¿Planeando un viaje a Nueva York? Así puede conocer Brooklyn como un neoyorquino

Brooklyn Bridge Park-Pier 1 ofrece muy buenas vistas de los rascacielos de Manhattan y del tradicional Puente de Brooklyn.

Foto: Getty Images – Getty Images

NYC & Company, la organización oficial de promoción turística de la ciudad de Nueva York, en su nueva campaña “Como un neoyorquino” comparte una guía de viaje que invita a los visitantes a conocer Brooklyn como un local.

“La energía de Brooklyn es inigualable y sus habitantes son el corazón de la ciudad”, comentó el alcalde de Nueva York, Eric Adams. Y añadió: “ya sea que asista a un espectáculo en BAM, vea el arte callejero en Bushwick o pruebe un poco de “pasta rasta” en Footprints, Brooklyn tiene posibilidades ilimitadas para mantenerlo ocupado”.

Por su parte, Fred Dixon, presidente y director ejecutivo de NYC & Company dijo: “una visita a Brooklyn es una experiencia especial, ya sea paseando bajo los cerezos en flor en el Jardín Botánico de Brooklyn o comiendo un perro caliente de Nathan’s Famous en el paseo marítimo de Coney Island”.

“Desde obras de arte de primer nivel en el Museo de Brooklyn hasta negocios afroamericanos en Little Caribbean y Bedford-Stuyvesant, Brooklyn es un lugar espectacular para hacer turismo, cenar, comprar y experimentar la vida en la ciudad de Nueva York tal como lo hacen sus habitantes. Le damos la bienvenida al mundo a “conocer Brooklyn como un neoyorquino”, añadió Fred Dixon.

(Lea también: Turismo en Nueva York: ¿Cómo recorrer Manhattan como un neoyorquino? Imperdibles)

Guía imperdible

A solo un viaje en metro, taxi o ferry desde Manhattan, Brooklyn ofrece de todo, desde sitios de fama mundial como Coney Island y el puente de Brooklyn, hasta vecindarios acogedores donde los visitantes pueden aprender sobre la historia afroamericana, disfrutar de auténtica comida étnica y maravillarse con la arquitectura bellamente conservada de finales del siglo XIX y principios del XX. Brooklyn es también el distrito más poblado de la ciudad, hogar de 2,7 millones de personas, incluido el nuevo alcalde de la ciudad, Eric Adams, propietario de una casa en Bedford-Stuyvesant.

Dónde dormir

Los hoteles en Brooklyn van desde un rascacielos de lujo en Dumbo con vistas al mar, hasta lugares boutique en Williamsburg como Wythe Hotel, The Hoxton, Hotel Indigo, Hotel Le Jolie y The William Vale. Las propiedades del centro incluyen el New York Marriott, en el puente de Brooklyn; el Holiday Inn Brooklyn Downtown, el Fairfield Inn & Suites, el Hilton Brooklyn New York, el Ace Hotel Brooklyn, entre otros.

Leer :   ¿Cuáles son los nuevos comandos del Asistente de Google?

Dónde comer

Brooklyn tiene miles de restaurantes, desde lugares con estrellas Michelin como Aska, hasta cafés hipster como el vegano Vspot y restaurantes familiares de comida étnica, que incluyen comida asiática y latina en Sunset Park.

También está la opción de comida polaca en Greenpoint y delicias caribeñas en Flatbush (también conocido como el “Pequeño Caribe”). Hay una excelente pizza por porción en prácticamente todos los vecindarios, y la barbacoa ahora también es una comida de Brooklyn, con excelentes lugares como Hometown y Pig Beach.

Qué hacer

Brooklyn alberga algunas de las atracciones más famosas de Nueva York, desde Coney Island hasta el Puente de Brooklyn. Los aficionados a la arquitectura querrán explorar los distritos históricos de Bedford-Stuyvesant y Park Slope, bordeados de casas de piedra rojiza de finales del siglo XIX y principios del XX.

