[REVIEW] La Emperatriz – Temporada 1


En la Austria del siglo XIX, la ingobernable y apasionada Sisi y el joven emperador se enamoran en medio de intrigas y luchas de poder dentro de la corte vienesa.

Por @mauvais1

Estos son los tiempos, no es tanto por cinismo, sino por la pátina de realidad que inevitablemente se debe dar a los personajes femeninos, tiempo de repensar el lugar de la mujer en el contexto que habita, reconstruir desde su mirada, la subjetivo, más que el uno fantaseado por el otro, lo que puede ser un buen comienzo, si se presta verdadera atención a las emociones, sin olvidar que siguen siendo femeninas.

No es nueva la rehistoricidad de personajes femeninos célebres, ni menos deslumbrante y más ambivalente el planteamiento de reforzar la figura desde la perspectiva única que es la de la propia protagonista. Ese retrato edulcorado pero fascinante que hizo sofía coppola con Maria Antonieta (2006)o el loco El favorito (2018) de Yorgos Lanthimos han dado lugar a un nuevo tipo de drama de época. Los corsés y las crinolinas ahora albergaban criaturas tridimensionales, mujeres con historias complejas sobre su relación con el poder, exonerándolas quizás, pero también dando contexto, algo enorme en el caso de personajes que fueron aislados por curiosidad y prejuicio.

Leer :   Las 10 mejores miniseries de Netflix, HBO y Amazon Video para este fin de semana

Todos deben recordar el romance iniciado por Ernst Marischka a mediados de los cincuenta con la emperatriz Isabel de Baviera, un cuento de hadas que la proponía como una especie de princesa-prometida y mártir de la causa, madre, esposa y aire nuevo y chispeante de una corte estancada y en decadencia. Esos eran los tiempos que corrían también. No está mal que se proponga una nueva versión, ninguna de ellas realista hasta la documentación, pero fantaseando algo más pedestre. En 2021 se estrenó la miniserie sí Sí escrito por Andreas Gutzeit, Elena infierno Y Roberto Krausey este año llega a los cines Cuerpo de María Kreutzerun retrato mucho más profundo de la emperatriz en claroscuro.

Leer :   Edgerunners, el videojuego llega a Netflix y se corona como una de las mejores series de anime de nuestro tiempo

Y Netflix se estrena entonces La Emperatriz (Die Kaiserin)serie creada por Katy Eyssencon quien escribe bern lang, Janna María Nandzik Y lena stahl. Una relectura de la vida de Elisabeth Amelie Eugenie Herzogin en Bayern, conocida como “Sisi”, emperatriz de Austria y esposa de Francisco José I de Austria. Como María Antonieta, Lady Di, o por qué no Cristina de Suecia, la desconocida que parece entrar en el cuento de hadas para luego comprender las complejidades de ser un adulto en una corte, ya narradas infinidad de veces.

Las perspectivas del narrador, entonces, lo son todo. A mayoridad de palacios y carruajes debe tener la oportunidad de algo novedoso. Puede ser el genero, como se hace en la maravillosa serie El gran de tony mcnamara y el recién estrenado la reina serpiente de Stacie Passon, comedias gamberras y sardónicas que no temen a las sombras de sus protagonistas. Sátira, bendita sea, en su mejor momento. Y por otro, el drama oscuro y truculento, forjado en experiencias recientes como Game of Thrones (2011-2019) de david benoff Y DB Weiss (fantasía hay que aclarar), que se interesa más por el drama oscuro y donde el desarrollo del personaje lo da el entorno, que es crucial. Es decir, no se rompen sino que sucumben o viven con ello.

