Rosario, con la tasa de desempleo más baja de los últimos 40 años

El número de trabajadores empleados sigue creciendo en las ciudades de Rosario y Santa Fe y el desempleo en el Gran Rosario se ubica en el más bajo de los últimos 40 años. Así se desprende de las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) donde, en el Gran Rosario, el desempleo apenas llega al 4,3%.
La provincia de Santa Fe es el motor de la recuperación de la actividad económica y la generación de nuevos puestos de trabajo en todo el país. Más de 106.000 personas dejaron de ser indigentes durante el primer semestre del 2022. Además de descensos pronunciados en la cantidad de pobres.
Los últimos datos difundidos por el Indec muestran que la provincia de Santa Fe cuenta con mejores condiciones que el promedio nacional. En Argentina, el 6,8% de los hogares cuentan con un 8,8% de sus integrantes en condiciones de pobreza extrema, en tanto que Rosario tiene el 3,7% de sus hogares con el 3,6% de sus ocupantes en condiciones de indigencia. Mientras que la ciudad de Santa Fe, el 5,7% de los hogares cuentan con el 7,8% de las personas en indigencia.
La performance provincial está mejor que la media nacional, incluso en Rosario, con guarismos por la mitad de las cifras argentinas. En resumen, la provincia posee un tejido social mejor contenido que en el resto del país.
Para el director provincial de Desarrollo Territorial, Camilo Scaglia, programas como Santa Fe Más, Billetera Santa Fe, Boleto Educativo Gratuito, Plan Incluir, Santa Fe Capacita y Primer Empleo son políticas públicas que se sostienen en cada rincón del territorio santafesino como herramientas diferenciales del gobierno de Omar Perotti, y apuntan a sostener la economía familiar, defender el bolsillo de los santafesinos, capacitar, crear empleo y potenciar a los sectores productivos y de servicios. “Nuestra provincia pudo recuperar todos los puestos de trabajo que se perdieron en pandemia y sostener al sector privado gracias a una labor multiagencial, todas las áreas de Estado trabajando juntos para capacitar, formar, educar y generar empleo”, sostuvo.
“La educación y el trabajo son dos cuestiones muy importantes, dos pilares fundamentales para la vida de las personas. “Es esencial que el Estado acompañe a los jóvenes en el desarrollo de su preparación y brinde herramientas y oportunidades concretas para incorporarse al mercado laboral formal. De esa manera puedan elegir y concretar sus proyectos de vida”, agregó.
Por su parte, Fernando Mazziotta, secretario de Desarrollo Social de Santa Fe, sostuvo “que este crecimiento de la provincia, con números que la diferencian de la media nacional, está sostenido por medio de políticas y programas generados durante estos casi tres años de gestión”. “A modo de ejemplo, con el programa Santa Fe Más se llevan invertidos 2.550 millones de pesos en más de 26 mil jóvenes entre 16 y 30 años, de 213 localidades de la provincia. Con el Plan Incluir, en tanto, se financiaron por 200 millones de pesos proyectos para clubes y asociaciones civiles para mejoras de infraestructura y funcionamiento en todo el territorio provincial”, agregó. Además, con Billetera Santa Fe el gobierno potenció las ventas en más de 30 mil comercios y cuidó el bolsillo de más de 1.500.000 usuarios con un 30% de reintegro en todo tipo de compras. También, gracias al Boleto Educativo Gratuito que ya cuenta con 250.000 beneficiarios entre estudiantes, docentes y asistentes escolares, muchas familias santafesinas ahorraron gastos de movilidad. Por citar un caso, una familia que vive en la ciudad de Rosario o Santa Fe, con dos hijos en edad escolar, tiene un ahorro mensual de 6.116 pesos.