Los amantes de la cultura deben visitar el Museo de Brooklyn y la Academia de Música de Brooklyn, mientras que quiénes disfrutan de la naturaleza se maravillarán con los espacios verdes urbanos como Prospect Park, el cementerio Green-Wood y el Jardín Botánico de Brooklyn, famoso por sus flores de cerezo en primavera.

Vida nocturna

Ya sea un fanático de los conciertos de rock independiente, los cantantes folclóricos que tocan la guitarra o los clubes de baile, Brooklyn tiene vida nocturna para todos.

Sugar Hill Supper Club, en Bed-Stuy, tiene un DJ en vivo, así como jazz y blues, y cuenta con el alcalde Eric Adams como un asistente recurrente. En Bushwick, Brooklyn Made es un nuevo lugar para la música rock e indie; Nowadays es un club indoor-outdoor y Elsewhere tiene tres pisos de pistas de baile y escenarios con un enfoque en la música underground. Mientras que Barbes, en Park Slope, es un pequeño bar con un calendario ecléctico que ofrece jazz, música del mundo, entre otros.

Leer :   El presidente de Aragón cree que es el momento de pedir "muy fuerte" un nuevo sistema de financiación

En Williamsburg, Skinny Dennis es un bar de honky-tonk para música country y de raíces, mientras que Brooklyn Steel y Music Hall of Williamsburg son clubes de rock aclamados. Varsovia, ubicado en un salón de baile en la antigua Casa Nacional Polaca, en Greenpoint, podría ser el único club donde los visitantes pueden bailar mientras comen blintzes y kielbasa.

LGBTQ+

Brooklyn ha sido durante mucho tiempo un lugar acogedor para los neoyorquinos LGBTQ+, ya sea que caminen por la calle tomados de la mano, marchen en un desfile del Orgullo o críen a sus familias. Y cuando se trata de fiestas, los bares y clubes de baile gay de Brooklyn rivalizan con cualquiera en la ciudad, presentando espectáculos de drag, karaoke, comedia y, por supuesto, fabulosas fiestas de baile.

Los lugares incluyen C’mon Everybody, un espacio de música y artes en vivo; en Bed Stuy, Ginger’s Bar, un agradable bar lésbico en Park Slope; Xstasy Bar & Lounge, que atrae a un público latino en Sunset Park; y Metropolitan y Macri Park, en Williamsburg.

En Bushwick, los locales nocturnos incluyen Happyfun Hideaway, un bar tiki disco, Mood Ring, un bar temático de astrología, el club de baile Vault, y House of Yes, que presenta espectáculos temáticos como Dirty Circus y Cirque Nouveau.

(Lea también: El deseo se hizo realidad: zarpó el “Disney Wish”, el barco más nuevo de Disney)

En cuanto a los vecindarios, Brooklyn es el distrito más poblado de Nueva York con 2,7 millones de personas que viven en más de 75 comunidades distintas. Estos son los aspectos más destacados de algunos de esos vecindarios:

El Puente de Brooklyn, Dumbo y Brooklyn Heights

Cruzar el puente de Brooklyn es una emoción digna de cualquier lista de deseos. Cuando se inauguró en 1883, era el puente colgante más largo del mundo y una maravilla de la ingeniería. Con sus altísimos arcos góticos y la delicada filigrana de cables, sigue siendo una obra de impresionante belleza. Para obtener las mejores vistas, tome el metro hacia el lado de Brooklyn (A o C hasta High Street) y camine de regreso a Manhattan.

Dos vecindarios cerca del puente merecen una visita. En Brooklyn Heights (tren 2 o 3 hasta Clark Street), pasee por Brooklyn Heights Promenade, pase un tiempo en el Brooklyn Cat Cafe o deténgase en Plymouth Church, que fue un centro de activismo contra la esclavitud en el siglo XIX y fue visitado por Abraham Lincoln (su imagen se puede ver en un bajorrelieve en el patio).