Leer :   Adrián Caetano hace historia en Netflix con un western de autos sentado en Uruguay - Programa de Tv - 05/10/2022

ahí es donde entra Muere Kaiserin ola La empresa; porque es el contexto que delimita el desarrollo y las acciones del protagonista. Los demás sí, obviamente, pero aquí el rigor y el sufrimiento, la pasión y los enredos, se ven con más pesimismo, sin desahogo sino resoluciones que solo complican el futuro. No se salvan, son sobrevivientes con nuevas experiencias. Desde el principio, el personaje es descrito como la joven libre y salvaje que las historias dicen que fue, la buena salvaje que tendrá que enfrentarse a la civilizada e hipócrita corte imperial. Que ella exija desde el principio que la llamen Elizabeth es evidencia de alguien que ya tiene suficiente carácter para dar pelea. La historia del amor a primera vista, la suegra amargada, su relación caótica con su familia, todo está ahí. Devrim Lingnau -quizás por fin descubramos lo hermoso Carmilla de emily harris-, crea un buen perfil con lo que se da, medio inocencia, un poco de perspicacia, ausencia total de idoneidad política. como el emperador de Felipe Frossantque apenas comienza a crear la segunda piel que todo absolutista necesita para prosperar.

Leer :   102 series, películas y documentales como 'El club de medianoche', 'La escuela del bien y del mal o 'El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro'

El resto suscita reacciones ambiguas, parecen salir de la versión de Cenicienta de Disney en sus apariciones, pero con personajes un tanto prototípicos de estos dramas que los anclan en medio de algo extraño, poco dimensional, si se permite el término. Es interesante que se preste a una perspectiva social, aunque el espectador ya adivina por dónde van los planos, más si ha visto la romántica. Victoria (2016-2019) de daisy goodwin. Pero aún transmite el drama del palacio y lo ubica en un mundo. Los seis episodios prometen, más en sus instancias finales cuando la historia ya ha sido presentada y muestra la posibilidad de un enredo más sustancial en particular con los hermanos del emperador.

Leer :   Las vacantes de Netflix revelan su apuesta por los videojuegos

La producción es otro tema, el Prêt-à-porter del diseño de vestuario, las coreografías en las fiestas; todo es sobrecogedor y le da una imagen moderna a una historia de mediados del siglo XIX que seguro atraerá a los jóvenes espectadores, algo que recordarán de producciones como rey (2013-2017) de Laurie McCarthy, pero aquí la calidad es ciertamente interesante porque se usa como una lectura del personaje que lo lleva puesto. es el trabajo de gabrielle reumer, que más allá de sus devaneos con las pasarelas, dinamiza el 1850/1860 en el que transcurre esta fantasía. Es, una fantasía sobre la maduración, la relectura de la mujer y su relación con el poder, el que posee y el que asume junto a un hombre. De hecho, la Sofía agria de Melika Foroutan está mucho más matizado que los retratos anteriores y se le da la oportunidad de ser una mujer con poder, que lo maneja y trabaja con las herramientas que ha construido en su ascenso a él. Aquí las mujeres llevan la historia, todas pasan por o por encima, algo que hay que tener en cuenta. Como si corrieran por carriles diferentes cuando son el mismo palacio.

Leer :   Olvida el día gris con estas animadas películas de Netflix

Esto ha sido muy largo. La empresa Entretiene, se piensa un poco más en los personajes y sus problemas y se activa. Juega al juego del trono, aunque con bastante inocencia diremos, pero no por ello con menos brío. Veremos si tendrá la oportunidad de construir en varias temporadas los complejos años de Elizabeth y su relación con el poder, o su desastrosa historia de amor con Francisco. Porque hay mucho más que ver y es tan fascinante como la vida del famoso Sisi.


Título: La empresa

Título original: Die Kaiserin

Año: 2022.

Dirección: Florian Micoud Cossen, Katrin Gebbe.

Guion: katy eyssen, Bernd-Lange, Janna María Nandzik, Lena Stahl.

Leer :   Ocho plataformas de streaming gratuito para reemplazar a Netflix | De Plutón a Octubre TV y CineAR

Fotografía: Cristóbal Auun, Christian Almesberger.

Distribución: devrim lingnau, Felipe Frossant, Melika Foroutan, johannes nussbaum, Elisa Schlot, Jördis Triebel, Almila Bagriacik, pulso de Wiebke, Raymundo Tarabay, jonathan falla, Irene Della Casa, Hanna Hilsdorf, Svenja Jung, Alejandro Finkenwirth.

productor: Sommerhaus Filmproduktionen, netflix, Sommerhaus Serien.

Distribuidor: netflix

En la Austria del siglo XIX, la ingobernable y apasionada Sisi y el joven emperador se enamoran en medio de intrigas y luchas de poder dentro de la corte vienesa.