Samella Lewis, incansable defensora del arte afroamericano, muere a los 99 años

Marcador de posición al cargar promociones de artículos

Cuando Samella Lewis comenzó a enseñar historia del arte en las décadas de 1950 y 1960, los artistas negros a menudo eran excluidos de los principales museos estadounidenses y se los pasaba por alto a los maestros europeos y los expresionistas abstractos blancos. Los artistas de color tenían pocas oportunidades de llegar a grandes audiencias, recordó más tarde, y “no había ningún museo afroamericano al oeste del Mississippi.

Así comenzó el dr. Lewis, nativo de Nueva Orleans con un doctorado en Bellas Artes, para construir instituciones alternativas con el objetivo de promover y preservar el trabajo de artistas negros como Sam Gilliam, Jacob Lawrence y su mentora Elizabeth Catlett. Se instaló en Los Ángeles a mediados de la década de 1960, fundó tres galerías de artistas de color, fundó el Museo de Arte Afroamericano de la ciudad, publicó una encuesta fundamental sobre el arte negro contemporáneo y escribió uno de los primeros libros de texto sobre la historia del arte afroamericano.

Leer :   The Boys Art imagina a Homelander & More Supes como héroes de la Liga de la Justicia

“El arte no es un lujo como mucha gente piensa”, dijo, según el sitio web Black Art in America. “Es una necesidad. Documenta la historia: ayuda a educar a las personas y almacena conocimientos para las generaciones venideras”.

Incansable defensor del arte afroamericano, el Dr. Lewis también es una consumada pintora y grabadora, con obras en las colecciones permanentes del Museo de Arte Moderno y el Museo Metropolitano de Arte, ambos en la ciudad de Nueva York. Tenía 99 años cuando murió de problemas renales en un hospital de Torrance, California, el 27 de mayo, según su hijo Claude.

En una vida guiada por su devoción por las artes y la justicia social, la Dra. Lewis en Florida durante la era de Jim Crow mientras trabajaba con una sucursal de NAACP en Tallahassee, lo que enfureció a los miembros del Ku Klux Klan, quienes dispararon a sus casas desde sus ventanas, según su galería Louis Stern Fine Arts.

Leer :   Marta Minujín se ve fea en la cara

Su activismo continuó después de mudarse al norte del estado de Nueva York, donde cofundó un capítulo de la NAACP a fines de la década de 1950 mientras enseñaba en la Universidad Estatal de Nueva York en Plattsburgh, y luego de mudarse al sur de California unos años más tarde. Mientras coordinaba los programas educativos en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, eligió el museo, según su hijo, “porque tenían muy poco arte afroamericano, o arte de cualquier persona de color”.

Para promover a los artistas afroamericanos, el Dr. Lewis realizó documentales cortos sobre escultores como Barthé y John Outterbridge. También se asoció con la artista gráfica Ruth Waddy para entrevistar a docenas de artistas para el libro Black Artists on Art (1969), un estudio de dos volúmenes de la escena contemporánea, que creó a través de la galería, editorial y espacio de exhibición Contemporary Crafts. que coeditó con el actor Bernie Casey.

Leer :   ¿Cuánto vale la Mona Lisa?

El libro tenía la intención de “promover el cambio”, escribió, “cambiar para que el arte pueda funcionar como una expresión en lugar de una institución” y, por lo tanto, servir a comunidades enteras en lugar de divertir o enriquecer solo a unos pocos privilegiados. Su propio trabajo presentaba representaciones conmovedoras de la vida afroamericana, incluidas escenas de trabajadores de campo como Mane en su linóleo de 1968 “Field”, levantando los brazos hacia el sol y apretando una mano desafiante.

“El artista es un intérprete”, escribió el Dr. Lewis más tarde, “una voz que hace inteligibles las aspiraciones más profundas y significativas de los hombres” y “un canal a través del cual se expresan y se vuelven explícitos sus resentimientos, esperanzas, miedos, ambiciones y todos los demás impulsos inconscientes que condicionan los comportamientos”.

Leer :   Un pirata Capitán Cook y su propia cabeza en un tarro: la sátira subversiva de Daniel Boyd | arte nativo

dr. Lewis llegó a una amplia audiencia con su libro de texto de 1978, Art: African American, que se basa en el trabajo del historiador de arte afroamericano James A. Porter y describe más de dos siglos de arte afroamericano a partir de la era colonial. Revisado y ampliado como “Arte y artistas afroamericanos”, se convirtió en un elemento básico de la instrucción universitaria y se utilizó en cursos de arte y estudios afroamericanos durante años.