Leer :   Gobierno de Colima realizará Exporgullo el 2 y 3 de julio en Palacio | AF significa.

Las calles laterales aquí están llenas de majestuosas casas del siglo XIX, mientras que Montague Street alberga tiendas como la boutique Tango, City Chemist, conocida por sus productos de belleza de lujo, y Montague Jewelers. Muy cerca se encuentra el Museo de Tránsito de Nueva York, que exhibe artefactos históricos de los sistemas de metro, autobús y tren suburbano de la ciudad de Nueva York.

Camine hasta Dumbo desde Brooklyn Heights o tome el metro directamente allí (tren F hasta York Street). Dumbo es el acrónimo de Down Under the Manhattan Bridge Overpass, y hay un lugar famoso para hacerse selfies en la intersección de las calles Water y Washington, donde el arco rectangular del puente de Manhattan está enmarcado por antiguos almacenes de ladrillos.

(Lea también: Guía de viaje: Nueva York al alcance de todos)

Otras atracciones de Dumbo incluyen Brooklyn Bridge Park, Jane’s Carousel y Brooklyn Flea, un mercado vintage al aire libre que se lleva a cabo los fines de semana de abril a octubre. Espere una fila para ingresar a Grimaldi’s Pizzeria, y no se pierda las delicias en Jacques Torres Chocolates. Las tiendas exclusivas incluyen la librería PowerHouse Arena, John Fluevog Shoes y el estudio de joyería Thea Grant.

En el muelle de Dumbo, busque el marcador de piedra que describe cómo George Washington y sus tropas cruzaron el río después de perder la Batalla de Brooklyn en agosto de 1776 durante la Guerra Revolucionaria. Los transbordadores van y vienen del muelle con paradas en Williamsburg, Lower Manhattan y 34th Street, Manhattan.

Coney Island, The Aquarium y Brighton Beach

La playa no es solo para el verano. Pasee por el malecón desde la mundialmente famosa Coney Island hasta Brighton Beach en cualquier época del año.

Tome los trenes D, F, N o Q hasta Stillwell Avenue al final de la línea, cruce Surf Avenue y allí está Coney Island. Consiga un perrito caliente de Nathan’s Famous y eche un vistazo a las atracciones, que incluyen Deno’s Wonder Wheel, la legendaria montaña rusa de madera Cyclone, un carrusel antiguo, atracciones para niños, juegos y más. (Los juegos están abiertos los fines de semana desde Pascua hasta el Día de los Caídos, todos los días desde el Día de los Caídos hasta el Día del Trabajo, y los fines de semana desde el Día del Trabajo hasta Halloween).

Leer :   Marvel anuncia el cambio de fecha de la película

En verano, nade en el Atlántico. En la temporada baja, tómese una selfie con la icónica torre roja de salto en paracaídas, camine por el muelle y disfrute del tiempo con los pescadores, los voladores de cometas y los bailarines de salsa. De abril a septiembre, disfrute de un partido de béisbol de ligas menores de los Brooklyn Cyclones, equipo afiliado a los Mets de Nueva York.

A 10 minutos a pie de las atracciones, visite los pingüinos y leones marinos en el Acuario de Nueva York (reserve las entradas con anticipación, ya que se agotan). Caminando hacia el este durante otros 10 minutos por el paseo marítimo, los visitantes llegarán a Brighton Beach. Es conocido como un barrio ruso, pero aquí viven inmigrantes de muchos estados exsoviéticos, incluidos Ucrania, Georgia y Azerbaiyán, junto con judíos que huyeron de la opresión soviética en las décadas de 1970 y 1980.

Después de la reciente invasión rusa de Ucrania, muchos lugareños mostraron su apoyo a Ucrania mostrando banderas ucranianas. Los visitantes de la zona querrán sentarse en un café del paseo marítimo y disfrutar de un plato de borscht con una guarnición de pelmeni o albóndigas vareniki, y luego pasear por Brighton Beach Avenue. Tome el tren B o Q de regreso a Manhattan o quédese a pasar la noche y disfrute de una cena y entretenimiento en el legendario club nocturno Tatiana.

