Solo siete de cada cien empresas en la Argentina tiene planes de reducir la jornada laboral

La mayoría de las empresas sostiene que la reducción horaria es posible, pero no lo ven como una opción en el corto plazo. (Getty Images)
La mayoría de las empresas sostiene que la reducción horaria es posible, pero no lo ven como una opción en el corto plazo. (Getty Images)

Desde hace mucho se discute en todo el mundo sobre los beneficios y desventajas de reducir la jornada laboral, con el factor “productividad” como eje central del debate. Incluso en la Argentina se han dado algunos casos de disminución de horas de actividad, aunque la tendencia general apunta hacia otro lado, al menos en el corto plazo.

Según un estudio realizado por Bumeran, el 88% de los especialistas en recursos humanos del país cree que la tendencia a futuro apunta hacia una reducción de la jornada laboral y el 62% reconoce que “es posible” aplicarla. No obstante, los datos relevados confirman que hoy son pocos los casos de compañías dispuestas a implementar una política de flexibilización horaria.

En el resto de los países consultados, hay mayor intención de disminuir la carga horaria.
En el resto de los países consultados, hay mayor intención de disminuir la carga horaria.

De acuerdo al informe, solo un 7% de las empresas encuestadas tiene pensado hacerlo en los próximos meses. Entre ellas, el 52% evalúa reducir el número de horas de trabajo diarias y el 48% restante considera restar un día a la semana laboral.

Leer :   “El dilema de los erizos”: la visión de un hombre sobre la violencia que sufre la mujer.

El estudio, en el que participaron 330 empresas de la Argentina, 215 de Chile, 67 de Ecuador, 45 de Panamá y 34 de Perú, revela que las empresas locales son las que menor interés muestran por la reducción de la jornada laboral.

El país con mayor predisposición a experimentar con días de trabajo más cortos (o menos días laborables a la semana) es Chile. Del otro lado de la Cordillera, el 42% de las firmas consultadas respondió que “sí” tiene planes concretos de implementar un sistema de horarios reducidos. Le siguen en orden descendente Panamá (16%), Ecuador (14%), Perú (13%) y por último la Argentina, con el mencionado 7%.

Leer :   El nuevo sistema de ascensos en el empleo público desata una guerra entre los funcionarios del Estado

Un dato a tener en cuenta es que el contexto económico nacional alimenta esta tendencia e incluso reduce el interés de la población de trabajar menos tiempo. De acuerdo al informe más reciente de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec, el 27,5% de las personas ocupadas del país está en una situación de “sobreocupación” (trabajan más de 35 horas por semana y están dispuestas a tomar más horas). A su vez, hay más de 2,2 millones de argentinos que tienen trabajo, pero están buscando activamente una segunda fuente de ingresos, para intentar contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo de sus salarios.

Más allá de si hay intención o no disminuir la duración de las jornadas laborales, la consultora le preguntó a las empresas cuáles consideran que son los principales beneficios de esa práctica.

Leer :   Medicina antiaging: el chequeo que te dirá cómo estás envejeciendo

El 80% puso entre las ventajas principales al “equilibrio entre la vida labora y la personal”. También destacaron el aumento de la motivación (63%) y la mejora del descanso físico y mental (56%). En cuarto lugar (52% lo consideraron uno de los principales beneficios) aparece la productividad.

La relación productividad-salarios juega un rol central en la decisión de la empresas.
La relación productividad-salarios juega un rol central en la decisión de la empresas.

En lo que respecta a las dificultades, seis de cada cien empresas consultadas sostuvieron que es difícil reducir la carga horaria manteniendo el nivel de ingresos. El 35% mostró preocupación por los problemas para mantener la estructura de la organización y un 33% remarcó como punto negativo el incremento del costo laboral.

Leer :   NBA: Las noches de NBA vuelven con Daimiel y Guille Gimnez: "Estamos ante la temporada ms ilusionante, todas las estrellas estn sanas"

Como punto a favor, se debe destacar que el 72% de las empresas argentinas consultadas aseguró que mantener los salarios con carga horaria reducida “es posible”, más allá de ser la principal dificultad de vencer.

Aunque no es una práctica común, para los trabajadores es un factor determinante. De acuerdo al estudio de Bumeran, el 94% de los especialistas en recursos humanos observa una clara preferencia de los “talentos” sobre las empresas que ofrecen el beneficio de la carga horaria reducida.

En ese marco, el 67% prefiere trabajar menos días a la semana y el 33% se inclina más por jornadas de menos horas.

Leer :   Los 3 factores clave para que las capacitaciones sirvan a los equipos de trabajo y cómo medirlo

Seguir leyendo: