Peter Lanzani, el actor que no tiene techo y dice que “Ricardo Darín es un sol de persona”

Es muy probablemente el mejor actor de su generación. Surgido de la escudería de Cris Morena -su debut como actor fue en Chiquitas sin fin, luego estuvo en Casi ángeles y Aliados-, Peter Lanzani no hay personaje o papel que no haga bien. En El Clan, sobre los Puccio, eclipsaba hasta a Guillermo Francella, y en El Angel, con un papel pequeño, robaba la atención.

Quebró prejuicios en teatro en 2013, cuando coprotagonizó Camila, nuestra historia de amor, junto a Natalie Pérez. Luego integró uno de los elencos de Casi normales, y el mismo año que estrenó El Clan produjo de su bolsillo y protagonizó Equus, dirigido por Carlos Sorín. También protagonizó El emperador Gynt, de Ibsen.

Y en cuanto a series, estuvo al frente de Un gallo para Esculapio, fue un joven evangelista en El reino y Jorge Cyterszpiller, el representante de Diego, en Maradona, sueño bendito. Siempre perfecto.




“Pedro”, le gritaban los paparazzi en la alfombra roja de “Argentina, 1985″… Foto ANSA

Ahora coprotagoniza el éxito Argentina, 1985, en la que encarna a Luis Moreno Ocampo, el fiscal que junto a Julio César Strassera llevo adelante el Juicio a las Juntas militares del gobierno de la dictadura. “Lo que está pasando con la gente es increíble”, dice.

A la mañana siguiente de la premiere de Argentina, 1985 se fue al Sur a participar de un cortometraje, regresa este lunes 3 de octubre y el martes se toma un avión rumbo a Londres.

Leer :   "En una obra maestra, el resultado es mayor que la suma de las partes"

“Siento que hicimos un trabajo con muchísimo compromiso -arrancaba-. Había que ver qué pasaba con la gente, era una prueba de fuego, primero que nada con gente que, lo más probable, es que no conozca tanto la historia, porque en Venecia era la presentación en el marco de un festival internacional.”

Con Ricardo Darín, en la premiere en Buenos Aires, A la mañana siguiente, se fue al Sur a rodar un cortometraje. Foto AFP


Con Ricardo Darín, en la premiere en Buenos Aires, A la mañana siguiente, se fue al Sur a rodar un cortometraje. Foto AFP

“Pero a su vez creo que lo más inteligente que tiene la peli es que termina siendo muy universal, que tranquilamente puede ser una película que alguien que no conoce la historia se puede interesar y conocerla, es el fin que tiene.”

Peter, antes de la premiere del martes pasado, y las proyecciones en el Palazzo del Cinema, en el Lido de Venecia, y en el Kursaal, en San Sebastián, había visto la película una sola vez. “Estuve en una proyección que nos hicieron en el Dot a gran parte del elenco. Me invitaron a las que hicieron para los miembros de la Academia de Cine, pero al haberla visto, preferí guardarme una segunda vista en Venecia. Me parecía que estaba bueno.”

Y no se equivocó. “Pedro”, le gritaban los fotógrafos en la alfombra roja antes de ingresar a la gala de Argentina, 1985. Y él sonreía.

Luis Moreno Ocampo, con Julio César Strassera (R), en el juicio. A la izquierda,  los miembros de las Juntas, entre ellos, Videla. Foto AFP


Luis Moreno Ocampo, con Julio César Strassera (R), en el juicio. A la izquierda, los miembros de las Juntas, entre ellos, Videla. Foto AFP
Leer :   Jueves 7 // Semifinales de Wimbledon Femenino STAR+

-Con Luis Moreno Ocampo, a quien interpretás, ¿pudiste habar? ¿Tuviste intenciones de hablar con él, o…?

-Pude hablar, tuvimos un encuentro por Zoom, pero estábamos todos, estaba Santi, estaba Richard. Charlamos un poco más macro de la situación. No me junté con él para charlar, para componer un personaje desde su visión, o tratar de sacarle modismos o cuestiones, para ver cómo podía asemejarme a lo que es él.

Tuvimos una charla para que nos marcara un poco más globalmente, y estaba bueno conocerlo. Creo que dejé todo más librado a lo que era el tratamiento del guion, que es clarísimo. Es una película que no apunta a ser una biopc. Entonces, partiendo de esa base, nosotros compusimos un Moreno Ocampo dentro de lo que Santi también ya había conversado con él, para lo que era la escritura del guion con (Mariano) Llinás.

Peter, como Moreno Ocampo. "No me junté con él para charlar, para componer un personaje desde su visión", le contó a Clarín. Foto Digicine


Peter, como Moreno Ocampo. “No me junté con él para charlar, para componer un personaje desde su visión”, le contó a Clarín. Foto Digicine

Yo en base a eso fui construyendo, sobre cosas que iba leyendo, o cosas que intuitivamente iba viendo que el guion necesitaba de su emocionalidad, para contar la historia. No es una película de Strassera y Moreno Ocampo en sus andanzas, va mucho más profundo.

Leer :   Día del niño en Venezuela

-¿Viste imágenes del Juicio en particular?

-Vi imágenes, vimos cosas del alegato, vimos imágenes que quizá eran más para tomar ciertas posturas, para marcar un plano más que nada. Hice lecturas de entrevistas, o alguna que otra cosa es lo que hemos visto. Pero la verdad es que no lo compuse tan de la imagen del archivo, sino fue más de poner mi emocionalidad a merced de lo que requería el guion.

En la ficción del Juicio a las Juntas, con las madres de Plaza de Mayo. "Vi imágenes, vi cosas del alegato", dice. Foto Digicine


En la ficción del Juicio a las Juntas, con las madres de Plaza de Mayo. “Vi imágenes, vi cosas del alegato”, dice. Foto Digicine

-Seguramente hay muchos jóvenes que están descubriendo ahora cómo fue el Juicio a las Juntas. ¿Qué importancia le ves en el presente lo que cuenta la película?

-Toda. Creo que uno de los puntos más importantes a lo que apunta la película es a hablarle a esa gente, que no conoce su historia, y a no olvidar la historia. Y al que quizá la conoce, o algo que haya estudiado, ponerles caras a unos personajes en una película que, por lo menos a mi gusto, después de haberla visto, tiene tanta emocionalidad y hace tan en carne lo que sucedió…

Yo nací en el ’90, el momento no lo viví en absoluto, no lo viví en carne propia, ni teniendo 20 años en el ’85, o 15 o 30 años. Y miro la película, y me pongo a llorar igual que como si lo hubiese vivido en carne propia. Yo creo que eso es lo más inteligente, apunta a nutrir quizás a una generación que no conoce la historia, no solamente en la Argentina, sino también en el mundo, porque su punto de vista es un tópico tan, tan universal…

Noche del sábado, calle Corrientes. Largas filas para ver "Argentina, 1985" en el cine Lorca. Foto Federico Imas


Noche del sábado, calle Corrientes. Largas filas para ver “Argentina, 1985” en el cine Lorca. Foto Federico Imas
Leer :   Tarifa, un universo de experiencias

Porque pasó acá, pero ha pasado en muchísimos otros países, más que nada en Latinoamérica. Y creo que lo que cambia el quid de la cuestión y en la historia, es que, habiendo pasado, habiendo salido de la dictadura, y en tan pocos años haber enjuiciado a los militares, marca un hito, por lo menos en América latina, seguro. Después de Nüremberg, diría que no sé cuántos juicios hay de este tipo.

Para los jóvenes

-Eso está claro en el guion y está claro en la película, lo dice el personaje de Strassera. Cuando trabajaron con los chicos que eran los ayudantes durante el Juicio, que también son jóvenes como vos, que evidentemente si escucharon algo del Juicio a las Juntas es de oídas, no vivieron la época de la dictadura, ni supieron lo que fueron las Juntas, ¿se trabajó algo en particular con ellos?

-No lo vivieron, como yo tampoco, pero la verdad es que no sé si fue una sorpresa en lo más mínimo. Son pibes muy instruidos, sabían muy bien de la historia y tenían muchas ganas. O sea, más allá de saber o de haberlo vivido en primer plano, tenían ganas de aportar.

"Con Richard y los chicos teníamos el compromiso de contar esta historia, es la primera vez que se pone en ficción y se la cuenta en el cine", dice.


“Con Richard y los chicos teníamos el compromiso de contar esta historia, es la primera vez que se pone en ficción y se la cuenta en el cine”, dice.
Leer :   Los ex top 50 que actualmente están fuera de la élite

Nos metimos sabiendo lo que estábamos contando, con respeto, con compromiso, y creo que eso generó también un grupo muy unido y, de alguna manera u otra, salvando obviamente enormemente las distancias, tanto Strassera como Moreno Ocampo con este grupo de chicos tenían el compromiso de llevar este juicio a cabo.

Y nosotros, con Richard y con los chicos, teníamos el compromiso de contar esta historia de verdad, porque es la primera vez que, por lo menos, se pone en ficción y se la cuenta en la pantalla grande. Y sabíamos que teníamos un compromiso, porque sabíamos que iba a llegar al mundo, y es una manera de contar nuestra historia. Es una historia muy nacional, nuestra, pero que a la vez es del mundo también.

"Para mí era el papá del Chino... Ricardo es una eminencia de la actuación en nuestro país", confiesa Lanzani. Foto Digicine


“Para mí era el papá del Chino… Ricardo es una eminencia de la actuación en nuestro país”, confiesa Lanzani. Foto Digicine

-Me imagino la tensión en las escenas del Juicio. En general ¿hubo poco o mucho ensayo?

Leer :   alumnos le regalan un auto

-Sí, no sé si necesariamente de cuerpo, pero hubo muchas lecturas. Yo me junté mucho con Santi para entender, para agarrar quizá los textos que yo tenía, que eran largos, entonces encontrar cadencias, matices, ritmos. O lecturas con Richard, o sentarse a charlar y pensar el personaje: dónde puede haber un punto de quiebre, un marco. O sea, ensayar ensayamos bastante.

-Vos con Ricardo no habías trabajado nunca.

-Con Ricardo no, lo conocía por ser el padre del Chino, básicamente.

En la presentación de "El Angel", en Cannes 2018, con Lorenzo Ferro y su gran amigo, el Chino Darín. Foto EFE


En la presentación de “El Angel”, en Cannes 2018, con Lorenzo Ferro y su gran amigo, el Chino Darín. Foto EFE

-Con el Chino sí trabajaste…

-Con el Chino, seeeeee. Venía de laburar en El Angel y en El reino, entonces no tenía un contacto directo con Richard. Es más, creo que al principio lo conocí charlando, así, profundamente, charlando de verdad cuando fuimos a Cannes con El Angel, que él fue con la película iraní que abrió el festival…

-“Todos lo saben”, de Asghar Farhadi.

-Exactamente. Bueno, ahí lo conocí. Pero fue charlar, buena onda, nada, era un “Hola, papá del Chino”, y nada más, claro. Yo tengo 32 años recién cumplidos, para mí él es una eminencia de la actuación en nuestro país. Es un referente, como para muchos colegas míos, de menos edad y de más edad, y actores en el otro lado del mundo también.

Leer :   Viktor Frankl, pensando en los límites •

Así que más allá de que es el papá del Chino, tener este encuentro me puso un poco ansioso. Igual él es un sol de persona, y me hizo sentir siempre muy cómodo, que eso está bueno porque acota mucho la distancia, y no te pone en un lugar raro, sino de par “humano”, que eso es lo mejor.

El elenco de "Equus", la obra que Lanzani produjo y protagonizó, durante el saludo final. Foto Graphpress


El elenco de “Equus”, la obra que Lanzani produjo y protagonizó, durante el saludo final. Foto Graphpress

-¿Y después, ya en el rodaje?

-En filmación fue increíble, porque era conocer su metodología de trabajo. ¿De qué manera se mueve él? No solamente cómo dice el texto, sino cómo pasa el tiempo, cómo con tanto texto… Siempre cuento la misma anécdota entre amigos. Llevábamos un mes y medio de rodaje, y creo que fue la primera vez que lo vi furcear el texto.

Es una boludez, pero habla de su cadencia al hablar, de cómo sabe que funciona su mecanismo, su maquinaria creíble. Encima es un jodón, que decís, ah bueno, estoy laburando con mi tío, por así decirlo. No sentís una distancia, y en un actor de tal calibre… Para mí eso está buenísimo.

Otra alfombra roja. Antes de ingresar al Kursaal, en San Sebastián, con Santiago Mitre y Ricardo Darín. Foto Reuters


Otra alfombra roja. Antes de ingresar al Kursaal, en San Sebastián, con Santiago Mitre y Ricardo Darín. Foto Reuters
Leer :   alumnos le regalan un auto

-Vas a acompañar la película a otros festivales, después de Venecia y San Sebastián. Viene el de Londres, Río de Janeiro…

-Sí, voy a ir. Estoy tratando de aprovechar acompañar la película a todo lo que pueda, porque, bueno, me encanta viajar, me encantan los festivales.

Peter, por ahora, cuenta con tiempo “libre”, porque la temporada de teatro de Las cosas maravillosas, la terminó… Justo antes de subirse al vuelo a Venecia.

