un grupo de amigos llamados Team Lupas, y de ahí es de donde viene”, explicó a través de Twitter el número uno, que cada vez tiene más posibilidades de sellar la temporada en lo más alto del ranking, según precisan las matemáticas; en concreto, un triunfo en el Masters 1000 francés le aseguraría defender el puesto, lo que le convertiría en el jugador más joven de la historia que lo consigue.

Leer :   La escasez de profesionales, principal reto de los recursos humanos

“Es una gran sensación el sentirse el mejor del mundo”, admite. “Pero para mí solo es un número, un ranking. Estar ahí no significa que vayas a ganar todos los partidos ni todos los torneos. Todos los rivales pueden ganarte. Siento que puedo perder cualquier partido, y eso es lo más importante. Tienes que jugar tu mejor tenis cada día, o al menos intentarlo”, matiza el prodigio de El Palmar, que ante Dimitrov sumó su 57ª victoria de un “gran año” en el que además de encabezar la lista mundial ha conquistado cinco trofeos: Río de Janeiro, Miami, Barcelona, Madrid y el US Open, a lo que se añaden las finales de Hamburgo y Umag.

Leer :   Radio Marca Lanzarote - La MSRUN supera ya los 200 inscritos

Alcaraz es la gran sensación del momento y su explosión definitiva constata el cambio de guardia que tanto se reclamaba. En cualquier caso, no camina solo. A sus costados, otros dos tenistas vienen pisando fuerte y acaparan cada vez más focos, especialmente en esta recta final del ejercicio en el que están desenvolviéndose de manera extraordinaria. Uno es Felix-Augger Aliassime, el canadiense vertiginoso –asesorado por Toni Nadal desde abril de 2021– que enlaza 15 victorias y tres títulos (Florencia, Amberes y Basilea) desde mediados de octubre, y otro es el vikingo Rune, que suma dos finales (Sofía y Basilea) y un premio (Estocolmo) en poco más de un mes. El primero derrotó al veterano Gilles Simon por 6-1 y 6-3 y se enfrentará hoy a Frances Tiafoe (23 años), mientras el segundo se deshizo por 6-4 y 7-5 del ruso Andrei Rublev.

Leer :   “He hecho mi camino tocando muchas puertas”

Rebobinar hasta Miami 2007

Aliassime, de 22 años, ya es el virtual número seis del mundo y Rune –del 2003, coetáneo de Alcaraz– ya es el 18º, cuando hace poco más de un año no figuraba ni entre los 300 mejores. Aunque el nombre del primer ya resonaba desde hace tres años, ambos van abriéndose paso hacia un espacio natural en las alturas, de la misma forma que van haciéndolo otros grandes proyectos (y en algunos casos realidades) como los italianos Yannik Sinner (21 años, 14º) o Lorenzo Musetti (20 y 23º), que apeó a otro talento emergente y pujante, el noruego Casper Ruud (23 y 4º).

Leer :   Tips de economía: ¿Qué es el salario emocional y cómo ofrecerlo? | RMMN EMCC | ESTILO-DE-VIDA
Musetti devuelve la pelota durante el partido contra Ruud.
Musetti devuelve la pelota durante el partido contra Ruud.CHRISTOPHE ARCHAMBAULT (AFP)

El tenis celebra la juventud y el público de Bercy se frota las manos ante lo que viene. Desde 2007, cuando chocaron Novak Djokovic y Andy Murray, ambos 19 años y semifinalistas en Miami, no se asistía a un duelo tan precoz en las estaciones finales de un Masters 1000. Se marchó Roger Federer, antes lo hizo Serena Williams y los nuevos vientos cobran fuerza. Alcaraz y Ruud ya emitían señales como júniors y ahora se reafirman en el profesionalismo; eso sí, con el español como espejo, o así lo contempla el preparador Patrick Mouratoglou, que se ha aliado con el danés para el tramo final de 2022.

“Lo veo como un reto para Holger, le servirá de gran motivación”, señalaba recientemente el preparador en una entrevista concedida a Tennis Majors. Rune atraviesa por un momento dulce y previamente demostró su crecimiento en Roland Garros, donde alcanzó los cuartos de final. Ahora bien, allí tuvo un presunto desencuentro con Ruud en el vestuario (desmentido por este último), aunque saltaron las chispas en el cruce dialéctico posterior. Esta semana, el que le dio un tirón de orejas fue el suizo Stanislas Wawrinka, que en el saludo final le dejó un recado en forma de recomendación, tras varios intercambios de miradas subidos de tono: “Deja de comportarte como un bebé en la pista”.

Nole: “Les patearé el culo lo que pueda”

Los jóvenes empujan y los séniors tratan de aguantar el paso. El curtido Djokovic, de 35 años, pretende revalidar el título obtenido el año pasado; en los octavos batió por 6-4 y 6-1 a Karen Khachanov y advierte: “Creo que es bueno que haya caras nuevas, pero no me rendiré. Intentaré patearles el trasero todo el tiempo que pueda”. El serbio, que ha ganado todo lo que ha jugado desde que desfilase por Wimbledon –19 triunfos y una sola derrota, ante Aliassime en la Laver Cup–, ya bendijo a Alcaraz hace tiempo, pero incidió en el elogio en unas declaraciones efectuadas al canal Eurosport.

“Es muy bueno para nuestro deporte que tengamos chicos jóvenes como él, Rune o Sinner. Él [Alcaraz] tiene la intención de dominar el juego durante los últimos años. Tengo una relación muy buena con todos ellos. Se necesita mucho respeto, dedicación y trabajo duro, así que los respeto. Era inevitable que [el relevo] sucediera después de 15 años con Nadal, Federer, Murray, Wawrinka, Del Potro o yo mismo”, apunta Nole; “a mucha gente le preocupa si el tenis está en buenas manos y el nivel que habrá después de la Era Dorada, pero antes también hubo otra con Borg, McEnroe, Sampras, Agassi o Becker, y aun así surgieron nuevos jugadores. Por increíble que parezca, creo que es posible superar todos los récords que hemos logrado”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.