Park Slope, Prospect Heights y Crown Heights:

Park Slope, adyacente a Prospect Park, está bordeado de casas de piedra rojiza, calizas y mansiones bellamente conservadas en calles tranquilas y frondosas. El parque en sí es una maravilla de la naturaleza en medio de la ciudad, diseñado por Olmsted y Vaux, los mismos arquitectos paisajistas responsables de Central Park. Pasee por prados y bosques. Camine, trote o ande en bicicleta en un circuito pavimentado de 5,6 kilómetros. Observe aves, visite el zoológico, la pista de patinaje, el lago y los parques infantiles. O pase por Drummer’s Grove, donde los lugareños se reúnen para tocar tambores y bailar en los meses más cálidos.

Leer :   Papa Francisco.- Cultura.- La 27 edición del Festival de Música Antigua y Barroca de Peñíscola cuenta con 17 propuestas

El parque tiene varios puntos de acceso, pero su entrada oficial es Grand Army Plaza, que está dominada por Soldiers’ and Sailors’ Arch, un monumento que conmemora la victoria de la Unión en la Guerra Civil (los trenes 2 y 3 se detienen en Grand Army). Un mercado de agricultores en expansión se apodera de la plaza los sábados y una majestuosa biblioteca pública se encuentra al otro lado del camino.

Junto a la biblioteca a lo largo de Eastern Parkway en Prospect Heights se encuentran el Museo de Brooklyn y el Jardín Botánico de Brooklyn. Las obras más famosas del museo incluyen la icónica instalación feminista del siglo XX, The Dinner Party, y la escultura multicultural al aire libre OY/YO. Si bien el jardín ofrece atracciones durante todo el año, como una colección de bonsáis y una colina y estanque japoneses, sus maravillas primaverales son incomparables.

Está Daffodil Hill, pasarelas cubiertas de glicinias, y Cherry Esplanade, donde los visitantes pueden disfrutar de la costumbre japonesa del hanami, disfrutando de la belleza de los cerezos en flor, al ver los pétalos rosados flotar en la brisa y alfombrar el suelo. (Reserve con anticipación las entradas para el jardín, ya que se agotan). Para llegar directamente al museo y al jardín, tome el tren 2 o 3 hasta Eastern Parkway.

A lo largo de la cercana Vanderbilt Avenue, encontrará una animada selección de bares, tiendas y cafés, incluido Brooklyn High Low, que sirve un elegante té de la tarde, Mitchell’s Soul Food para pollo frito y pan de maíz, y The Nuaa Table para comida tailandesa.

Crown Heights es un vecindario multicultural próspero que alberga a muchos neoyorquinos de ascendencia caribeña y africana, junto con una gran comunidad judía jasídica en tiendas, mercados kosher, y la sede mundial de los judíos ortodoxos de Lubavitcher.

Leer :   Netflix: La cautivadora miniserie lanzada recientemente que superó a Stranger Things, la verás pronto | línea de tiempo

Los niños pueden pasar horas en el Museo Infantil de Brooklyn, mientras que los aficionados a la historia querrán recorrer Weeksville, una histórica comunidad afroamericana fundada en 1838, 11 años después de la abolición de la esclavitud en Nueva York. Para ir de compras, visite la boutique Marche Rue Dix, Anyone Comics para clásicos y revistas, y Calabar Imports, para moda y joyería africana. La escena de restaurantes del vecindario incluye La Napa (latino), Joloff (senegalés) y Ras Plant Based (etíope y vegano).