“Gracias a Samella Lewis”, escribió el artista e historiador de arte Floyd Coleman en el prólogo de la edición de 2003 del libro, “obtenemos una apreciación y una comprensión más profundas de la riqueza y diversidad que el arte afroamericano aporta a la civilización estadounidense”.

Leer :   Dragon Ball presenta nuevo arte de Assassination Classroom Creator

Hija de un granjero y una costurera, Samella Sanders nació el 27 de febrero de 1923 en Nueva Orleans. (Muchas fuentes dan su año de nacimiento en 1924, aunque su hijo Claude dijo que su certificado de nacimiento se emitió tarde y erróneamente le quitó un año de edad).

Mientras estaba en la escuela, conoció al retratista italiano Alfredo Galli después de detenerse en la ventana de su tienda del Barrio Francés. Él no hablaba inglés, recordó ella en una entrevista de historia oral, pero quedó impresionada por sus habilidades de dibujo y le enseñó a ella y a un compañero de clase de forma gratuita durante dos años. “Realmente trabajó con nosotros y nos advirtió sobre los males del arte moderno”, dijo riendo. “Pero nos enseñó la técnica y eso no tuvo precio”.

Leer :   El icónico arte original de Batman de Death of Robin llegará a subasta

dr. Lewis estudió arte en la Universidad de Dillard en Nueva Orleans, donde conoció a Catlett y a su entonces esposo, el también artista Charles White. Cuando la pareja se mudó a Virginia para aceptar un puesto de profesor en el Instituto Hampton (ahora una universidad), el Dr. Lewis y continuó sus estudios bajo la tutela adicional de Viktor Lowenfeld, un profesor de arte influyente que le enseñó a “pintar desde el corazón”, como le dijo más tarde al Richmond Times-Dispatch.

Recibió una licenciatura en 1945 y luego estudió bellas artes en la Universidad Estatal de Ohio, donde obtuvo una maestría en 1948 y un doctorado en 1951. Dos años más tarde, ayudó a organizar la Conferencia Nacional de Artistas, una reunión de artistas y maestros negros. mientras presidía el Departamento de Bellas Artes de la Universidad Florida A&M.

Leer :   Christopher Wool sobre lo que le devolvió la vida a un 'Sunday Painter'

Siguiendo su interés en el arte de Asia oriental, la Dra. Lewis fue a Taiwán con una beca Fulbright en 1962 y luego se mudó a Los Ángeles para estudiar chino y recibió una beca posdoctoral en la Universidad del Sur de California. En 1970 se unió a Scripps College en las cercanías de Claremont, donde se convirtió en la primera profesora afroamericana permanente de la escuela y enseñó historia del arte durante más de 15 años.

Con el apoyo de una subvención del National Endowment for the Arts, fundó el Museo de Arte Afroamericano de Los Ángeles en 1976. El museo adquirió obras de Barthé y el pintor Palmer Hayden, entre otros artistas negros, y ahora se encuentra en un Macy’s. tienda en el centro comercial Crenshaw de Baldwin Hills, de acuerdo con la misión del Dr. Lewis, acercando el arte a la gente.

Leer :   Cine, obras de teatro y música destacan entre las actividades culturales de este mes

“El estadounidense común ve los museos como algunas personas ven las iglesias: una ocasión especial y no un asunto cotidiano”, dijo a Los Angeles Times en 1986. “Creo que si le pedimos a las personas que se interesen por las artes y la cultura y que sean parte esencial de sus vidas, tenemos que ponerlas a su disposición”.

dr. Lewis también fundó la revista Black Art: An International Quarterly, ahora conocida como International Review of African American Art, y dirigió el Museo de Humanidades Clark en Scripps College. Donó parte de su colección de arte personal a la escuela, incluidas obras de Catlett, Faith Ringgold y Carrie Mae Weems, y en 2007 Scripps estableció la Colección de Arte Contemporáneo Samella Lewis en su honor.

Leer :   APARIENCIA: Karen Davila presenta una exhibición de arte de un hijo con autismo

Su esposo Paul Lewis, con quien vivió durante más de seis décadas, murió en 2013. Además de su hijo Claude, los sobrevivientes incluyen a otro hijo, Alan; y tres nietos.

dr. Lewis fue honrado el año pasado con el Premio al Artista Distinguido por la Trayectoria de la Asociación de Arte Universitario. Continuó trabajando hasta que su salud comenzó a deteriorarse hace unos tres años, dijo su hijo, y durante mucho tiempo vio sus libros, documentales, exhibiciones en galerías y obras de arte como un proyecto unificado.

“No puedo parar”, le dijo al Times-Dispatch en 1997. “Es todo una obra de arte”.

Leave a Comment