¿Y la posibilidad del Oscar? "Qué sé yo. No quiero ser mufa", prefiere decir con cautela. 
Foto AFP


¿Y la posibilidad del Oscar? “Qué sé yo. No quiero ser mufa”, prefiere decir con cautela.
Foto AFP

“Por lo menos esta temporada. Después veré cuándo, si es posible, se vuelve. Pero eso yo ya lo sabía desde antes, si la película entraba o no en Venecia. Sabía que en septiembre tenía ganas de tomar un vuelo. Pensá que yo vengo de un año…”.

“Volví de vacaciones a fines de enero y estuve en la edición de lo del podcast que dirigí, hice El emperador Gynt, a principios de año, después grabé la segunda temporada de El reino, luego hice otra obra (el unipersonal Las cosas maravillosas), que es la que estaba haciendo ahora, después lo del Colón (con Martha Argerich). Nunca bajé un cambio, una vorágine… Yo sabía que iba a llegar a septiembre con la lengua afuera, y si había un festival, buenísimo, me voy….”

Em un ensayo de "La historia del soldado", que hizo en el Teatro Colón. Foto Martín Bonetto


Em un ensayo de “La historia del soldado”, que hizo en el Teatro Colón. Foto Martín Bonetto
Leer :   Jueves 7 // Semifinales de Wimbledon Femenino STAR+

-Bueno, en marzo está el Oscar. Por lo que se lee en Variety, “Argentina, 1985” puede llegar a ser candidata a la mejor película internacional. Digo, para que reserves alguna fecha libre en el calendario…

-Qué sé yo. No quiero ser mufa. Yo me reservo lo primero, piano piano… Primero fuimos a Venecia, nos pusimos el esmoquin, después estrenamos acá, y al ver lo que pasa con la gente… Es un camino largo. Y todos sabemos, lo que estamos en esta industria, cómo funciona la cosa.

Como Jorge Cyterszpiler, el representante de Diego, en "Maradona: Sueño bendito", la miniserie de Amazon Prime Video.


Como Jorge Cyterszpiler, el representante de Diego, en “Maradona: Sueño bendito”, la miniserie de Amazon Prime Video.

-Y esto de estrenar en cine unas pocas semanas, y a los pocos días después, pasar al streaming, no sé qué te genera.

-Es raro, la verdad, es raro. Un poco hay que adaptarse a cómo funciona esta industria hoy en día. Es una realidad. Me puso muy contento saber que estrenábamos en cine, por lo menos que la película esté algunas semanas en salas de cine.

A mí me encantaría que, independientemente de que esté en una plataforma, puedan convivir a la par las dos, porque hay gente que aún así sigue eligiendo ir al cine. Me parece que es un programa que lo vale, y es una película que lo vale también.

Con Guillermo Francella en la celebrada "El Clan", de Pablo Trapero. Foto Archivo Clarín


Con Guillermo Francella en la celebrada “El Clan”, de Pablo Trapero. Foto Archivo Clarín
Leer :   Los ex top 50 que actualmente están fuera de la élite

Pero bueno, son decisiones que no son mías, que no estoy tampoco en el día a día de cómo se van tomando, como lo van percibiendo, porque entiendo que son conversaciones que se van teniendo todo el tiempo. Estamos envueltos en esta realidad y creo que, de alguna manera u otra, hay que sortear obstáculos y ver cómo se siguen generando las dinámicas, porque es una realidad irrefutable.

-¿Tenés algún proyecto en cine?

-Por ahora, no. Llegan propuestas, pero viste, tenía esta película para estrenar, la segunda parte de El reino un poco más adelante. Estoy tratando de que, si algo llega, que sea un proyecto que sea un baldazo de agua fría y al que no te podés negar. Por el momento estoy tratando de parar un poco la pelota.

Como el joven evangelista de "El reino". La segunda temporada debuta en abril de 2023, dirigida por Marcelo Piñeyro.


Como el joven evangelista de “El reino”. La segunda temporada debuta en abril de 2023, dirigida por Marcelo Piñeyro.

-Tuviste un año agitado. ¿”El reino” se va va a ver este año, o el año que viene?

-La verdad es que no lo sé. Yo tengo la teoría de que el Mundial empieza en noviembre, y cerró el año (se estrena en abril de 2023).

-Y pero al ser streaming, viste que la ves de corrido y listo.

-Mira, la terminamos de rodar hace dos meses. Va a tener de posproducción un par de meses así que… ¡Tenemos el Mundial!

Mirá también

Leave a Comment