Bedford-Stuyvesant

Tómese una selfie con un mural del legendario rapero Biggie Smalls, visite Do the Right Thing Way, donde Spike Lee filmó su icónica película, y disfrute de la hermosa arquitectura a lo largo de las calles bordeadas por cientos de elegantes edificios de ladrillo. Tome el tren G a Bedford-Nostrand y vea los prósperos pequeños negocios a lo largo de la cercana Tompkins Avenue: Peace and Riot (ropa, regalos, arte), Byas & León (ropa), Ancient Blends Apothe’Care (tés, cuidado personal a base de plantas), Brown Butter (galletas celestiales, pollo y gofres), Bed-Vyn Brew (pub) y The Word Is Change (libros). En otro sector del vecindario, pruebe Moshood Creations para ropa africana y Grandchamps para comida haitiana.

Flatbush/Pequeño Caribe

Inmigrantes de Haití, Trinidad, Jamaica y otras islas han convertido Flatbush, Prospect Lefferts Gardens y los vecindarios circundantes en el “Pequeño Caribe” de Nueva York. Los visitantes pueden participar de ese ambiente isleño a través de restaurantes, vida nocturna, compras y atracciones culturales mientras pasean por calles renombradas como Bob Marley y Toussaint L’Ouverture. Llegue allí en el tren 2 o 5 hasta Church Avenue, Beverly Road o Newkirk Avenue-Little Haiti.

Experimente las islas a través de su comida: Trini Breakfast Shed o Bake & Things for Trinidadian, Zanmi (haitiano); Culpepper’s (Barbados) y MCG Grand Café (granadino). Errol’s vende empanadas jamaiquinas mientras que Immaculee hace empanadas haitianas. Se puede comer pollo condimentado en Fisherman’s Cove y Peppa’s, en tanto que Mangoseed + Zurilee ofrece creaciones de fusión y Footprints Cafe es conocido por su “pasta rasta”. Para dulces, diríjase a Allan’s Bakery, un negocio familiar que ya lleva tres generaciones. El Rogers Garden es un bar de ron, Sip Unwine un lugar de cócteles con tapas de inspiración caribeña y Caribbean Social es un restaurante y salón con código de vestimenta.

Leer :   Cine de verano 2022 gratis en Málaga para toda la familia

Los destinos de compras incluyen Flatbush Caton Market, un bazar al aire libre de ropa, productos de cuidado personal y joyas, WOODstack para calzado, el Centro Africano de Grabación de música, Tafari Tribe para ropa afrocéntrica, accesorios y artículos de cuidado personal, y Paris Beauty Supplyz para cuidado del cabello y más.

Eche un vistazo a caribBEING, una empresa multidisciplinaria que muestra la cultura, el arte, la comida y los productos temáticos del Caribe, y vea lo que se exhibe en el Centro Cultural y de Alfabetización del Caribe en la sucursal Flatbush de la biblioteca pública. Y no se pierda lo que podría ser el sitio más famoso del vecindario: Kings Theatre, un palacio de cine restaurado de 1929 que ahora realiza presentaciones en vivo de grandes nombres como Tori Amos, Cedric the Entertainer y Avett Brothers, junto con proyecciones de películas, comedia y comparsas de baile.

Fort Greene y Clinton Hill

Esta área alberga muchos tesoros de Brooklyn, incluida la Academia de Música de Brooklyn, que presenta teatro, danza, películas, música en vivo y más, y The Center for Fiction, que organiza charlas de escritores famosos, talleres y eventos para niños, además de contar con una cafetería, bar, librería y biblioteca. Llegue allí a través de los numerosos trenes que dan servicio a Atlantic Avenue/Barclays Center (2, 3, 4, 5, D, N, R, Q, B), o el C a Lafayette. Y considere asistir a un partido de baloncesto de la NBA en Barclays si los Brooklyn Nets están en la ciudad.

Fort Greene Park, una joya diseñada por los arquitectos paisajistas de Central Park Olmsted y Vaux, alberga un imponente monumento construido por el arquitecto de la Edad Dorada, Stanford White, que conmemora a más de 11.500 prisioneros de guerra estadounidenses que murieron a bordo de barcos británicos durante la Guerra Revolucionaria. Los aficionados a la arquitectura querrán admirar las mansiones, villas y casas adosadas de estilo italiano y bellas artes con sus columnas y elaborados trabajos en piedra a lo largo de las avenidas Clinton y Washington.

Las empresas locales incluyen la librería Greenlight y la boutique Jill Lindsey. Los amantes de la comida adorarán a Miss Ada por los sabores de Medio Oriente, Locanda Vini & Olii por la comida italiana, y Madiba, un restaurante sudafricano en honor a Nelson Mandela.

Leer :   La obra “Peer Gyn en Waljmapu” inicia la gira 12 x 12 en el Teatro Cervantes

Sunset Park y Green-Wood Cementery

Sunset Park es conocido como el Barrio Chino de Brooklyn, con restaurantes y mercados asiáticos agrupados a lo largo de las avenidas 7th y 8th, pero también es el hogar de una próspera comunidad latina centrada más cerca de las avenidas 4th y 5th. Tome el tren D, N o R hasta la calle 36, el R hasta la 45 o el N o R hasta la calle 59 en Brooklyn para llegar hasta allí. El vecindario también cuenta con transbordadores en el muelle de Brooklyn Army Terminal en la calle 58, que se dirigen hacia y desde el Bajo Manhattan en una dirección y Rockaway Beach en Queens en la otra dirección.

Para degustar dim sum, pruebe Pacificana o East Harbour. Para mariscos, Lucky Eight. Tiger Sugar para el té de burbujas, Chuan Tian Xia para la comida de Sichuan y Ba Xuyen para un gran sándwich banh mi (acompáñelo con un batido de palta). Para comida latina, diríjase a Tacos El Bronco, Tacos Matamoros y Maria’s Bistro. Ha-Weeda Tavern es un bar y sala de billar, mientras que L’Wren es un acogedor bar de cócteles.

El cementerio Green-Wood, que data de 1838, es el lugar de descanso final de casi 600.000 almas, así como uno de los parques más hermosos de Brooklyn. Con una extensión de 193 hectáreas, alberga cuatro estanques, 8.000 árboles, cientos de monumentos y obras de arte, y 185 especies de aves, incluida una colonia de periquitos de color verde brillante. Quienes aquí descansan van desde veteranos de la Guerra Civil y víctimas del 11 de septiembre hasta el artista Jean-Michel Basquiat y el compositor Leonard Bernstein. Encuentre Battle Hill y la estatua de Minerva, el punto más alto de Brooklyn, con vistas a la Estatua de la Libertad.

Bay Ridge

Aquí y en la vecina Bensonhurst es donde se rodó la película Saturday Night Fever. Contemple las vistas panorámicas del puente Verrazano, disfrute el muelle de la calle 69 y de un paseo por el parque Owl’s Head o por Shore Parkway, conocido por sus impresionantes puestas de sol. Disfrute comida del Medio Oriente en Tanoreen, comida italiana clásica en Gino’s y pasteles en Leske’s Bakery. Llegue tomando el tren R hasta Bay Ridge Avenue.

Leer :   Todas las ayudas europeas a las que pueden acceder los autónomos...

(Lea también: 22 razones para visitar y enamorarse de Nueva York en 2022)

Carroll Gardens, Boerum Hill, Cobble Hill

Tome el tren F hasta Carroll Street para visitar Carroll Gardens. Moonstruck se filmó en este legendario barrio italiano, pero hoy también es conocido por sus cafés y boutiques de moda. Vinculados con las cercanas Boerum Hill y Cobble Hill, los tres vecindarios a veces se denominan colectivamente BoCoCa. Pruebe la pizza en Lucali, las cremas de huevo (chocolate, leche y agua mineral) en Brooklyn Farmacy y el pollo frito en Buttermilk Channel. Para ir de compras, vaya a Foyer Vintage (ropa y coleccionables), Article& (boutique), Soula Shoes, Write by Forest (joyería) y Runnin’ Wild Kids (juguetes y zapatos). Juegue en The Brooklyn Strategist e intente encontrar a la novelista Emma Straub en la librería Books Are Magic. Alójese en el nuevo Ace Hotel Brooklyn.

Red Hook

Los visitantes todavía pueden ver letreros de fábrica descoloridos en los viejos almacenes de ladrillos en este vecindario de clase trabajadora frente al mar, así como impresionantes vistas de la Estatua de la Libertad desde el muelle Louis Valentino Jr. y la excelente comida en lugares como Red Hook Lobster Pound, Hometown Bar-B-Que y Steve’s Authentic Key Lime Pie. Pase para disfrutar de una cerveza y una hamburguesa en Jalopy Tavern o visite Sunny’s Bar, un salón emblemático de Brooklyn decorado con chucherías donde la música en vivo es un elemento básico. Para llegar aquí, Red Hook IKEA opera un ferry desde Manhattan en los meses más cálidos junto con un autobús de enlace desde la estación de metro de Smith Street en Brooklyn (tren F o G), o tome el autobús B57 o B61 desde la parada de Smith Street.

Bushwick

Tome el tren L hasta Jefferson Street para visitar Bushwick, conocida por el arte callejero y la comida latina. Pruebe La Isla Chuchifrito (puertorriqueño), Love, Nelly (dulces de inspiración colombiana), Alex Luncheonette (dominicano), El Encebollado de Rossy (ecuatoriano,; Arepera Guacuco (venezolana), Angela’s Bakery (dulces dominicanos), Café cubano de Millie y Mesa Azteca. Y, por supuesto, Roberta’s, a cuyas pizzas al horno de leña se les atribuye haber puesto a Bushwick en el mapa culinario hipster hace más de 15 años. Mil Mundos es una librería bilingüe y centro comunitario. Las tiendas de ropa incluyen Finn Vintage y Chess and Sphinx.

Leer :   Bienvenidos al multiverso: guía para no perderse en el universo televisivo de Marvel | TELEVISOR

(Lea también: ¿Qué hacer en un verano en Nueva York?)

Williamsburg

Este podría ser el lugar de nacimiento del hipster cool del siglo XXI en la ciudad de Nueva York. Hace tiempo que el valor del vecindario ha dado paso a condominios, galerías y restaurantes elegantes, pero los visitantes aún pueden divertirse mucho pasando el rato aquí. Tome el tren L a Bedford y vea los favoritos del vecindario como Brooklyn Brewery, Blue Bottle Coffee, Llama Inn (comida peruana), Milk Bar (dulces), Van Leeuwen Ice Cream, Brooklyn Bowl (bolos y música en vivo) y el enorme mercado de alimentos al aire libre de Smorgasburg (abril-octubre). Disfrute de las vistas de la costa desde Domino Park, construido en el sitio de la antigua Domino Sugar Factory, o pase el rato con los lugareños en McCarren Park, un centro de actividades comunitarias. Para joyería, visite Catbird y Scosha, y no se vaya a casa sin visitar las muchas tiendas de ropa vintage de Nabe: Antoinette, L Train, Chickee’s, Beacon’s Closet, Stella Dallas Living, Buffalo Exchange y Awoke, por nombrar solo algunas.

Greenpoint

Además del arte y los restaurantes y bares de moda, encuentre un antiguo enclave de inmigrantes polacos, completo con librerías, iglesias y panaderías polacas en Greenpoint. Pruebe los pierogies y salchichas en Polka Dot o el borscht blanco en un tazón de pan en Karczma, camine a lo largo del río en WNYC Transmitter Park y tome una cerveza en el agradable Lake Street Bar. Las tiendas exclusivas incluyen Archestratus, una tienda de libros de cocina y una cafetería. Brother Vellies (moda artesanal) y Lockwood (artículos para el hogar, regalos y ropa). Use el tren G hasta Greenpoint Avenue u otras paradas cercanas.

👀🌎📄 ¿Ya está enterado de las últimas noticias del turismo en Colombia y en el mundo? Lo invitamos a verlas en El Espectador.

Leave a Comment