prueba la ignorancia

Cuando se trata de formación y educación superior, el personal docente siempre falla al final. Todos hablan y dicen esto y aquello, pero hasta los que defienden las escuelas públicas y la reputación de los maestros cantan de oído, sin notas. Por otro lado, los líderes políticos y sus voceros, que en este caso saben del tema, toman el rábano por las hojas y se dedican a la demagogia barata. La primera piedra es el número de horas codificadas en el tiempo que está el profesor frente al alumno, lo que sería como decir que un violinista sólo trabaja el tiempo que está en el escenario.

Leer :   La Edición Most Ourense del Festival de Cine de Ourense arranca este viernes con más de 100 proyecciones durante nueve días

La otra saeta práctica es la de las fiestas. Pues te diré que el número de días de colegio en España está por encima de la media de la UE y si países como Alemania, Suecia o Francia tienen el mismo número de días que España, por algo debe ser. No creo que lo hagan para beneficiar a los maestros, tiene que haber alguna lógica y la tiene, pero viene del horario de trabajo de los niños. Hay una crítica que nunca se ha planteado y que se ha corregido en Europa pero no aquí y es el calendario, la distribución de los días escolares a lo largo del año; pero ese no es precisamente el trabajo del maestro, y los políticos siempre miran para otro lado. Cosas de política, y como decía el mafioso de la película mientras apuntaba con su arma a su contrincante, “no es nada personal, son negocios”. Y disparó

Leer :   El CCCC está "recuperando el pulso ante la pandemia" con 77.528 visitantes entre abril y junio de 2022

La educación es el futuro de las sociedades y la investigación es una inversión en prosperidad. Alemania, Suecia, Holanda y Dinamarca han incrementado sus presupuestos de I+D porque entienden que al hacerlo están asegurando el futuro, manteniendo el nivel de inversión en educación y promoviendo campañas para acercar a todos los sectores de la sociedad a la dignificación de la educación y la valorización de la implica en la investigación. Así pasó, así pasó y así será.

¿Qué está haciendo España? Al contrario: reducir a números ridículos las ya bajísimas contribuciones a la investigación y herir de muerte al sistema educativo. A los profesores siempre les va mal en las encuestas. Descargan todo el peso de una sociedad resignada en la educación en las aulas, porque en África ya dicen que se necesita toda la tribu para educar a un niño. Y este es el entrenamiento que prepara para una crisis masiva. Renunciar a la educación es una condena para las próximas décadas, y ya no es broma que en unos años España estará por detrás de Vietnam en la lista de países desarrollados. Y el refrán de que vivimos más allá de nuestras posibilidades es una mentira rotunda.

Leer :   Chenoa ya se ha casado: este fue el vestido de novia inspirado en las divas de Hollywood | amor 40

Es triste que la política sea el destino de mucha gente con poco equipaje, incluso analfabetos absolutos, y al mismo tiempo la sociedad exige tanto la cualificación necesaria para desempeñar cualquier trabajo. Alguien que no ha podido acceder a un trabajo por falta de educación básica por fin puede, a merced de la política, dirigir el ministerio al que ni siquiera se decidió a ingresar. No se le permite convertirse en oficial de policía de la ciudad y podría convertirse en concejal responsable de la seguridad o incluso en alcalde. Así que nos movemos entre la mala fe y la incompetencia. Los cargos públicos, aunque sean electivos, tendrían que ir acompañados de la formación necesaria para ejercerlos, ya que las encuestas no aportan ciencia rigurosa.

Leer :   La productora zaragozana Carmen Pérez, seleccionada para el Match Me! de Locarno

La incompetencia puede ser grande, pero en este caso, como en el de la sanidad, está claro que el objetivo es liquidar el sector público para convertir un servicio en un negocio. Siempre hablan de gasto en educación o investigación científica cuando en realidad es una inversión de futuro. Derek Curtis Bok, abogado estadounidense, profesor de derecho y luego rector de la Universidad de Harvard, respondió hace años a la acusación de que poner demasiado dinero en educación arruinaría el país: “Si crees que la educación es cara, pruébalo tú mismo” con ignorancia. ”

Leave a Comment