Leer :   Congreso de BC realiza consulta por la educación inclusiva

UN PROGRAMA QUE ABRE
PUERTAS AL MUNDO LABORAL 
El programa provincial Santa Fe Más viene potenciando el descenso de la tasa de desocupación que pone a la provincia como ejemplo en Argentina. Se trata de un programa provincial de inclusión que apunta a la restitución de los derechos. El objetivo es acompañar a las y los jóvenes de entre 16 y 30 años en un recorrido formativo y educativo brindándole herramientas para la inserción en el mundo del trabajo.
Miqueas Ojeda se convirtió en uno de los tantos testimonios de vida y superación que define los alcances del programa santafesino. El chico de 18 años edad ingresó en el Programa Santa Fe Más en el año 2020 para capacitarse en el oficio de Electricidad. Uno de los tantos talleres con los que cuenta esta política pública y que se dicta en la Asociación Civil Ecosistemas, ubicada en la Zona Sur de Rosario, en Pasaje Barcelona 4152.
Miqueas se formó durante dos años en el programa y adquirió conocimientos que le significaron la construcción de autonomía y proyección para su vida. El joven de 18 años consiguió empleo formal, de calidad, en la empresa distribuidora Líder, ubicada en Provincias Unidas y Riobamba.
“Para mí la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo formal me permite seguir sumando experiencia y alimentar mi voluntad. Es poder invertir mi tiempo en algo productivo y pasarla bien”, aseguró Miqueas y agregó: “Estoy muy agradecido con el programa. Me dio herramientas de conocimiento sobre un oficio productivo y la construcción de responsabilidad, tanto individual como colectiva”.
Otra de las historias que santafesinos que consiguieron empleo en el último tiempo es la de Emilce Yudith Castillo. Emilce Llegó a Rosario desde Chaco hace ya más de 10 años. Vive en el barrio Empalme Graneros y en el año 2020, en plena pandemia del coronavirus, comenzó un taller de peluquería en la institución Nidos, de calle Garzón 100 bis. Hoy dicta cursos en el programa Santa Fe Más y tiene su propia empresa familiar.
“Este es un programa que abre puertas. Acostumbrados a que la mayoría te diga que no, el Santa Fe Más te ofrece una salida. Te capacita y te inicia en el mercado laboral. Estamos felices de poder ser parte”, aseguró Emilce antes de dar detalles de su historia personal.
Santa Fe Más es una iniciativa que está dirigida a jóvenes que se encuentran fuera del mercado laboral o que abandonaron la escuela, a quienes se les brindan diferentes talleres de formación en algún oficio de interés con el fin de promover su inclusión socioeconómica y educativa.
Se trata de un programa provincial de inclusión que apunta a la restitución de los derechos. El objetivo es acompañar a las y los jóvenes de entre 16 y 30 años en un recorrido formativo y educativo brindándole herramientas para la inserción en el mundo del trabajo.
“Yo llegué a Rosario desde Chaco hace más de una década. Me capacité, hoy tengo una peluquería en Garzón y Cullen. La única del barrio y pronto voy a sumar a mi hijo de 17 años para que trabaje conmigo. Él está haciendo el curso de barbería en Santa Fe Más. Para mí es un orgullo que pueda estudiar y trabajar todos los días en mi salón de belleza”, afirmó Emilce.
Los cursos de peluquería y barbería se dictan los días lunes y viernes entre las 15 y las 17 horas. Tiene nueve meses de duración. “Los chicos y las chicas se van con su certificado oficial. La mayoría consigue su trabajo. Hace lavados y peinados para fiestas, casamientos y graduaciones. Además de cortes básicos. Es una buena oportunidad para los jóvenes”, agregó Emilce. En su peluquería, también realiza alisados, permanentes y cortes elaborados para los vecinos del barrio.

Leer :   La Universidad Isabel I, en su décimo aniversario, congrega a más de 1.000 personas en el Fórum Evolución para la Graduación de la Promoción 21-22

UNA OPORTUNIDAD PARA
VOLVER A EMPEZAR 
Élida Alderete tiene 45 años, actualmente es tallerista de costura en la Institución Latiendo corazones de barrio Alvear, ubicado en Pasaje Achupallas 4041 de la ciudad de Rosario. Lleva adelante el taller de costura que pertenece al programa Santa Fe Más del gobierno provincial, el cual tiene como principal objetivo brindar herramientas para la inserción de jóvenes en el mundo del trabajo. Élida sufrió el incendio de su taller que la llevó a perderlo todo. Se recuperó, volvió a abrir su espacio de trabajo y hoy, su historia de vida personal es de motivación para las jóvenes que participan en el taller de costura del gobierno de Santa Fe.
“Yo comencé a confeccionar a partir de una necesidad económica. Mi inquietud y creatividad me llevó a acercarme a este oficio, mis primeros pasos fueron movidos curiosidad. Observé en una vidriera cuchas para perros y proyecté la posibilidad de replicarlas para luego comercializarlas. Al principio no contaba con materiales. Busqué la materia prima para trabajar, pero también la mejor técnica de costura. Mis primeros materiales para trabajar los saqué de un sillón que estaba en la calle y comencé con una máquina que me prestó una vecina”, explicó Alderete.
Así fue como ella logró tener su primer emprendimiento vendiendo cuchas para perros, y con lo recaudando logró expandir sus productos y fue incorporando almohadones, cortinas a medidas y pecheras por encargue, entre otros productos.
Élida, al ver que su emprendimiento se encaminaba, pudo adquirir un crédito y de esta forma comprarse su primera máquina de coser y luego la segunda cuando un incendio destruyó su taller, y con ello todos los materiales que ella tenía para emprender. “A pesar de la angustia y lo sucedido seguí adelante. Volver a comenzar de cero no fue fácil. Hoy no solo enseño costura en el programa Santa Fe Más, sino que también cuento mi historia personal como motivación para las jóvenes que participan. Todo proceso lleva su tiempo. No hay que bajar los brazos. Es lo que intento transmitir”, agregó emocionada.

Leave a Comment