Mentalidad de crecimiento vs. mentalidad fija


Mentalidad de crecimiento vs. mentalidad fija

La inteligencia de los individuos no está dada de forma genética, sino que se construye sostenidamente en el tiempo. La investigadora, doctora en Psicología, profesora en la Universidad de Stanford, Carol Dweck, es considerada una de las académicas más influyentes del mundo, en las áreas de la personalidad humana, la psicología social, la motivación y el desarrollo personal y es a quien le debemos el nombre de “mentalidad de crecimiento”.

La Dra. Carol ha llegado a la conclusión de que las personas con mentalidad de crecimiento tienen más éxito en todos los aspectos de la vida y viven con menos estrés.

Leer :   Residentes de la Provincia: “Le vamos a torcer el brazo al gobernador por la recomposición salarial”

Por un lado, están los que piensan que sus capacidades son innatas y creen que tienen una inteligencia fija -mentalidad fija-; por otro lado, están los otros con -mentalidad de crecimiento- quienes creen que el fruto de sus talentos y habilidades se relaciona con el aprendizaje, la formación y la resiliencia.

Dos caras de una misma moneda siendo la principal diferencia entre estos dos tipos de mentalidades “la actitud” en “la voluntad de mejorar”.

Carol Dweck afirma que el deseo de crecer, el aprendizaje continuo, es moldeable, se transforma y se alimenta de la apertura y de la ambición que cada persona está dispuesta a dar para lograr un objetivo.

Leer :   Conozca 6 estrategias para manejar la renuncia silenciosa de forma adecuada en su empresa

La mejor de las mentalidades es la “mentalidad de crecimiento”, no sólo porque ayuda al individuo a superar sus desafíos diarios sino que además contribuye a conseguir mejores resultados, tanto en lo profesional como en lo personal; tipo de mentalidad que proviene del “punto de vista” que la persona tiene acerca de sus propias capacidades.

De manera que la mentalidad de crecimiento es la creencia y convicción de que las habilidades y destrezas básicas se pueden desarrollar y mejorar a través de la dedicación y el trabajo perseverante.

Esta mentalidad es tan poderosa, que permite romper con los obstáculos del desarrollo profesional o personal, permitiendo el logro de objetivos a largo plazo en cualquier aspecto de la vida.

Leer :   Jamie Dornan, Michelle Yeoh y Tina Fey se apuntan al nuevo misterio de Kenneth Branagh como Hércules Poirot

Una persona con mentalidad de crecimiento ve el esfuerzo como el camino hacia la maestría, aceptará los desafíos a pesar del riesgo, luchará contra la adversidad, aprenderá de las críticas y encontrará inspiración en el éxito de los demás y, como consecuencia, logrará mayores éxitos.

Una persona con mentalidad fija ve el esfuerzo como algo innecesario, tenderá a evitar los desafíos, se rendirá antes cuando aparezcan obstáculos, ignorará las críticas y se sentirá amenazada por el éxito de los demás y, como consecuencia de todo ello, se estancará antes y nunca alcanzará su potencial.

Las personas con mentalidad fija tienen un gran miedo al fracaso porque lo ven como una señal de su debilidad o escasa habilidad en un determinado terreno; en cambio, a las personas con mentalidad de crecimiento no les importa demasiado el fracaso porque saben que pueden aprender de él, mejorar su rendimiento y calidad de vida.

Leer :   Compensa la falta de motivación con la disciplina

Para Dweck, la mentalidad de crecimiento permite a una persona vivir una vida menos estresante y más exitosa, y acá entran en juego conceptos como la persistencia, el esfuerzo y la dedicación.

En que, sostenidos por el peso de creencias poderosas, sean conscientes o inconscientes, van ocasionando un impacto para abrir puertas a múltiples posibilidades y surgiendo: “El poder del todavía”, en lugar del “no”. Nunca darse por vencido.

La mentalidad de crecimiento se ha convertido en una de las habilidades blandas más buscadas por los empleadores.

Para ir cerrando, estar al tanto de que la mentalidad de crecimiento es importante porque ayuda a aprender mejor y más rápido, a superar los obstáculos, aprendiendo nuevas habilidades, proporcionando persistencia y determinación, viendo todo desde una nueva perspectiva más amplia

Leer :   Estos son los títulos que tiene Netflix para Latinoamérica

En la práctica es posible trabajar sobre una mentalidad fija y convertirla en una de crecimiento. Comienza a practicar y céntrate en el proceso venturoso del cambio y no el resultado final, sabiendo que este llegará y la transformación se producirá indefectible y afortunadamente.

Te mando un beso inmenso TG.

IG Tona Galvaliz. FB/LinkedIn. María Antonia Galvaliz. Counselor-Logoterapia-Biodecodificación- Coaching Ontológico y Sistémico- Speaker- PNL- Coaching WingWave- Escritora Columnista- Desarrollo Humano personal y organizacional.