Nadal, con Ruud, Aliassime y Fritz en la Copa de Maestros

El torneo que reúne a los ocho mejores del curso ya tiene decididos sus encuentros de la Round Robin. En el sorteo celebrado en Turín, Rafael Nadal ha quedado encuadrado en el grupo Verde de la Copa de Maestros, por lo que se jugará la clasificación a las rondas de eliminación y también el número 1 con Casper Ruud, Felix Auger-Aliassime y Taylor Fritz. Se quedan, por tanto, en el grupo Rojo: Novak Djokovic, Stefanos Tsitsipas, Andrey Rublev y Daniil Medvedev.

Ausente Carlos Alcaraz por la lesión abdominal que puso fin a su contundente 2022, Turín ya tiene todo listo para que comience el torneo de los torneos de la ATP. Con los primeros partidos, en jornada de mañana y de tarde, programados para el domingo 13 de noviembre, quedará una semana de tenis de lujo con una mezcla de novatos y veteranos que han recorrido en estos últimos meses diferentes caminos.

Leer :   ¿Qué hacemos con las palabras? - La Crónica del Quindí­o

Para Nadal será su undécima participación en este torneo. Se ha clasificado desde su irrupción en el circuito profesional, desde 2005, pero las lesiones le impidieron participar en varias ocasiones. De hecho, el tenista con mayor número de Grand Slams del circuito masculino nunca ha levantado la Copa de Maestros. Es un torneo que se le resiste al balear por las condiciones en las que se disputa: pista rápida y bajo techo, y por estar en el colofón del calendario, cuando ya las piernas están demasiado gastadas. Ya rebajaba las expectativas sobre esta edición al caer en primera ronda del Masters 1.000 de París-Bercy, que tampoco ha mordido nunca, contra Tommy Paul: «Es difícil llegar en buenas condiciones a las ATP Finals ahora para ganar un torneo que no he ganado nunca». También lo dicen sus últimas semanas en el circuito, donde la lesión abdominal de Wimbledon, solo ha disputado seis partidos: primera ronda en Cincinnati, octavos en el US Open, donde se agravó la lesión, y esta primera ronda de París. Además de pasar por un momento personal distinto a todos con la llegada de su primer hijo.

Leer :   El escritor Pedro Martínez publica su primera novela bajo el título ‘Cuando aprendí a vivir’

Pero es Nadal y ya está desde hace dos días poniendo el cuerpo y la muñeca a tono para este torneo. Además del aliciente de intentar tachar de la lista una de esas raras ausencias de su currículo, tiene la posibilidad matemática de conquistar el trono de la ATP a final de año, lo que haría por sexta vez en su carrera (2008, 2010, 2013, 2017 y 2019). Es el más veterano de todos ellos, 36 años, y ya sabe lo que es ser finalista, 2010 y 2013, que es la plaza que necesita para encaramarse al número 1.

Se enfrentará en la ronda de clasificación con Casper Ruud, que ha jugado este curso dos finales de Grand Slam (Roland garros y US Open) y las ha perdido con dos españoles: Nadal y Alcaraz. En este último grande de la temporada tuvo hasta la posibilidad de convertirse en número 1, pero el murciano fue superior. A partir de ese encuentro, el noruego ha pasado por el bache de final de curso: cuartos del ATP 250 de Seúl, primeras rondas en los ATP 500 de Tokio y Basilea y octavos en el Masters 1.000 de París-Bercy.

Leer :   Un ex comandante de la OTAN sostuvo que Rusia va hacia su peor desastre militar en 100 años

También tiene de rival a Taylor Fritz, repescado tras la baja de Alcaraz. El estadounidense ganó su primer Masters 1.000 en Indian Wells, precisamente, contra Nadal, que ya estaba mermado con la lesión de la costilla. Pero en Wimbledon, también con el español muy tocado por el desgarro abdominal, no fue capaz de llevarse el partido. Esta es la primera participación en la Copa de Maestros para el nueve del mundo, que fue campeón del ATP 500 de Tokio hace un mes. Pero el que ha mostrado estar en un estupendo momento de forma en este final de 2022 es Felix Auger-Aliassime. El canadiense comenzó con dudas este año, aunque tuvo sus momentos de gloria como para llevar a Nadal a cinco sets en Roland Garros. Ha terminado con muy buenas sensaciones, tres títulos consecutivos (Florencia, Amberes y Basilea) y una racha de 16 victorias rota por Holger Rune en las semifinales del Masters 1.000 de París.

Leer :   Asociación de Ex Académicos de la UACh celebró 15° aniversario

Otro de los que se encuentra en un gran estado de forma es Novak Djokovic, que no se enfrentaría a Nadal hasta unas posibles semifinales. Tras comenzar el año con polémica sobre su entrada en el Abierto de Australia y varias ausencias más debido a la negativa de vacunarse contra el coronavirus, el serbio encuentra en la pista rápida y bajo techo un refugio en el que sobresalir. Ha ganado los títulos de Tel-Aviv y Nur Sultán en estas últimas semanas (además de Roma y Wimbledon antes) y ha sido maestro en cinco ocasiones (2008, 2012, 2013, 2014 y 2015).

Si no ha ganado más el serbio es porque han irrumpido en los últimos años jóvenes con mucha brillantez, aunque todavía falta de consistencia. En 2017 fue maestro Alexander Zverev, y en 2019, Stefanos Tsitsipas. El alemán todavía no está listo tras romperse el tobillo en Roland Garros y el griego repite participación con un punto de optimismo porque la superficie rápida se le da bien. Además, también hay una motivación extra, pues puede acabar el torneo como número 1 si gana el domingo 20. Tsitsipas ganó en Montecarlo y Mallorca, aunque le falta ese pasito para ser más grande de lo que es. Ha perdido cinco finales este curso, Rotterdam, Roma, Cincinnati, Sultán y Estocolmo, y en el US Open cayó en primera ronda.

Leer :   El bestseller 'Una empresa redonda', el regalo ideal en las empresas

Daniil Medvedev es el defensor del título. Todo en el ruso es una incógnita, ganador de un Grand Slam (US Open 2021), tuvo muy cerca el título en Australia este curso, pero se fue apagando entre las lesiones (una hernia discal) y las prohibiciones de algunos torneos de la presencia de tenistas rusos. Viene de ganar el ATP 500 de Viena y también de perder en primer ronda del Masters 1.000 de París. Esta es la tercera participación para Andrey Rublev, que tampoco ha tenido un curso demasiado regular. Mientras sus compañeros de promoción alcanzan la gloria en algún torneo de pedigrí, Rublev no ha conseguido desmarcarse todavía en ninguno de los grandes.

Leer :   Darkstalkers, una impecable miniserie de DarkStalkers con el toque maestro de Madhouse Studios