Un “Erasmus rural” tras los pasos del botánico Cavanilles

Hace 290 años el científico Antonio José Cavanilles recibió un encargo del rey Carlos III: recorrer el reino de València estudiando su flora y su geografía. En una de sus expediciones, el botánico decidió llamar ‘la Vall Farta’ a la Ribera Alta, entusiasmado por su riqueza cultural y de recursos naturales.

La Expedició “Sellent y Xúquer: Rius de Vida” nace para seguir, tres siglos después, los pasos de este científico y aventurero valenciano. Se trata de un proyecto que cuenta con el apoyo de la Diputación y la Universitat de València, enfocado a jóvenes de 15 a 17 años. Una especie de Erasmus rural con espíritu de aventura.

Leer :   Una nueva era’ de Joel Crawford en el ciclo ‘Cinema al Carrer’ de Benissa. Eventos. Agenda cultural Dénia, Xàbia...La Marina Alta

Es gratis, ya que se trata de una beca de estudios, y para participar solo hace falta enviar una carta o un vídeo corto explicando la motivación de unirse al viaje, que se celebrará las dos primeras semanas de julio del año 2023 . Después del viaje se hará una entrevista personal para conocer las motivaciones del chico o chica que quiere unirse a la expedición.

Durante 12 días los jóvenes conocerán la cultura, las formas de vida, y el territorio de esta comarca y de los habitantes de sus pueblos. Allí realizarán actividades de aventura como kayak o senderismo pero también actividades culturales en los pueblos.

Leer :   ¿Cómo mejorar su rendimiento en el running? – Publimetro Colombia

Algunos de los parajes que recorrerá la expedición. Levante-EMV


La expedición recorrerá Sellent, Cárcer, Alcántara del Xúquer, Cotes, Sumacarcer, Antella y Gabarda a lo largo de 12 días. Los aventureros lo harán a pie, y allí conocerán el territorio pero también las localidades, donde podrán intercambiar experiencias con sus habitantes.

“Queremos que los jóvenes conozcan los parajes naturales de primera mano, que los vivan en lugar de verlos en la tele y que puedan convivir con gente de toda la Comunitat, de todo tipo de puntos de vista y distintas ideas”, explica José Francisco Requena, uno de los responsables del proyecto.

La expedición contará con 40 plazas, ya que es el primer año que se lleva a cabo, pero el objetivo es repetirla los próximos años en diferentes puntos del territorio valenciano, para que sus jóvenes conozcan la geografía de punta a punta.

Leer :   ‘el corazón no es un lugar para turistear, hay que quitarse los zapatos para cuando te dejen entrar’

Es posible apuntarse a través de su página web. “Queremos continuar organizando expediciones en las siguientes provincias, para que un chico de Morella, que quizá conoce el terreno que le rodea, pueda visitar también los parajes dela Ribera Alta, por ejemplo”, explica Requena.

Orientación, acampadas y kayak

La aventura nace con tres objetivos principales: el primero es concienciar a la juventud para conocer bien el medio rural que les rodea, el segundo es garantizar la transmisión de conocimientos y del patrimonio cultural de la Comunitat Valenciana, y por último promover el uso del valenciano entre los más jóvenes (aunque la lengua no es un requisito que excluya en el proceso de selección).

Leer :   Startups latinas de sports-tech, edtech y fintech entre las elegidas de 500 Global

El hilo de la expedición será la ribera del Río Júcar y el Sellent, que siguió también el científico durante su expedición por esa zona por encargo real. En cada pueblo se dormirá en función de la disponibilidad, y en algunos otros se montarán campamentos para pasar la noche.

A pesar del contenido didáctico del viaje, la expedición pretende ser también una experiencia de ocio. “Los chicos vienen aquí a pasárselo bien y vamos a organizar muchas actividades deportivas para fomentar ese espíritu”, cuenta Requena.

Además de estas localizaciones, también pasarán por el pantano de Tous y por la acequia real del Júcar para poder disfrutar de sus parajes, y allí la diputación intervendrá para realizar diferentes actividades. Entre ellas, se realizarán cursos de orientación en la naturaleza para los adolescentes, acampadas al aire libre, descensos en canoa, y visitas al patrimonio histórico y cultural de estas localidades.

Leer :   Boxear, el arma especial del fichaje del Sporting para mejorar como central

Los organizadores de la expedición se definen como “una asociación juvenil integrada por un grupo de jóvenes inquietos, con miles de experiencias de viajes por toda la Comunitat Valenciana“. El objetivo que quieren transmitir es “la voluntad de transmitir y enseñar a la juventud valenciana el rico patrimonio cultural y social del territorio, además de formar a las nuevas generaciones de la diversidad de valores sociales con el objetivo de conseguir una sociedad más ecológica, cooperativa, comprometida e igualitaria”, explican.