Vuelve el Sierra Nevada Limit Gran Fondo con los triunfos de Gabriel Rodas e Irene Méndez

Cientos de ciclistas disfrutaron del regreso de la carismática prueba andaluza, completando un durísimo recorrido de 155 km

Redacción | 16 de julio de 2022

Un ciclista durante la prueba (CETURSA)

El emblemático Límite de Sierra Nevada ha vuelto al calendario este sábado tras dos años de ausencia obligada. Y lo ha hecho a lo grande, con un tren volcado en la causa y un nuevo equipo organizador que ha recuperado la esencia de lo que siempre ha sido esta carrera. Incluso en la oscuridad de la noche, cientos de corredores se dieron cita en la estación de Pradollano para entrar por la puerta de salida. El reto comenzó a las 7 de la mañana y las temperaturas anunciaban un día perfecto para disfrutar sobre dos ruedas.

Leer :   las maravillosas vidas de los herederos de la lista de ricos de nueva zelanda

Y así sucedió. Sin el calor extremo ni los fuertes vientos, los aspirantes al Gran Fondo se deslizaron como niños en una montaña rusa por las carreteras que atraviesan la provincia: acariciando cada curva, disfrutando de cada bajada y disfrutando hasta de los tramos más empinados. No podía ser de otra manera en un entorno tan impresionante. Y no sin razón, muchos de los mejores ciclistas de Europa vienen a entrenar a Sierra Nevada.

El circuito ofreció 155 kilómetros y 3.200 metros de desnivel positivo con tres puertos en la segunda mitad del recorrido. Por motivos de seguridad, se neutralizó el primer cuarto del circuito, que se encontraba en total retirada. Recién en la localidad de Otura (km 40) comenzó la verdadera competición sobre asfalto. A estas alturas, todos los participantes ya habían disfrutado de los caminos que unen Pradollano con las localidades de Monachil, Cájar, La Zubia, Gójar y Dílar.

PopFM Granada

Tras izarse la bandera verde, no tardó en destacar un grupo de escapados, entre ellos el jovencísimo Gabriel Rodas, corredor madrileño de 21 años, que marcó el ritmo durante toda la jornada. Recién con la salida de El Purche, el corredor del Caja Rural empezó a tomar ventaja sobre sus rivales. Ahí terminó el duelo. Rhodes creció en fuerza hasta convertirse en el favorito indiscutible para ganar la final. Fue el único participante que perdió las cinco horas de meta: 4:55. Un escándalo.

Leer :   Las escapadas románticas de Nicolás Furtado y su novia, la española Ester Expósito

Irene Méndez triunfa en categoría femenina

La carrera transcurrió a una velocidad de vértigo prácticamente hasta el ecuador del hipódromo de la localidad de Jayena. Justo después llegaba El Legionario, la primera pasada del día con un desnivel medio del 4,5%. Prácticamente un calentamiento respecto a lo que estaba por venir. Y como ocurre con las mejores películas, el plato fuerte del Gran Fondo se reservó para el final. Tras la segunda travesía de Monachil, los participantes se enfrentaron al mítico puerto de El Purche, con un desnivel medio del 9,3% y un recorrido de 6 kilómetros, larguísimo. Aunque el sol pegaba fuerte, el calor era soportable.

Leer :   "Bambi", la trágica historia del cervatillo de Disney, cumple 80 años

La ruta circular Sierra Nevada Límite Gran Fondo finalizaba con la subida al otro famoso puerto del lugar: Las Sabinas. Un esfuerzo final de 12 kilómetros para subir un desnivel del 6,2% y levantar las manos tras pasar el arco de Pradollano. Irene Méndez fue la más rápida en hacerlo en categoría femenina con un tiempo de 5:36 y un tremendo enfrentamiento tras caer en los primeros compases.

La mayoría de los participantes llegaron a lo largo de la mañana y primeras horas de la tarde, incluido el carismático ciclista profesional Triki Beltrán. Comida caliente en meta y, para los más valientes, un protocolo de recuperación y descanso para afrontar con garantías el reto del domingo: la subida al Veleta. Y muchos corredores se aventuraron en la modalidad ORO, que incluye el dorsal de las dos pruebas de Sierra Nevada Límite.

Leer :   Cine al aire libre en los parques de Toronto

A las 8:00 horas comienza esta clásica española que llevará a los participantes a los pies del pico Veleta, que con más de 3.000 metros es la ruta ciclista más alta de Europa. Un privilegio que permite disfrutar de las mejores vistas panorámicas a la montaña. La ruta presenta un tramo de 40 kilómetros de subidas continuas y más de 2.600 metros de desnivel positivo.

Leave a Comment